viernes, 18 de julio de 2008

Liberan a los 47 pingüinos rescatados del vertido de petróleo en Uruguay

MONTEVIDEO.- Cuarenta y siete pingüinos que pudieron ser salvados al llegar a las costas cubiertos de petróleo, fueron aseados, alimentados y liberados para que prosiguieran su migración hacia el sur del Brasil, informó el jueves la veterinaria Lourdes Casas.

El 4 de junio, el carguero "Syros" embistió al de bandera de Malta "Sea Bird" en una zona de fondeo en aguas del Río de la Plata, a unos 20 kilómetros del puerto de Montevideo, provocando un derrame de petróleo y una gran mancha negra cubrió en su primer momento unos 20 kilómetros de largo.

Los pingüinos de la especie "Magallanes" provenían de Punta Tombo en la provincia argentina del Chubut y migran todos los años hacia el sur del Brasil.

Se calcula que unos 30 pingüinos murieron y otros 90 aún son protegidos por la Sociedad para la Conservación de la Biodiversidad, una ONG ubicada en el balneario de Punta del Este. También están afectados lobos marinos y aves marinas como petreles y macas.

"La tragedia para los pingüinos comenzó cuando en su emigración se encontraron con la mancha de combustible, pero también por el continuado alije de barcos que hacen en aguas oceánicas y que no ha podido ser impedido", dijo Casas telefónicamente a la AP.

Richard Tessore, de la ONG "SOS Rescate Fauna Marina", ubicada en el balneario de Piriapólis, a 100 kilómetros al este, dijo a la AP que posiblemente a fines de mes liberen una cantidad de pingüinos en la misma situación.

Tessore agregó que "atendimos unos 150 pingüinos, gaviotas, tres tortugas, tres lobos marinos y petreles". Pero también un número no especificado ha muerto desde junio cuando los pingüinos llegaron cubierto de petróleo.

Casas manifestó que en Rescate Fauna Marina "se les hizo hemogramas a los pingüinos y cuando comenzaron a nadar en piscinas, se inició su alimentación. Comen un kilo de pejerreyes por día. Una vez que su cuerpo está 100% seco, recién se los libera".

"Se les dejó libre en la costa de las playas de Punta del Este, porque si el pingüino no se siente con fuerzas retorna a la orilla. Por eso no los dejamos en alta mar", explicó.

"Siguen llegando cubierto de petróleo, nuevamente. Pero eso es por el combustible que procede del alijo de barcos en alta mar, ya que no se aplican medidas para terminar con eso y siempre afecta a la fauna marina", indicó.

Fecha: 17.07.08
http://www.elpasotimes.com/spanish/ci_9911099

No hay comentarios: