martes, 29 de julio de 2008

Piden el cierre del zoo de Corrientes

Corrientes, Argentina.- El Movimiento Argentino de Protección del Animal delegación Corrientes (Mapac) pede el cierre del zoológico situado sobre la avenida costanera de esta capital y el traslado de los animales a centros de recuperación, reproducción y liberación. Esperan que en los próximos meses lleguen a esta capital referentes de Parques Nacionales para fiscalizar el lugar y definir su futuro. Desde la Dirección de Flora y Fauna aseguraron desconocer el planteo y manifestaron intenciones de escuchar los fundamentos de este grupo de personas.

“Los zoológicos están prohibidos”, aseguró a este medio la referente del Mapac Isabel Cocomarola y explicó que los únicos sitios legalmente permitidos son los Centros de Recuperación, Reproducción y Liberación. Para la institución que desde hace tiempo impulsa acciones en defensa de los animales, el zoológico de Corrientes carece de condiciones mínimas para albergar animales.

Entre las cuestiones que preocupan a quienes conforman el organismo creado para defender los derechos de los animales, se encuentra el hecho de que el zoológico está situado en plena costanera capitalina. Justificaron su preocupación al explicar que las especies alojadas allí son victimas de la contaminación sonora producida diariamente por motores de autos, bocinas y música a elevados decibeles. Además estos animales sufren la contaminación que genera el humo de los autos entre otras cosas.

No obstante, estas cuestiones pretenden ser subsanadas por el Estado con el traslado del predio a una zona alejada del centro capitalino. El posible sitio está ubicado en cercanías a la ruta y también a un aeródromo, y por lo tanto tampoco es considerado una buena opción por Mapac, que ve como única salida el cierre de este lugar que alberga hoy a un importante número de especies.

“Los animales necesitan un espacio amplio para poder vivir y no lo tienen en el sitio donde están ahora y tampoco en el lugar al que pretenden llevarlos”, dijo Cocomarola. Según la defensora de animales, el predio de la ruta posee un total de 4 hectáreas, “un puma necesita esa extensión de terreno para poder vivir”, remarcó en tanto denunció que varios animales murieron en los últimos años y estimo que esto se debe al estado en que se encuentran.

Por su parte el director de Flora y Fauna de la Provincia Sergio Sajarevich aseguró que a su oficina jamás llegó un pedido de cierre del zoológico. “Estamos dispuestos a escuchar la postura de estas personas”, dijo el funcionario.

No obstante se supo que meses atrás, Mapac expuso la situación del zoológico correntino ante la oficina de Parques Nacionales. “Invitamos a la gente de Parques Nacionales a que venga a Corrientes para fiscalizar las condiciones en que se encuentran los animales”, dijo la referente del movimiento aunque remarcó que aún no tuvo respuestas.

La asociación protectora de animales pretende que el Estado cierre el zoológico de Corrientes y derive a los animales a parques nacionales o a centros de recuperación, reproducción y liberación. “Podrían enviarlos a Sáenz Peña”, dijo Isabel Cocomarola en tanto apuntó que los animales que están encerrados en zoológicos no pueden ser devueltos a la naturaleza porque no saben vivir fuera del cautiverio. “Primero es necesario someterlos a un período de adaptación y luego colocarlos en su hábitat natural” aseguró. No obstante marcó que se trata de una tarea complicada que debe ser llevada adelante por personas calificadas.

Fecha: 29.07.08
http://www.el-litoral.com.ar/leer_noticia.asp?IdNoticia=91515

No hay comentarios: