sábado, 25 de octubre de 2008

El ataque de ‘Hvala’ moviliza a favorables y contrarios a los osos

El ataque de la osa Hvala a un cazador la mañana del pasado jueves en el bosque de Eth Portet en Les ha abierto el debate entre los contrarios a la reintroducción de estos animales en los Pirineos y los favorables. En el Aran, la opinión de políticos, ganaderos, cazadores y hosteleros es la de eliminar cualquier presencia de osos en el valle, mientras que ecologistas y el sector del turismo de montaña siguen apostando por ellos. Mientras, agentes forestales de la Val d’Aran realizaban ayer sin éxito una batida para intentar dar con Hvala, búsqueda que se reprendrá hoy con la ayuda de un helicóptero.

Lejos del bosque, los representantes de la hostelería, la ganadería y la caza del Aran se significaban. Así, Manuel Gil, presidente del Gremio de Hostelería de la Val d’Aran, lamentaba la mala imagen que ha dado al valle este incidente, porque cree que puede incidir, por ejemplo, en la decisión de los turistas para acercarse al Aran a buscar setas. Gil, que mostraba su apoyo a la postura del Síndic d’Aran, Francesc Boya, consideraba que, si es necesario, “hay que devolver a los osos a su país de origen”.

Por su parte, Josep Maria Moga, concejal de Naut Aran y presidente de la Asociación de Vacas de la Val d’Aran, criticaba la manera con que se ha realizado la reintroducción de los osos, “ya que no se ha contado con la opinión de todos los implicados”. Moga denunciaba que los políticos sólo han reaccionado tras el ataque a una persona, ya que “si los ataques son al ganado, se nos calla a base de subvenciones”.

En cuanto a los cazadores, el presidente de la Sociedad de Caza y Pesca de la Val d’Aran, Jacinto Cuny, exigía la captura y devolución inmediata de la osa Hvala y del resto de osos del valle, ya que “no se puede permitir que ataquen a personas y no aportan beneficios económicos al valle”. Por último, Andreu Gimeno, un experto boletaire aranés, mostraba su preocupación e inquietud por no encontrarse con algún oso en sus salidas al bosque.

Pero en el Aran no hay sólo voces críticas. La gerente de la empresa La Petjada, dedicada a servicios medioambientales, Juditn Mira, reconociendo que cada vez es más amplia la presencia de osos en el valle y que son inevitables los choques con el hombre, lamentaba la actitud de los cazadores, ya que con sus perros y sus tiros “no sólo asustan a los osos, sino también a las personas que van al bosque”. Por su parte, Patricia Sala, trabajadora de la empresa de senderismo Camins, explicaba que es muy difícil encontrarse con un oso y de hacerlo hay que saber cómo actuar.

En cuanto a los ecologistas, los araneses de Avalon lamentaron el incidente y lo que consideran una provocación al animal por parte de la partida de cazadores, y reclamaron que se pongan los medios para la consistencia entre los osos y los habitantes del valle. Si no se hace, creen que debería pararse la reintroducción de osos.

Más duros se mostraron las asociaciones ecologistas Ipcena, Depana y la Fundación Oso Pardo, quienes defendieron ayer la coexistencia entre osos y hombres. Ipcena amenazó con denucias al juzgado si se toca a los osos, “una especia protegida”, mientras que Depana culpaba a la batida de jabalíes del incidente y pedía la continuidad de los osos en el Pirineo.

Por otro lado, el Departament de Medi Ambient anunció ayer que hoy colaborará con el Conselh Generau para intentar la captura de Hvala, aunque no quiso adelantar qué harán si la “cazan”. La Conselleria justifica su participación en la batida en que su único objetivo “es conocer el estado de salud de la osa y por qué actuó como actuó”.

Fuente: http://www.lamanyana.es/web/html/lanoticia.html?id=86386&seccio=Comarcas&fecha=2008-10-25&sortida=03:00:00
Fecha: 25.10.08

No hay comentarios: