sábado, 13 de septiembre de 2008

Cómo ayudar a los animales que sufren

Artículo de RPP Noticias
http://www.rpp.com.pe/detalle_136705.html

Todos podemos ayudar a los animales que sufren maltrato, indiferencia, hambre, abandono, abusos. Ya sea que cuente con mucho o poco tiempo, o esté solo o sea parte de un grupo, hay muchísimas formas en las que puede promover los derechos de los animales.

Sea vegetariano: Informe a la gente sobre las condiciones de los animales destinados al consumo humano. 204 mil millones de animales terrestres y marinos son asesinados cada año para el consumo de las personas. Vacas pollos, cerdos, pavos y otros animales tienen una vida miserable desde que nacen en las granjas. Viven en jaulas pequeñas, oscuras, donde no pueden ni siquiera voltearse y se resbalan sobre su propio excremento. Esto ocurre hasta en las empresas más famosas. Los animales no ven la luz del sol hasta que son llevados al matadero donde son finalmente asesinados y muchas veces están aún vivos cuando son desangrados y despellejados. Pongámonos en su lugar.

No compre productos que hayan sido probados en animales y reenvíe a sus contactos la lista de empresas que NO testean en animales. Uno de los test a los que son sometidos los conejos, por ejemplo, para probar un nuevo shampoo consiste en vaciarles la sustancia a probar en los ojos luego de que son inmovilizados. Los conejos sufren terrible dolores hasta que quedan ciegos y patalean para liberarse llegando incluso a romperse las patas. Encuentra la lista de productos no probados en animales en www.animanaturalis.org

Para vestirnos no es necesario usar pieles de animales. Así, puede utilizar textiles y materiales sintéticos para su ropa sintiéndose tranquilo de que no provocó sufrimiento a un ser vivo. Los animales son desollados vivos para obtener sus pieles y cuando son atrapados en trampas luchan por liberarse de tal modo y con tal desesperación que incluso se automutilan para quedar libres. Ingrese a www.petaenespanol.com y vea los videos de esta terrible industria de pieles de seres indefensos.

Nunca compre animales domésticos ni silvestres. Todo vendedor de un animal sólo persigue un fin comercial, no le importa en lo más mínimo el bienestar del animal. En los criaderos los animales son mantenidos en pésimas condiciones, sin comida, sin agua, sin techo hasta que son viejos y ya no pueden reproducirse, luego son echados a la calle o encerrados en un cuarto para que mueran de hambre. Los silvestres, son traídos en pésima condiciones, los que sobreviven quedan traumados por lo vivido.

Promocione las adopciones de los albergues: o el rescate de los animales de la calle. Hay miles de perros y gatos esperando desesperadamente por un hogar, no discriminemos a los que no son de raza puesto que todos somos mestizos. Ellos merecen una familia y si no la encuentran son sacrificados porque los albergues no se dan abasto.

Esterilice a sus mascotas: Aconseje a otros que hagan lo mismo. Usted no sabe cuál será el futuro de las camadas de esos bebés que usted puede entregar en adopción y tampoco puede controlar a los bebés de esos bebés. Tenga por seguro que varios caerán en manos de personas irresponsables. Además ya hay demasiados animales en el mundo sin hogar que necesitan un hogar, traer más al mundo ante esta realidad es un crimen.

No asista a espectáculos que utilicen animales. Reparta volantes (pueden descargarse de páginas web de grupos protectores) y trate de concientizar a las personas sobre los espectáculos crueles como corridas de toros, peleas de perros, de gallos, circos y zoológicos. Todos son maltratados para que aprendan trucos o adquieran ciertas habilidades, hasta en los espectáculos más caros y famosos. No se deje engañar. En los zoológicos los animales permanecen toda su vida encerrados sean bonitos o demanden una gran inversión recuerde que una cárcel seguirá siéndolo así sea la mejor del mundo. A nadie le gusta estar privado de su libertad.

RECUERDE QUE SOLO UNIENDONOS CAMBIAREMOS LA TRISTE REALIDAD DE LOS ANIMALES EN EL MUNDO

http://www.unidosporlosanimales.org/

No hay comentarios: