miércoles, 8 de octubre de 2008

Alertan de que el cambio climático provoca la extensión de doce enfermedades

Expertos de la Sociedad de Conservación de la Vida Salvaje -Wildlife Conservation Society- han alertado hoy en Barcelona de la existencia de doce enfermedades con potencial mortífero tanto para el hombre como para los animales salvajes que podrían extenderse hacia nuevas áreas debido al cambio climático.

Bautizados como 'la docena mortífera', estos elementos patógenos son la gripe aviar, el cólera, el ébola, la 'babesia', los parásitos intestinales, la enfermedad de 'lyme', la peste Yersinia, la marea roja, la fiebre del valle del Rift, la enfermedad del sueño, la tuberculosis y la fiebre amarilla.

El vicepresidente de la Wildlife Conservation Society, William Karesh, ha advertido que los cambios de temperaturas y en los niveles de precipitaciones en amplias regiones del planeta están facilitando la movilidad de estas enfermedades, lo que ha asegurado que tendrá consecuencias no sólo sobre la salud humana y la animal, sino también sobre la economía.

En el marco del Congreso Mundial de la Naturaleza, que se celebra en Barcelona, Karesh ha subrayado que la mejor manera de 'defendernos' de esta amenaza es justamente organizar 'una ofensiva' científica, monitorizando a la fauna salvaje para poder detectar cómo estas enfermedades se están moviendo de manera que los profesionales de la salud puedan aprender y prepararse para mitigar el impacto.

Los expertos han destacado el fuerte vínculo que existe entre la salud de los animales salvajes y los ecosistemas en los que viven, lo que explica que fenómenos como el deshielo de los polos y el incremento del nivel del mar puedan afectarles al dejarlos expuestos a nuevos patógenos.

Pese a que se conocen los principales patógenos que están emigrando de zonas debido al cambio climático, todavía es poca la información científica con la que se cuenta sobre cómo estas enfermedades se extienden, tal y cómo se ha alertado en Barcelona.

Por otra parte, Karesh ha abogado por llevar a cabo campañas más extensivas de vacunación de los animales domésticos para prevenir que puedan transmitir sus enfermedades a la fauna salvaje, algo que ya está ocurriendo.

Como ejemplo de ello, este experto ha detallado que el lince ibérico está en peligro de extinción, entre otros motivos, porque es muy frágil ante enfermedades que le han transmitido otros animales como las vacas en el parque de Doñana.

Los científicos especializados en la salud animal han hecho también un llamamiento a mejorar el intercambio de información para prevenir nuevos contagios.

Fuente: http://actualidad.terra.es/ciencia/articulo/alertan-cambio-climatico-provoca-extension-2798233.htm
Fecha: 07.10.08

No hay comentarios: