miércoles, 1 de octubre de 2008

Reponen querella por maltrato animal en contra de Circo Guadalajara

En una inusual presentación, el director legal de la Coalición por el Control Ético de la Fauna Urbana (CEFU), Pablo Peñaloza, junto a una mujer disfrazada de oso pardo llamado "Pepe", concurrió este martes al 13º Juzgado de Garantía de Santiago a interponer un escrito para reponer la querella por maltrato animal presentada por la Fundación Rima en contra del Circo Guadalajara debido a las paupérrimas condiciones en las que se encuentran dos mamíferos a su cargo.

"Aquí traemos a la simbólicamente a la víctima para que se pueda hacer parte de la querella, ya que a las personas no nos dejan hacernos parte de esta situación, es una situación bastante ilógica que atenta contra las garantías constitucionales", sostuvo Peñaloza.

El libelo presentado fue declarado inadmisible por no cumplir con lo estipulado en el Artículo 111 del Código Procesal Penal, el cual sostiene que 'la querella podrá ser impuesta por la víctima, su representante legal o su heredero testamentario o quien lo represente sin indicar algún delito en especial'.

Ante esto, el jurista dijo que "el tribunal establece que son las víctimas quienes tienen el derecho a defenderse. (En este caso) tampoco podría ser el dueño, porque es el dueño el que le infringe el maltrato a los animales", enfatizó.

Peñaloza sostuvo además que los maltratos suscitados en contra de animales en circos, van desde malas condiciones de vida hasta enjaulamientos en espacios ínfimos. Asimismo, resaltó que nuestro país mantiene convenios internacionales vigentes como es el caso del CITES.

"Nosotros consideramos que el maltrato es constante y brutal ya que se encuentran estos animales en malas condiciones, y se encuentran enjaulados en un lugar que no les corresponde. Además son especies protegidas por convenios internacionales que tiene suscrito Chile", relató.

"Este convenio internacional regula el tránsito de los animales y la tenencia de ellos (...) El convenio tiene apéndices, y dependiendo de esos apéndices a los animales los puedes utilizar en forma comercial o para tenerlos en un centro de exhibición, pero el circo no se considera un centro de exhibición", afirmó el abogado.

Por otra parte denunció que las entidades gubernamentales no están realizando de buena forma sus labores fiscalizadoras en torno velar por una condición de vida digna de los animales.

"Los órganos estatales como el SAG no están realizando sus labores como correspondieran. Vemos osos, tigres y otros animales en malas condiciones a diario en todos los circos que hay en Chile", indicó.

Fuente: http://www.latercera.cl/contenido/25_56452_9.shtml
Fecha: 30.09.08

No hay comentarios: