domingo, 20 de julio de 2008

El número de animales abandonados en Alzira se dispara durante el verano

La protectora alcireña Lacua entabla un diálogo con Elena Bastidas para la posible ubicación de un refugio de mascotas para toda la Ribera Alta

Con la llegada del verano, las calles de las ciudades y sobre todo las de las urbanizaciones se llenan de perros abandonados. Marga Ull, presidenta de la Asociación Protectora de Animales Lacua de Alzira, comentó que durante todo el año "se producen casos de abandono pero a principios y a finales de verano se disparan".

Esto se debe a que durante el invierno, concretamente en la época navideña los padres compran cachorros a sus hijos como regalo de reyes, sin darse cuenta de que un animal no es un juguete y cuando llega el verano y se quieren ir de vacaciones, muchos de ellos lo dejan en la calle.

"Hay que saber decir que no y ser responsables, si no se puede tener un perro, no hay que cogerlo para luego abandonarlo", comentó Carmen Ferrer, presidenta de la Protectora Ribercan de Carcaixent.

Además, los que tengan mascotas en casa deben saber que el abandono no es la opción para poder irse de vacaciones sin preocuparse del animal, ya que existen otras alternativas como residencias caninas, hoteles y apartamentos donde permiten la entrada de animales, para que el amigo del hombre pueda acompañar a sus dueños durante estas fechas.

"Hacen falta albergues para animales aunque sólo sean de carácter temporal, para julio y agosto, para evitar el abandono", destacó Carmen Ferrer. Marga Ull cree que la solución para erradicar el problema sería que todos los "Ayuntamientos de la comarca obligaran a que los perros llevaran chip y poner multas a los propietarios de las mascotas que no lo tengan, ya que la gente sólo reacciona con el dinero. Pensamos que poco a poco conseguiremos estas cosas".

Desde Lacua organizan actuaciones referidas a este tema, como por ejemplo la gala benéfica que hicieron en mayo para recaudar fondos. La próxima actividad tendrá lugar durante la fiestas de San Bernat en Alzira, que comenzó ayer y estará hasta el miércoles 23, donde el colectivo tendrá un puesto en el que ofrecerá información sobre la entidad y los abandonos. Además, si el tiempo lo permite, llevarán animales que están esperando encontrar un nuevo dueño.

El trabajo de la protectora

Lacua trabaja con casas de acogida ya que no tiene un refugio para los animales, y con voluntarios, que acogen a los perros abandonados en sus viviendas. Por este motivo sólo pueden coger perros en peligro de atropello, heridos y camadas.

"Tenemos seis casas de acogida, además de las de la junta de la asociación. La financiación de estas viviendas corre a cargo de la entidad", explicó Marga Ull, presidenta de la Asociación de Alzira.

Diálogo con las instituciones

La organización está dialogando con la alcaldesa de Alzira, Elena Bastidas, con la de Carcaixent, Lola Botella y con la Mancomunitat para ver si es posible una protectora de la Ribera Alta.

"El refugio tardará en llegar, cuando pase el verano hablaré con todos los alcaldes de la Ribera, ya que el problema de una protectora municipal es que se desbordaría, por eso queremos crear una a nivel comarcal", declaró Marga Ull.

Por otra parte, desde esta asociación alcireña han pedido apoyo al Ayuntamiento para llevar a cabo la campaña para la castración de animales callejeros. "Si los perros y los gatos de la calle estuvieran castrados evitaríamos la superpoblación de animales abandonados", aseguró Ull.

Respecto a las adopciones, quien quiera tener una de estas mascotas tendrá que pagar 65 euros ya que los perros se entregan vacunados, con el chip y con el pasaporte europeo. "Cuando alguien viene a llevarse un can le realizamos una entrevista y un seguimiento, para ver si es la persona adecuada para tenerlo porque lo que no queremos es que lo abandonen", apostilló Marga Ull. La concienciación es fundamental.

Fecha: 19.07.08
http://www.lasprovincias.es/valencia/20080719/ribera/numero-animales-abandonados-alzira-20080719.html

No hay comentarios: