martes, 7 de octubre de 2008

Controlan un brote de botulismo que ha matado a 200 aves cerca de Daimiel


Ciudad Real.- Técnicos de la Consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente han logrado controlar un brote de botulismo aviar detectado a finales de septiembre en la Laguna de Navaseca, a escasos kilómetros del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel (Ciudad Real), y que ha provocado la muerte de unos 200 ejemplares.

Fuentes de la Consejería han indicado hoy que esos doscientos ejemplares han sido retirados por sus técnicos de esta laguna, cuyas aguas proceden de aportes de la Estación de Aguas Residuales de Daimiel. Además de esas aves muertas, se han recuperado otras cuarenta afectadas, que están siendo tratadas en el Centro de Recuperación de Fauna Amenazada El Chaparrillo.

Entre las aves más afectadas por el brote, hay ejemplares de ánade real (Anas platyrhynchos), que mantiene una elevada población en la Laguna de Navaseca, aunque también han aparecido cadáveres de focha común (Fulica atra) y agachadiza (Gallinago gallinago).

Evitar contagios

El brote de botulismo parece que no ha afectado a la población de malvasía cabeciblanca (Oxyura leucocephala), una especie en peligro de extinción para la que la Junta tiene ya en marcha un plan específico de recuperación y cuya población en Castilla-La Mancha se limita a unos cuantos cientos de ejemplares, de los cuales la mitad se concentran en esta laguna.

La Consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente, a fin de evitar que el brote de botulismo afectara a un mayor número de ejemplares, recogió las aves muertas para evitar contagios consecuencia de la putrefacción de los cadáveres y la aparición de larvas o gusanos que pudieran ser ingeridos por el resto de las aves.

Botulismo

Fuentes de este departamento han calificado este brote de "raro" en esta época del año, ya que es más frecuente en meses estivales. La aparición de la bacteria "clostridium botulinum", causante del botulismo y que suele estar presente en los sustratos de las lagunas, puede activarse en determinadas condiciones de temperatura o cuando existe una mayor presencia de materia orgánica en el agua.

El botulismo aviar es una forma de envenenamiento por alimentos que las aves desarrollan al ingerir una toxina neuroparalizante producida por la bacteria clostridium botulinum, que inhibe la respuesta muscular del organismo. Éste ha sido uno de los brotes de botulismo más importantes registrados en los últimos años en los humedales de la Reserva de la Biosfera de La Mancha Húmeda.

Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/417662/0/botulismo/muertes/aves/
Fecha: 06.10.08

No hay comentarios: