miércoles, 22 de octubre de 2008

Los narcos usan a los felinos como símbolo de poder

Las patologías de diversos narcotraficantes se reflejan al poseer fauna silvestre como leones y panteras, reveló un estudio de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) que analizan los fenómenos relacionados con el tráfico de especies.

La presidenta de la Organización No Gubernamental "Teyeliz", María Elena Sánchez, dijo que, en términos generales, "casi siempre" cuando se catean los domicilios particulares de capos de la droga es común encontrar zoológicos con especies exóticas.

Esos animales "son como símbolos de poder, fuerza y valentía, de una serie de cosas que buscan este tipo de personas que se dedican al narcotráfico y eso también obedece a que tienen tanto dinero que lo pueden gastar perfectamente en eso y en otras cosas suntuosas".

Expuso que debe tenerse en cuenta que el costo para mantener un gran felino como un león o una pantera, independientemente del costo inicial, es de casi 60 mil pesos anuales sólo para la alimentación.

En ese sentido, explicó que el problema es que no está regulada la tenencia de ciertos animales como los grandes felinos; en primer lugar, hay que conocer el origen de las especies; en México hay criaderos de leones, que los venden como mascotas, lo que es un grave problema para las autoridades.

Por otra parte la coordinadora de asesores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Adriana Rivero, apuntó que los animales rescatados de casas de hampones tienen una salud óptima, incluso cuentan con condiciones superiores a las de un zoológico.

"Es una situación características de personas con ciertas patologías. Hay organizaciones no gubernamentales encargadas de estudiar ese tipo de fenómenos. Narcotraficantes o personas que se dedican a actos ilicitos suelen poseer este tipo de fauna", dijo.

Precisó que la mayoría de las especies aseguradas las venden en México, "por ejemplo un león, una pantera y hasta un tigre, ya ni siquiera es necesario que los pidas al extranjero porque en México ya hay criaderos, granjas que se dedican a su venta y los precios varían".

La funcionaria detalló que se han visto facturas de hasta tres mil pesos, "es decir más baratos que un perro, porque hay perros de raza que son mucho más caros y hay facturas que hemos encontrado de hasta 45 mil pesos por ejemplar, entonces este mercado es muy libre".

Ello sin contar con el costo de manutención de los felinos, ya que comen casi nueve kilos de carne diariamente, preferentemente carne roja, y en muchas ocasiones los propietarios de grandes felinos les dan siete kilos de carne blanca y dos de roja.

Respecto a los animales asegurados en un domicilio en el Desierto de los Leones mencionó que la Profepa se comunicó con la Procuraduría General de la República (PGR), porque se debe hacer un desglose de la averiguación previa.

En entrevista, indicó que la indagatoria se puede iniciar por delitos contra la salud y por delincuencia organizada y de ahí hacer un desglose a la Fiscalía Especializada en Delitos Ambientales para luego llamar a la Profepa a hacer un peritaje.

La Profepa entra a coadyuvar con la PGR y se empieza a ubicar los puntos donde se pudieran guardar las depositarías de los animales, pero "tenemos que buscar lugares donde puedan permanecer con las capacidades tanto económicas como de seguridad".

Los animales se encuentran en la casa donde fueron hallados, pero es probable que la propiedad quede asegurada y se tendría que llevar a cabo el traslado de los animales.

"No va a ser una tarea fácil ya que se trata de animales de grandes dimensiones y lo que tenemos que hacer es que haya seguridad para la ciudadanía y el ejemplar", subrayó.

Aclaró que no es el primer aseguramiento de animales en peligro de extinción a personas relacionadas con delitos contra la salud, ya que en 2007 hubo dos operativos donde fueron detenidas personas que se dedicaban a esa acción ilícita.
En una de las residencias había faisanes y venados y en otra cacatúas, guacamayas y un oso perezoso del Brasil.

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx/notas/548805.html
Fecha: 21.10.08

No hay comentarios: