lunes, 22 de septiembre de 2008

Asturias: los ecologistas afirman que el Plan del lobo es ambiguo, arbitrario y perjudicará a la especie


Ulex destaca que el documento dará «carta blanca» al Principado para matar ejemplares como, donde y cuando quiera

Cangas de Onís, Ramón Díaz.- El nuevo Plan de Gestión del Lobo propuesto por el Gobierno del Principado es «ambiguo», «arbitrario» y perjudicará a esta especie. Es la conclusión de la Asociación para la Defensa Jurídica del Medio Ambiente, Ulex, que ha presentado cuarenta alegaciones y enmiendas a la propuesta del Ejecutivo regional. Según Ulex, el nuevo documento tiene como único objetivo dar «carta blanca» al Gobierno del Principado para «matar lobos como, donde y cuando le plazca». Este colectivo, con sede en Cangas de Onís, ha anunciado que si el plan del lobo es aprobado en sus actuales términos interpondrá un recurso contencioso administrativo, dado que contravendría normas y directivas españolas y europeas.

Ulex asegura en sus alegaciones que ninguno de los cambios introducidos respecto del anterior plan del lobo está encaminado a proteger a esta especie «de los excesos del sector ganadero y del interés de la actividad cinegética». El colectivo, que preside el ex guarda del parque nacional Alfredo Menéndez, cuestiona que el Principado pretenda conservar al lobo y compaginar su presencia con la actividad ganadera. Sobre todo porque propone, «totalmente en pugna con este objetivo», regular que se va a eliminar al lobo ibérico «de forma más letal que a las especies cinegéticas».

Ulex cree que no puede dejarse «al arbitrio de lo que en su día diga la Consejería en qué lugares se eliminará totalmente al lobo, cuándo, de qué manera y por quiénes». Porque así el objetivo real es «que valga todo para matar al lobo». Y la Consejería, «arbitrariamente, hará lo que le plazca».

Los conservacionistas defienden que todas las modificaciones propuestas respecto del anterior plan del lobo se encaminan a «perjudicar a la especie». También cuestionan el documento porque posibilitaría la celebración de batidas, incluso en contra de la legislación estatal, que establece que este tipo de actuaciones deben realizarse únicamente como último recurso y siempre que acciones de otro tipo no hayan surtido efecto.

El colectivo cangués defiende que el Plan del lobo debería obedecer al interés general de conservación de esta especie y de su población, para que esta se restaure allí donde se había perdido, dado que «este es un interés general superior y responde al objetivo ecológico previsto en la directiva de Hábitat» de la Unión Europea.

Ulex concluye que el Gobierno de Vicente Álvarez Areces ha redactado el documento «con la clara intención de poder abatir a un número mayor de ejemplares y de un modo que tiene repercusiones negativas importantes en la especie y en el medio en el que vive». El colectivo ecologista afirma que el Ejecutivo regional, con el nuevo texto, suprimiría «todos los límites» y podría seguir utilizando el lobo como «arma política». Según Ulex, el nuevo plan del lobo contempla la posibilidad de eliminar ejemplares si existe «alarma social», lo que permitiría a las autoridades regionales poner «muchos lobos muertos sobre la mesa», para así reaccionar a las protestas de los ganaderos. Según Ulex, para controlar la población del lobo sólo deben valer los criterios poblacionales, porque «admitir como criterio la alarma social es dejar la gestión del lobo en manos de los ganaderos». Ulex alertó sobre la posibilidad de que se creen «alarmas sociales falsas o artificiales», con el único objetivo de eliminar al lobo.

Fuente: http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008092000_40_677188__Oriente-ecologistas-afirman-Plan-lobo-ambiguo-arbitrario-perjudicara-especie
Fecha: 20.09.08

No hay comentarios: