martes, 22 de julio de 2008

La isla de La Palma sigue sin albergue pese a las 18.000 firmas presentadas

Se llama María Hernández, vive en Breña Baja, es socia del grupo de trabajo de La Palma de Anda Canarias, y pide "auxilio" para los animales abandonados que hay en la Isla, ante lo que califica de poco interés de los políticos palmeros por resolver este problema. María, que ahora mismo está parada, al igual que su marido, tiene recogidos en su casa numerosos animales que estaban en la calle y recuerda que el pasado día 11 de julio se presentaron 2.746 firmas más en el Cabildo (y ya son 18.000) solicitando la creación de un refugio para animales, sin que hasta la fecha exista voluntad para buscar una salida a este drama.

En este sentido, recuerda que en mayo pasado el presidente del Cabildo, José Luis Perestelo, decía en unas manifestaciones realizadas a este periódico que "para construir un albergue hace falta consenso político, tanto para decidir dónde se ubica como a la hora de su gestión, pero es evidente que de forma transitoria, hasta disponer del consenso necesario para ejecutar el refugio, tenemos que apoyarnos en aquellos colectivos que están trabajando de forma desinteresada en la atención de animales abandonados; es decir, que su labor no les suponga un gasto, ya que es un trabajo encomiable y beneficioso para todos. No es justo que entreguen su tiempo libre y que, encima, vean perjudicadas sus rentas familiares. Tendrán nuestro apoyo".

Asimismo, recuerda María que el presidente del Cabildo expresó que la atención de los animales abandonados "es importante, sobre todo por lo que supone en sí mismo dar la atención y el cariño a los que lo necesitan, pero tampoco podemos olvidar que para La Palma no sería bueno que en el exterior se hable de la Isla como un territorio que no atiende a sus animales, que los abandona, una imagen que nos perjudicaría".

Pues bien, según María, parece que estas palabras "se las ha llevado el viento porque los animales sin hogar siguen aumentando y las instituciones no hacen nada para evitarlo ni ayudan a las personas que los están recogiendo", por lo que se pregunta: "¿A quién tendremos que recurrir para que se oiga la voz de los sin voz", lamentando que "para construcciones, carreteras, puertos deportivos, aeropuerto gigante, campos de golf y demás intereses sí haya dinero y presupuesto, pero que para unos pobres bichos, no".

Mientras tanto, añade, una gran cantidad de animales mueren "atropellados, sacrificados y maltratados por la inexistencia de refugios y de conciencia humana y política". Por no haber, se queja, "no hay ni siquiera voluntad para una simple campaña de esterilización y castración con la que evitaríamos gran parte de mal". "En cinco meses he visto tantas cosas malas que se le hacen a los animales que yo nunca me imaginé que en La Palma pasaran estas cosas", afirma desconsolada esta mujer, que pide un trato digno para los animales y un compromiso firme para acabar con este mal.

Lucil, Marcel, Pintita, Naún, Luz, Elis, Jessi, Chuky, Rocky o Veny son los nombres de algunos de los perros y gatos que han sido rescatados de la calle y posiblemente de una muerte segura, por hambre o atropello, pero no todos corren la misma suerte, pues malviven o mueren. Para los que están sin un techo, y para los acogidos en casas particulares y protectoras, María reclama ayuda urgente.

Fecha: 22.07.08
http://www.eldia.es/2008-07-22/palma/palma5.htm

No hay comentarios: