miércoles, 29 de octubre de 2008

Trasladarán a Guadalajara animales decomisados a narcos

MÉXICO, D.F.- Este miércoles serán transportados al Zoológico de Guadalajara los animales encontrados en una residencia en el Desierto de los Leones, donde el pasado 17 de octubre fueron capturados 15 presuntos integrantes de una célula dedicada a abastecer de cocaína colombiana al cártel de los Beltrán Leyva, de acuerdo con información de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa).

Esta dependencia, de acuerdo a quienes estuvieron cerca de los animales, tuvo que esperar el proceso burocrático para que la Procuraduría General de la República (PGR) les dieran en custodia a los siete mamíferos, autorizara la entrada a la narcomansión y, posteriormente a más de una semana, el traslado de los dos leones, los dos jaguares negros, así como los dos tigres en peligro de extinción y el mono macaco cola de moñón, mismos que tendrán un nuevo hogar.

Estos, comentó el veterinario Miguel Peña Riverón, estaban sobre alimentados, por lo que se les cambió la dieta antes de ser trasladados este miércoles al Zoológico de Guadalajara en jaulas especiales. Con sobre peso, de acuerdo a las características de ese tipo de mamíferos en cautiverio, se encuentran en buenas condiciones, con excepción de la sobrealimentación.

Miguel Peña Riverón, quien trabajó en el Zoológico de Chapultepec durante varios años, hoy fue requerido por la Policía Federal Preventiva (PFP) y de manera independiente acudió a la narcomansión donde, como quienes habitaban esa residencia, viven cómodamente.

El gasto que se hacía antes para su alimentación, puede superar los cuatro mil pesos diarios, comentó Jaime López, de la Unidad Canina de la PFP, quien ha sido uno de los elementos de esa corporación que se han hecho cargo de los animales desde el domingo pasado. Con la nueva dieta de pollo y carne de res, se gastan unos tres mil pesos diarios para los seis carnívoros.

El director técnico del Zoológico de Guadalajara, Pablo Varela Martínez Negrete, comentó que ese lugar tiene la capacidad en infraestructura y técnica para albergar a los animales.

Estos, de acuerdo con la PFP eran cuidados por una sola persona antes de la detención de los presuntos narcotraficantes y se investiga si tenían un nombre cada uno, y con exactitud cuál era el cuidado y costumbres que han tenido en esa mansión.


Información de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UINC), de la cual México es parte, señala que la pareja de antera Tigris, es de una especie cuyo estatus es “en peligro de extinción” y en consecuencia, su tendencia de población es decreciente.

Se estima que existe una población mundial de entre tres mil y cinco mil de estos tigres, que llegan a pesar hasta entre 200 y 360 kilogramos y medir entre 1.5 y 3 metros de largo y uno de alzada, sin contar la cola, que agregaría un metro más en promedio.

En tanto, el jaguar negro es catalogado en México como en peligro de extinción. Llegan a vivir entre 20 y 25 años y medir entre 1.1 y 1.85 metros y 80 centímetros de altura en los hombres, así como pesar entre 57 y 113 kilogramos. Posee la estructura mandibular más poderosa de entre los felinos y el mayor peso relativo de la cabeza, lo que le proporciona su perfil característico.

Los leones alcanzan a medir 3.3 metros de longitud, incluyendo la cola que puede medir un metro de largo. Logran una altura en los hombros de 1.2 metros y un peso promedio de 180 kilogramos.

Fuente: http://el-mexicano.info/nota.aspx?idNota=326356&esSecc=true
Fecha: 29.10.08

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.