martes, 28 de octubre de 2008

La cercanía del santuario francés da a Hvala una oportunidad de escape

En versión antropomórfica, la osa Hvala, que el jueves pasado atacó a un cazador en el Vall d'Aran, vendría a ser uno de esos raros fugitivos que ni siquiera saben que están siendo buscados, pero a quienes todas las condiciones les son favorables para seguir con su vida en libertad. La captura de un plantígrado es siempre un asunto complicado, pero en este caso se complica aún más por dos motivos: la cercanía entre Francia y la zona por la que se mueve el animal y, en segundo lugar, la meteorología de los próximos días, que prevé nevadas abundantes. Tanto si cruza la frontera como si se encierra en una cueva, el dispositivo de búsqueda diseñado por el Conselh Generau d'Aran y la Generalitat para apresarla con vida tendría que suspenderse.

Hoy, como mañana y el jueves, se espera que nieve en el Vall d'Aran, una situación compleja para el avistamiento de Hvala: por una parte, la osa tiene el mal tiempo a su favor, sobre todo si las condiciones son tan difíciles que dificultan el movimiento de los técnicos; por otra, lo tiene en contra porque, una vez concluyan las nevadas, se convertirá en un blanco más fácil al dejar sus huellas marcadas en el terreno. En cualquier caso, el invierno está cada día más cerca. "En cuanto se ponga a hibernar, posiblemente a principios de diciembre, esto se ha acabado", decía ayer uno de los guardias forestales encargados de apresar al plantígrado. La detención, entonces, podría demorarse meses.

Más optimista se mostró el Síndic d'Aran, Francesc Boya, tras una reunión con representantes de la Generalitat y el Ministerio de Medio Ambiente en la que se decidió crear un cuerpo de agentes rurales específico para el seguimiento de los osos en el Pirineo catalán. "Es pronto --señaló el Síndic--. Podemos capturarla".

Cómo arrestarla

El dispositivo para detener a Hvala y llevarla a un centro especializado recibió ayer las críticas tanto de colectivos ecologistas --la asociación Avalon denunció en los juzgados de Vielha al Conselh Generau d'Aran-- como de Guillermo Palomero, presidente de la Fundación Oso Pardo y uno de los mayores expertos españoles sobre la especie. "No sería bueno someterla al estrés de una batida que, además, no tiene garantizado su éxito-- sostuvo Palomero--. Por ejemplo, no creo que lanzarle un dardo sea buena idea porque, antes de caer dormido, el animal saldría corriendo y perderíamos su rastro". En su opinión, lo que debería hacerse es colocar una trampa inocua en alguna zona por la que supuestamente puede pasar el animal y luego esperar a que caiga, "aunque sean varios meses".

Palomero, coordinador de un nuevo programa del Ministerio de Medio Ambiente para sensibilizar a los ciudadanos y hacer compatible en el Pirineo la presencia de los plantígrados y las actividades humanas, no descarta que Hvala esté embarazada. Se la ha visto en compañía de un macho. La osa, eso sí, ya no viaja acompañada de sus dos cachorros. Ahora tienen año y medio y son suficientemente mayores como para valerse por sí solos, aunque puede que alguno de ellos se encuentre cerca y busque ocasionalmente la protección de su madre.

Sin ninguno de sus hijos a su cargo, Hvala se ha trasladado. Tras permanecer en las cercanías de la zona de Les, donde atacó el jueves al cazador, ahora, según explicó el Síndic, se encuentra en las proximidades de la frontera con Francia. Si la cruza, "el asunto dependerá de Francia", dijo la directora general de Medi Natural de la Generalitat, Núria Buenaventura. Y Francia, al menos hasta ahora, no ha dado muestras de querer capturar a la osa. Hvala lleva insertado un pequeño transmisor en el estómago, pero no es válido para localizarla en grandes distancias.

La Conciencia

Buenaventura y Boya sentaron las bases para crear algo que ya existe en Asturias y Cantabria: un equipo, formado por agentes rurales especializados, encargado del seguimiento actualizado de los osos. ¿Cómo es posible que haya tenido que ocurrir un accidente como el del ataque de Hvala al cazador Lluís Turno para que se tome esta medida? "Quizá antes no había conciencia", contestó Boya, tras una reunión en la que volvió a quedar patente las diferencias de criterio sobre el futuro de los osos en el valle: el Conselh Generau d'Aran aboga por expulsarlos; la Generalitat, por continuar con el programa europeo de reintroducción, que comenzó en 1996 y gracias al cual hay una veintena de plantígrados en el Pirineo.

Según Palomero, uno de los graves problemas de los osos en el Vall d'Aran es que nunca, hasta ahora, había habido un programa de seguimiento exhaustivo: "La Generalitat tiene muy buenos especialistas en osos, pero hace falta que la gente del territorio se implique en el control de los animales, que se vea que no ocasionan problemas". Gracias a un cuerpo de agentes especializados, en los dos núcleos oseros del Cantábrico --que suman más 130 osos-- se dispone de un censo con los nacimientos, las principales zonas de paso y las guaridas de hibernación. "Sabemos, por ejemplo, que el año pasado hubo un récord de reproducción: parieron 21 hembras y nacieron 39 oseznos", concluye el experto.

Fuente: http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=556671&idseccio_PK=1021

Fecha: 28.10.08

No hay comentarios: