miércoles, 8 de octubre de 2008

El toro de Medinaceli, una antorcha viva


Cuando todavía resuena la polémica en torno a la matanza del 'Toro de la Vega' , en Tordesillas (Valladolid), los sorianos se preparan para el macabro espectáculo que cada año se celebra en Medinaceli.

Cada segundo fin de semana del mes de noviembre (este año se hará el día 14), el llamado 'Toro Júbilo de Medinaceli' es atado por los cuernos, rabo y patas. Se le colocan en los cuernos unas bolas de estopa untadas en brea y se les prende fuego. Acto seguido se deja al animal libre, en la Plaza Mayor de la localidad.

Al toro se le colocan en los cuernos una bolas de estopa untadas de brea, luego se les prende fuego

Entre alaridos de dolor, convertido en una antorcha viva, el astado recorre la plaza , tropezando con los vallados y sufriendo el acoso de los mozos del pueblo.

La tradición justifica esta constumbre como parte de una ofrenda religiosa y simbólica que ha perdurado a lo largo de los siglos.

El toro Júbilo es quizá junto con el de la Vega y el de Coria (Cáceres, que se celebra a finales de junio) uno de los ejemplos más crueles del maltrato a animales con fines lúdicos.

Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/417819/0/toro/medinaceli/soria/
Fecha: 07.10.08

Esto es lo que ocurre en Medinaceli, texto de ANPBA:

"Cada año, en la noche del segundo sábado de noviembre, en Medinaceli (Soria) se lleva a cabo un espectáculo en un recinto cerrado por tablones de madera levantado en la Plaza Mayor, en el que un toro es encerrado para diversión del público.

"El toro es atado previamente por los cuernos en el ‘toril’; luego, un grupo de personas tira de la cuerda con gran violencia, sacando al toro, que es conducido hasta un grueso palo clavado en el suelo dentro de ese recinto improvisado, en el que le atan fuertemente la cabeza, y además le sujetan las patas y le tiran del rabo para inmovilizarlo y así poder encajarle, en la zona de la cabeza y a golpes, una barra (gamella) que sujeta dos grandes bolas de estopa impregnadas de material altamente inflamable (pez y aguarrás).

"El toro de Medinaceli es uno de los toros de fuego que se corren en España de noche, recubierto de barro y llevando en la cabeza manojos ardiendo"

"Cuando han sujetado la barra a la cabeza del toro, encienden las enormes bolas de fuego y el toro se retuerce horrorizado y muge estrepitosamente; luego cortan la cuerda que sujeta la cabeza del animal al palo; el toro sale despavorido, cabeceando y coceando, presa del terror. El traumático acto de embolar al toro puede provocarle hemorragia por la boca y la nariz, como se observa en la foto. De las enormes bolas de fuego suelen caer chorros de líquido incandescente que pueden salpicar al animal según el movimiento que éste haga y caerle sobre el cuerpo; también saltan ascuas de las bolas, debido a los cabezazos del toro para quitarse el artilugio que le atemoriza; esas ascuas a veces se adhieren a su cuerpo, a pesar de que el lomo va protegido con una capa de barro.

"El toro muge desesperado, da fuertes y constantes cabezazos y también babea profundamente, lo que demuestra el estrés inimaginable al que está siendo sometido, como pueden asegurar los expertos Veterinarios. Cuando se apagan las bolas de fuego (lo que puede tardar casi una hora en ocurrir), el toro es devuelto al ‘toril’ y posteriormente sacrificado según el vigente Reglamento de Espectáculos Taurinos Populares de Castilla-León (Decreto 14/1999), que obliga al sacrificio del animal al finalizar el festejo, según lo prevenido en su Artículo 23.1: “Al finalizar el festejo..., se dará muerte a la res de lidia en instalación autorizada y sin presencia de público”. De modo que las últimas imágenes y experiencias del animal antes de ser matado son las del terror y el sufrimiento que ha vivido en un espectáculo en el que ha sido obligado a ser el protagonista principal en contra de su voluntad."

Fuente: http://www.altarriba.org/2/verguenza/soria-medinaceli.htm

No hay comentarios: