miércoles, 29 de octubre de 2008

8 caballos se están muriendo de hambre y sed en el sur de la isla de La Gomera

Uno de los caballos que se están muriendo de hambre en la isla de La Gomera

Santa Cruz.- Fue un grupo de senderistas el que advirtió, con sorpresa, a los pobres animales dejados a su propia suerte en medio de una zona deshabitada. Sucedió en La Gomera y se trata de ocho caballos que estaban abandonados, famélicos y a merced de los insectos que camparon a sus anchas sobre la piel. Un grupo de defensa de los animales denuncia que la situación es frecuente y que el Cabildo Insular no toma cartas en el asunto.

Según denunció ayer la asociación protectora de animales Pro Animal Gomera, estos ocho caballos «se mueren de hambre, sed y abandono» en Seima, una zona del municipio de San Sebastián situada al sur de la isla y a la que suelen frecuentar los senderistas.

Fuentes de Pro Animal explicaron a la agencia Efe que un grupo de turistas que paseaban por Seima se puso en contacto con miembros de la protectora y «con lágrimas en los ojos y sensación de impotencia facilitaron fotos en las que se puede apreciar el pésimo estado de estos animales». Las fuentes destacaron que las imágenes revelan que los caballos tienen claros síntomas de desnutrición y están plagados de moscas y de parásitos, a pesar de que todo apunta a que tienen dueño, dado que están tatuados.

Aseguraron que han presentado una denuncia ante el Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza, de la Guardia Civil) y recordaron que la asociación recibe multitud de denuncias de caballos, burros y ganado suelto en La Gomera, relativas a ovejas con las patas rotas, cabras agonizantes, o burros y caballos heridos y famélicos.

«Si a las autoridades no les importa el bienestar de esos animales, quizás debería importarles la imagen negativa que se llevan los senderistas, quienes afirman que no volverán a pisar la isla para evitar revivir tan nefasta experiencia», indicaron las fuentes de la asociación protectora de animales.

Pro Animal pide que se controle el ganado suelto, no sólo por la salud de los animales sino también por el impacto ambiental que produce. «No se trata de que no existan leyes, sino de que se cumplan», dice la protectora de animales, y critica que «quien tiene un mutismo total en estos asuntos es el Cabildo de La Gomera, que no se quiere implicar en estos problemas».

Fuente: http://www.abc.es/20081029/canarias-canarias/ocho-caballos-estan-muriendo-20081029.html
Fecha: 29.10.08

No hay comentarios: