jueves, 16 de octubre de 2008

El Seprona descubre a un cazador colocando lazos ilegales para osos

Dos vigilantes de la Fundación Oso Pardo (FOP) sorprendieron ayer a un vecino de la localidad asturiana de Ibias colocando lazos de acero ilegales en una zona boscosa de pinos y castaños, en el límite entre León, Lugo y el Principado de Asturias. Por estos hechos, el presunto cazador furtivo fue denunciado ante la Guardia Civil del Seprona de Cangas de Narcea.

Cinco vigilantes de la Fundación y un miembro del Seprona rastrearon las inmediaciones de este paraje del occidente de la Cordillera Cantábrica donde localizaron un total de 17 lazos de acero preparados para capturar fauna, entre los que se encontraba uno ya desactivado y que contenía restos de jabalí. En esta zona es donde habita la comunidad de osos pardos mayor de la península, que compondrían unos 130 ejemplares, de los que 18 son hembras reproductoras con crías.

En estos montes limítrofes entre León y Lugo, es la tercera vez que las patrullas de la Fundación Oso Pardo retiran lazos. Durante este mes, a estas 17 trampas hay que sumar los dos lazos que fueron retirados el pasado día 15 de septiembre en un monte del concejo de Cangas del Narcea, cercano al municipio leonés de Villablino. En lo que va de año, han sido desactivados en el occidente cantábrico 172 artefactos de este tipo y desde el año 1993 en que los vigilantes de este colectivo recorren los montes un total de 1.327.

La Patrulla Oso que la FOP mantiene en esta zona una patrulla de tres miembros, que integran vecinos de la zona y se financia con fondos de la Fundación Biodiversidad y de la Obra Social de Caja Madrid. La Fundación advirtió de que estos lazos son muy peligrosos para los osos pardos

Fuente: http://www.diariodeleon.es/se_leon/noticia.jsp?CAT=111&TEXTO=100000045395
Fecha: 16.10.08

No hay comentarios: