lunes, 22 de septiembre de 2008

Turismo sonoro en Somiedo


Si entras en este enlace, podrás oir cómo suena la berrea: http://www.parquederedes.com/dblog/articolo.asp?articolo=18

Pepe Rodríguez, Pola de Somiedo, Asturias.- Desde mediados de septiembre, cuando parece que el verano va dejando paso al otoño y las noches son más largas y frías, las montañas de Somiedo se van llenando con los ecos de los bramidos del ciervo, que nos indica que ha llegado la época de celo.

Se trata de uno de los mayores espectáculos sonoros y visuales de la fauna española. Este fenómeno natural cuenta cada año con más entusiastas que no dudan en desplazarse a Asturias desde Galicia, Castilla y León y hasta de Madrid para ver, o por lo menos oír, la berrea, aunque sea a varios kilómetros de distancia, lo que se está convirtiendo en un nuevo recurso turístico asturiano que crece año a año y que contribuye a desestacionalizar el sector.

Los berridos de los venados pronto son sustituidos por el ruido, más violento y seco, del entrechocar de las astas, duras como el acero al tiempo que vistosas y caprichosamente asimétricas. Pero las peleas son incruentas, aunque en Asturias no son muy frecuentes ya que el ciervo se limita a mostrar su fuerza al contrincante, con el que rivaliza por la hembra, aunque, en ocasiones, acaban exhaustos. Durante esta temporada, que dura más de 15 días, los machos apenas comen y van perdiendo fuerza y kilos según pasan los días.

Tras varios días de luchas agotadoras, los machos ganadores cubren a las hembras de sus harenes. Después de ocho meses de gestación, darán a luz, en el mes de mayo, a una sola cría.

Natur, una empresa de turismo activo en la naturaleza del suroccidente asturiano, asegura que la berrea cumple dos objetivos: por una parte ayuda a prolongar la temporada turística y, por otro, es un atractivo muy creciente y en estado salvaje, que acerca la naturaleza a la gente, sirviendo como motor para el desarrollo de una jornada en que los guías explican las principales características del medio natural del parque natural de Somiedo.

Del 15 de septiembre al 10 de octubre se organizarán diariamente visitas para observar la berrea del ciervo en el parque natural de Somiedo, además de realizar un paseo con guías especializados para conocer con profundidad la flora y fauna de Somiedo, en unas rutas que comenzarán sobre las 7 de la mañana y finalizan a la hora de comer. El parque natural de Somiedo ha conservado hasta nuestros días una de las más completas y equilibradas representaciones de la comunidad faunística de la Iberia atlántica. Diez especies de anfibios, igual número de reptiles, un centenar de aves y unos cuarenta mamíferos, así como al menos cuatro especies de peces, constituyen la fauna vertebrada somedana. La mayoría de los visitantes no logrará ver ninguna de las especies de grandes vertebrados no cinegéticas. Ciertamente nutrias, águilas reales, urogallos, osos, lobos... habitan en Somiedo, pero no hay que olvidar que se trata de animales cuya supervivencia depende en buena medida de su habilidad para ocultarse.

El relieve es abrupto, con laderas muy pendientes e inestables y tiene sus puntos más altos en el Cornón, Peña Orniz, Picos Albos o Sierra Pelada que rondan los 2.200 metros. Mientras que la cota más baja está en la localidad de Aguasmestas.

Muchas son las sorpresas que depara el paisaje de Somiedo, tal y como les pasó a dos turistas madrileños que este verano se toparon con una cría de oso mientras paseaban por la zona de la localidad de Villarín. Somiedo ha dejado su futuro en manos de los animales, de los teitos y del turismo rural, una mezcla que cada año tiene mayores adeptos y que se consolida con el espectáculo de la berrea que ha conseguido que Somiedo suene más que nuca fuera de sus fronteras.

http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008092100_41_677542__Occidente-Turismo-sonoro-Somiedo
Fecha: 22.09.08

No hay comentarios: