viernes, 10 de octubre de 2008

El Supremo de Justicia de EE.UU. escucha argumentos sobre el uso de sonar en la Marina de Guerra

El Tribunal Supremo de Justicia de Estados Unidos se mostró hoy dividido acerca de sus atribuciones para limitar el uso de sonar por parte de buques de la Marina de Guerra, como lo piden los grupos que protegen a las ballenas.

Una coalición de organizaciones defensoras del ambiente y la fauna ha llevado hasta el Supremo su demanda contra la Marina alegando que el uso de sonar en los ejercicios navales hiere y mata a las ballenas en las aguas al sur de California.

La Administración del presidente George W. Bush señala que tiene atribuciones para eximir a la Marina de Guerra de las leyes y reglamentaciones federales que protegen a esos mamíferos.

Según el Gobierno, los ejercicios y prácticas navales son esenciales para que los marinos aprendan a localizar los submarinos enemigos.

El juez Stephen Breyer dijo que se sentía 'muy nervioso' ante la posibilidad de que en el futuro los mandos navales se vean obligados a conducir los ejercicios bajo restricciones que disminuyan la calidad del entrenamiento.

El sonar puede interferir con la capacidad de las ballenas para orientarse y comunicarse, y algunos expertos sostienen que el dispositivo ha sido la causa por la cual muchas ballenas quedan varadas en las playas.

En agosto de 2007 un Tribunal federal de Apelaciones en California dictaminó que la Marina podía seguir usando el sonar de alta potencia a pesar de la amenaza que esa tecnología representa para las ballenas y otros mamíferos marinos.

El dictamen de aquel tribunal se fundamentó en el criterio de que el interés de la seguridad nacional es más importante que el daño posible a la fauna marina.

El tribunal de apelaciones también indicó que la Marina debía limitar el uso del sonar cuando sus buques estuviesen cerca de los mamíferos marinos.

El Consejo de Defensa de Recursos Naturales, que dirige la coalición demandante, afirmó que 'la Marina misma ha reconocido que el sonar puede ser mortal para unos 170.000 mamíferos marinos en el sur de California, y que ha causado lesiones permanentes a más de 450 ballenas y sordera temporal a por lo menos otras 8.000'.

El abogado del Consejo, Joel Reynolds, dijo ante el Tribunal Supremo que 'no hay duda de que el sonar militar de alta intensidad hiere y mata a las ballenas, los delfines y otros animales marinos'.
'Tampoco hay duda de que la Marina de Guerra puede reducir el riesgo de este daño con salvaguardas de sentido común que no comprometen nuestra preparación militar', añadió.

Otro portavoz del Consejo, Richard Kenall, dijo que la Marina de Guerra ha podido desarrollar sus ejercicios dentro de las restricciones aceptadas, y que se han completado ocho de 14 ejercicios planificados desde que se impusieron esos límites.

Fuente: http://actualidad.terra.es/ciencia/articulo/supremo-justicia-eeuu-marina-guerra-2802781.htm
Fecha: 08.10.08

No hay comentarios: