domingo, 20 de julio de 2008

México: hoy se inaugura el Monumento al Perro Callejero, el más maltratado



La organización Milagros Caninos señaló que en el Distrito Federal hay al menos tres millones de canes sin hogar que han sido echados de las casas o que han nacido en alguna banqueta.

En México el maltrato a los perros es una de las prácticas más crueles e incluso hay quienes buscan canes en situación de calle para torturarlos, quemarlos, incitarlos a pelear, mutilarlos o simplemente hacerlos sufrir.

La organización Milagros Caninos (www.milagroscaninos.org )señaló que en el Distrito Federal hay al menos tres millones de canes sin hogar que han sido echados de las casas o que han nacido en alguna banqueta, pero advierte que hay un millón más que se desenvuelve afuera de su casa.

El investigador Pedro Cano Celada, de la UNAM, aseguró que por cada seis mexicanos hay un perro y por lo tanto en el país existen 15 millones de estos animales; tan solo en la ciudad de México la población canina es superior a 20 por ciento del total en la nación. El especialista indicó que por tal motivo se deben tomar medidas para evitar que la sobrepoblación crezca y aumente el número de perros callejeros.

Cano Celada aseveró que en pleno siglo XXI la falta de una cultura de convivencia con las mascotas, y en general con los animales, ha llevado al país a una situación en que los perros se convierten en un grave problema de salud pública.

A su vez, el presidente de la Federación Canófila Mexicana, José Luis Payró Dueñas, consideró que la Ley de Tenencia de Perros del Distrito Federal fue un fracaso, pues con ella sólo se tomaron acciones punitivas contra estos animales, calificándolos por razas como peligrosos sin un conocimiento previo.

Payró Dueñas abundó que es lamentable que en el país no exista una ley que regule la responsabilidad de los tenedores de perros, su cuidado, que sancione su maltrato o que proteja su integridad, pues lo único que se pretende es incorporar medidas restrictivas.

El también criador enfatizó que ese proyecto desde un principio estaba condenado al fracaso, pues se categorizaba la peligrosidad de los perros por la raza o el tamaño, cuando ésta depende de la educación del animal. Además consideró que los policías que tendrían en sus manos la aplicación no pueden conocer todas las razas de perros. Ambos coincidieron en que la sobrepoblación de perros, ya sea callejera o en casa, no es más que la consecuencia de la irresponsabilidad de los amos, quienes dejan a la suerte a sus mascotas.

La fundadora de la Asociación Milagros Caninos y promotora del Monumento al Perro Callejero que será develado el 20 de julio, Patricia España, afirmó que "el perro es el mejor amigo del hombre, pero el hombre es el peor enemigo del perro".

La activista precisó que esa organización es un albergue de perros en situación extrema, los cuales han sufrido las peores crueldades por parte de sus dueños, quienes no asumieron la responsabilidad de convivir con un ser al que abandonaron cuando se cansaron de él. En esas condiciones aseguró que un médico veterinario es quien se encarga de valorar si los perros que se canalizan han vivido situaciones extremas.

La esposa del ex futbolista Miguel España indicó que esto quiere decir que nadie los aceptaría en adopción ya que no tienen patas, fueron mutilados, sufren de enfermedades o secuelas del maltrato y la tortura, pero que requieren de un lugar en donde vivir.

En entrevista, explicó que son más los perros que llegan víctimas de tortura que los que son atropellados en la calle o en las carreteras, y sostuvo que "la práctica de la tortura hacia los perros se da con mayor frecuencia y mayor crueldad en los estratos sociales de mayor capacidad económica".

Sin embargo, esto no es privativo de los sectores ricos de la sociedad mexicana, pues en Milagros Caninos se tiene documentada el caso de una perra llamada "Lechuga", que era la mascota de un grupo de jóvenes de la calle.

"Hace algunos meses fue el veterinario de la asociación, Jesús Lugo, quien recibió a la mascota; tenía nueve huesos fracturados, contusiones en todo su cuerpo, laceraciones, además presentaba el síndrome de abstinencia de drogas y había sido violada", rememoró.

Patricia España aseguró que este no es un hecho aislado, ya que es muy común saber que los jóvenes y las personas en general violan a sus mascotas. Tal es el caso de una anciana que llegó a ese santuario de perros de la calle con dos perros raza salchicha e imploraba que se quedaran con ellos, en ese santuario, aunque no tenían huellas de tortura ni de mutilaciones, pero era necesario su asilo.

Después de platicar con ella, dijo, confesó que no quería más a las perras, pues las dos eran constantemente violadas por su nieto, lo que a su vez era consecuencia del abuso sexual que el muchacho recibía de su padre. Pedro Cano señaló que las leyes mexicanas deben prever estos crímenes, que son consecuencia de la sobrepoblación y la falta de una cultura sobre las mascotas.

El especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) comentó que en la sociedad no se valora la vida de estos seres vivos y por ello son víctimas de torturas, juegos crueles, peleas a muerte, entre otras.

En ese sentido, señaló la necesidad de que las leyes mexicanas obliguen a los dueños a esterilizar a sus perros, a excepción de los casos en los que los animales sean utilizados en criaderos profesionales.

La cultura mexicana incorpora desde épocas prehispánicas al perro como un acompañante, otorgándole una connotación mitológica o religiosa, como es el caso de la cultura Azteca que rendía culto al dios Xolotl, un ser mitad perro y mitad humano.

El vocero de la Federación Canófila Mexicana, Oswaldo Alfaro, dijo que la historia del Xoloescuintle, también conocido como perro Azteca, tiene un lugar muy especial en la vida de esa civilización prehispánica.

En entrevista, describió al Xoloescuintle como un can pelón de aspecto poco agradable que durante la Conquista fue alejado de los aztecas, con el fin de romper con una sociedad ancestral, pues ésta se basaba en la cacería y ambos compartían la presa.

Dijo que de acuerdo con las tradiciones prehispánicas para el ser humano el perro tenía un valor muy grande, ya que el Xoloescuintle además de tener una relación de amistad y sociedad con el hombre, en ocasiones muy especiales también se le cocinaba y se servía como un manjar.

Esto debido a que la leyenda señala que "el perro ayudaba a las almas de sus amos a cruzar por el inframundo en su camino a la eternidad y por ello, cuando moría la persona, se sacrificaba al can y los sepultaban juntos para que avanzaran en su camino".

Fecha: 19.07.08
http://www.eluniversal.com.mx/notas/523739.html

Entradas relacionadas:
http://elarcadepitusa.blogspot.com/2008/07/mxico-tendr-un-monumento-al-perro.html
http://elarcadepitusa.blogspot.com/2008/06/milagros-caninos-un-santuario-para.html

No hay comentarios: