lunes, 13 de octubre de 2008

Denuncian con una ‘performance’ los maltratos de la industria cárnica


Algunos miembros de la asociación animalista Libera se disfrazaron de animales ayer al mediodía en la plaza Sant Joan de la ciudad de Lleida. Con esta acción reivindicativa, la entidad quería denunciar el maltrato que supone para los animales las formas de producción de la ganadería intensiva y los excesos que causan al medio ambiente y a la propia salud humana las industrias cárnicas. Asimismo, en la performance, en la que participaron una decena de miembros de Libera, entidad que colabora con la leridana, Procnatur, un activista se envolvió en porexpan como metáfora del sufrimiento animal.

Por David Rodríguez

Una portavoz de la asociación Libera, Helena Escoda, explicó que con las actuales fórmulas de la industria cárnica se “maltrata a los animales con el objetivo de obtener una producción mejor y además se les separa de su hábitat natural”.

Asimismo, denunciaron que Lleida es una de las zonas europeas más contaminadas por nitratos como consecuencia de tener una alta densidad de granjas de cerdos. Así, advirtieron que en la demarcación leridana existen más cabezas de cerdo que personas.

Los efectos de los nitratos en las aguas son devastadores, además en épocas de sequía”, señaló Escoda, que apostó por un nuevo modelo de alimentación alejado del consumo diario de carne. En este contexto, defendió “una reconversión del sector ganadero en agrícola, ya que el primero es “el culpable de una quinta parte de las emisiones contaminantes”.

Desde Libera se ha iniciado una campaña de recogida de firmas que se llevarán a la Generalitat y al Parlamento Europeo y en las que se quiere prohibir la experimentación animal. Para la organización, la situación cada vez es más preocupante porque se consume más carne y ésta requiere para su producción cereal y un gasto importante de agua. “Para generar un kilo de proteína cárnica se necesitan 10 de cereal. Y este cereal se deja de consumir para destinarlo a la industria cárnica”, añadió Escoda. Por eso, Libera instó a cambiar la tendencia y “pensar que se puede vivir sin comer carne, ya que hacerlo cada día supone un desequilibrio económico y ecológico”. La alternativa de la organización pasa por potenciar las proteínas de origen vegetal.

Libera ha preparado un DVD grabado en granjas de cerdos de Lleida en el que alertan de la explotación animal en cuatro ámbitos: las mascotas, la industria cárnica, la experimentación y el uso de pieles en la vestimenta.

Fuente: http://www.lamanyana.es/web/html/lanoticia.html?id=85998&seccio=Econom%C3%ADa&fecha=2008-10-12&sortida=03:00:00
Fecha: 12.10.08