sábado, 18 de octubre de 2008

Enfrentamiento en Arecibo por el bienestar de los animales

La encargada del Centro de Control y Adopción de Animales de Arecibo, Teresa Adames, se enfrenta a la defensora de animales Mary Donate. (Para Primera Hora / Nelson Reyes Faría)

Por Wilma Maldonado Arrigoitía / Primera Hora

Arecibo, Puerto Rico.- Empleados del Centro de Control y Adopción de Animales de Arecibo y defensores de los derechos de los animalitos se enfrentaron ayer en una discusión sobre el trato que se les da a los perros y gatos que tienen albergados allí.

La discusión, incluso, terminó casi a golpes.

De hecho, en un momento la confrontación entre ambos bandos fue más estridente que los ladridos de los 160 perros que habitan en el albergue, que fue el escenario de la discusión.

La encargada del centro, Teresa Adames, se molestó por las denuncias que han hecho Mary Donate y Alma Febus sobre los servicios en esta instalación. Incluso, le recordó a Febus que tiene prohibida la entrada y le advirtió a Donate que le pasaría lo mismo.

La amenaza provocó la molestia de Donate, quien semanalmente lleva decenas de libras de comida para los animales.

Las mujeres casi se van a las manos.

Adames alegó que no son justas las denuncias de las defensoras de los animales, quienes sostienen que en el albergue mantenían unidos perros grandes con recién nacidos, hembras y machos, y que muchos de los puppies fallecen por falta de cuidado apropiado en sus primeros días de vida.

Ayer, en una visita que hizo PRIMERA HORA a Centro de Control y Adopción de Animales se observó decenas de puppies en una misma jaula, pero separados del resto de la población.

En unas jaulas había hembras recién paridas solas con sus crías, pero en algunas otras había perras con sus bebés junto a otros perros más grandes.

Como estaban en el proceso de limpiar las jaulas, los recién nacidos terminaban mojados.

El número de perros por jaula era mucho menor que el de semanas anteriores y los perros más grandes estaban solos en sus propias jaulas.

Todos los animales tenían comida. Asimismo, todos los gatos estaban en una misma jaula.
A finales de septiembre había alrededor de 250 perros y 50 gatos. Ahora se informó que existen unos 160 perros y 40 gatos.

El albergue no les suple el alimento a los animales ni tiene servicios diarios de un doctor veterinario. El cuidado médico a los animales lo ofrece el técnico veterinario José Roldán y la comida llega a través de donaciones.

La administración tiene un contrato con un veterinario que no visita la facilidad sino que se encarga únicamente de dar el servicio para eutanasia de los animales o si hay algún “problema con algún animal se le lleva a la oficina”, dijo Adames.

Roldán dijo que refiere al veterinario animales que tengan “enfermedades no curables, desgraciadamente un perro viejo que no va a tener la oportunidad de ser adoptado y hay que tomar en consideración la agresividad del animal”.

El director de Desarrollo Municipal, Hiram Cruz, reiteró ayer que la municipalidad está en el proceso de evaluar cotizaciones para adjudicar un contrato de la comida de los animales.

Cuando PRIMERA HORA llegó al albergue se encontró con el legislador municipal del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) Gilberto Legarreta, quien realizaba una inspección encomendada por la Legislatura Municipal sobre las quejas del albergue.

“Si se va a abrir una facilidad debe ser desde el principio como se supone que se haga. Esto se abrió sin tener presupuesto para comprarle comida a los animales y hasta ahora están dependiendo de la buena voluntad de las personas que aman a los animales para que puedan comer”, cuestionó Legarreta.

“La Legislatura Municipal estaba trabajando en un reglamento para que se abriera como se supone que se abriera, pero el Alcalde retiró ese proyecto”, agregó.

Aunque el albergue se promueve como un centro de adopción de animales, lo cierto es que no pueden entregar los perros esterilizados porque no disponen de ese servicio.

El director de Desarrollo Municipal dijo que la sobrepoblación la provocó los recogidos de animales realengos en las escuelas.

Cruz dijo que existen sobre 100 querellas de mordidas de perros dentro de las escuelas.

Fuente: http://www.primerahora.com/noticia/otras_panorama/noticias/lucha_por_derechos_de_animales/239989
Fecha: 17.10.08

No hay comentarios: