domingo, 20 de julio de 2008

Ribercan cierra sus puertas

La protectora de animales Ribercan de Carcaixent cierra sus puertas, después de diez años ayudando a los perros abandonados de la comarca.

"Queremos cerrar porque ha habido incursiones de gente inadecuada, nos han robado perros y destrozado vallas. La última vez que entraron estas personas, si se les puede llamar así, maltrataron y mataron a una de nuestras perras", explicó Carmen Ferrer, presidenta de Ribercan.

Los motivos que han llevado a la clausura de esta entidad son la falta de seguridad y de recursos de este emplazamiento. "Vemos que en este terreno los animales y nosotros estamos indefensos. Además para la legalización del colectivo nos piden unas instalaciones que no tenemos, por lo que no podemos optar a las subvenciones", comentó Ferrer a LAS PROVINCIAS.

La fecha del cierre aún no está fijada ya que tienen que buscar un hogar para los perros que se encuentran en el refugio. Por otra parte, la gente deja animales atados en la puerta, lo cual dificulta más las tareas de clausura.

"El proceso va muy lento, por lo que no sabemos cuándo vamos a cerrar, ya que en un principio pensamos que por estos días ya lo tendríamos pero no es así", afirmó la presidenta de la protectora.

Pero éste no es el fin de Ribercan ya que la asociación se instalará en una nueva área, que reúna las condiciones necesarias para alojar, tanto a perros como a gatos. "Estamos recibiendo ayudas de la gente, de empresas y de un particular para la compra del terreno", aseguró Carmen Ferrer a LAS PROVINCIAS.

Desde el colectivo, destacaron la colaboración del Ayuntamiento. Recordar que fue el consistorio municipal quien les dejó el antiguo solar a Ribercan, "gracias a esto hemos podido ayudar a muchos perros", señaló Ferrer. Por otra parte, el Consistorio ya ha ofrecido una ayuda económica para el traslado.

En cualquier caso, Carmen Ferrer señaló que la solución para el problema del maltrato animal está en la educación."En los colegios tendrían que enseñar que un animal es un ser vivo y no un juguete", recalcó Ferrer.

Control de la natalidad

Otro remedio para erradicar el abandono de animales es el control de la natalidad. Los dueños de las mascotas tienen que tomar las medidas adecuadas para evitar que haya cachorros abandonados porque nadie los quiera.

"Si la natalidad en los perros estuviera controlada, las protectoras no tendrían por qué existir, ya que la mayoría de abandonos son camadas y no hay derecho que se abandonen cachorros", destacó Carmen Ferrer.

Desde este colectivo, piden que la gente "de la cara" cuando abandonen a los perros en la puerta de sus instalaciones, ya que de esta forma pueden ofrecer alguna ayuda económica para la manutención de los animales.

Fecha: 19.07.08
http://www.lasprovincias.es/valencia/20080719/ribera/protectora-ribercan-carcaixent-cierra-20080719.html

No hay comentarios: