martes, 21 de octubre de 2008

El Seprona reactiva la 'Operación Sierra' para la inspección y control de distintas modalidades de caza mayor

Córdoba.- El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, (Seprona) va a llevar a efecto durante la temporada cinegética que recientemente ha comenzado, un dispositivo específico de verificación de las monterías, batidas y ganchos celebrados en la provincia de Córdoba.

Según informó en un comunicado la Guardia Civil, el pasado día 11, coincidiendo con el arranque de la temporada de caza mayor, el Seprona de la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba reactivó la denominada 'Operación Sierra', orientada al control y verificación de todas las modalidades que la normativa autonómica en la materia contempla respecto a la caza mayor. Las actuaciones se llevarán a efecto principalmente en los términos municipales del centro y norte de la provincia.

El desarrollo de la Operación ha sido planificado con respecto a la consecución de cuatro objetivos fundamentales: verificación de las autorizaciones concedidas para la celebración de la modalidad de caza, del cumplimiento en que se había autorizado su celebración, verificación de las autorizaciones administrativas de las propios cazadores y de las Rehalas participantes, y detección de la caza furtiva, especialmente "retrancas" y control de las carnes de caza.

En cuanto a la verificación y control de la modalidad de caza, se pondrá especial atención a la inspección de las armas utilizadas, fundamentalmente rifles, dado la peligrosidad que entraña este tipo de armas, así como a la tenencia de las autorizaciones necesarias para su uso.

Con respecto a las rehalas de perros utilizadas en este tipo de cacerías, la Guardia Civil comprobará los certificados o talones demostrativos de haber realizado operaciones de desinfección de los medios de transporte de los perros.

Asimismo, la benemérita pretende concienciar a los rehaleros, de la necesidad de estar en posesión de todas las autorizaciones administrativas necesarias para poseer un rehala, como pueden ser la inscripción de núcleos zoológicos, identificación y registros de canes, además de la posesión de las correspondientes licencias de caza.

Esta temporada se ha introducido una novedad normativa que afecta a todos los titulares de rehalas, y es la obligatoriedad de suscribir un seguro de responsabilidad civil por daños, que cubriría cualquier eventualidad que pudieran causar los perros.

Durante esta temporada el Instituto Armado va a establecer puntos de vigilancia, verificación y control próximos a las zonas donde se realice la actividad cinegética al objeto de detectar la presencia de cazadores furtivos o la extracción de las carnes de las reses abatidas sin control sanitario.

En la Operación desarrollada durante la temporada cinegética 2007/2008, la Guardia Civil efectuó 453 actuaciones, que permitieron la inspección de 126 cacerías, entre monterías, ganchos y batidas.

Se detectaron y denunciaron 138 infracciones administrativas, desglosadas en 60 en materia de caza, 78 con respecto a las competencias de sanidad animal --rehalas y control técnico-sanitario de las piezas abatidas--. Como consecuencia de las denuncias formuladas, la Guardia Civil intervino 15 escopetas y tres rifles de caza mayor.

Fuente: http://www.europapress.es/andalucia/noticia-cordoba-seprona-reactiva-operacion-sierra-inspeccion-control-distintas-modalidades-caza-mayor-20081018140653.html
Fecha: 18.10.08

No hay comentarios: