lunes, 17 de noviembre de 2008

Atrapan a un oso en interior de residencia en Nuevo León


La presencia de un oso mantuvo en vela toda la madrugada a una familia sampetrina, así como a los elementos de Protección Civil y personal de Parques y Vida Silvestre, luego de que el animal decidió dormir en una residencia de la Colonia San Patricio.

En una casa de la calle Mallorca, cruz con Dublín poniente, se detectó al animal de aproximadamente 1.30 metros de largo y unos 80 kilos, el cual dormía en una barda de 3 metros de altura.

El plantígrado por momentos se despertaba y lanzaba zarpazos al notar la presencia de las personas que se encontraban ya en el lugar. Los residentes de la casa coincidieron en señalar que era la primera vez que veían un oso recorrer los alrededores de la colonia.

"Está enorme, me había enterado de otros casos, uno en el Cecvac y otro en Colorines, pero eran osos pequeños, éste es más grande", expresó un testigo.

El primer avistamiento del animal lo realizaron unos escoltas alrededor de las 1:00 horas, cuando circulaban por la rotonda de la calle Dublín Poniente, quienes lo reportaron a la Central de Emergencia de la Policía de San Pedro, informó Ismael Contreras, director de Rescate 911.

Contreras, en compañía de Bernardo Lozano, responsable en turno, y tres elementos más recorrieron las calles de San Patricio en busca del oso, el cual divisaron cuando corría por la calle Mallorca y vieron cuando se subió a un árbol en la parte exterior de la casa.

Por espacio de una hora y media, el animal permaneció encima del árbol, hasta que decidió brincar hacia la barda de la residencia para dormir.

Hasta el lugar acudieron Ricardo Torres y David Rubio, biólogos del departamento de Parques y Vida Silvestre del Estado con una trampa de las denominadas "Culberth", la cual instalaron en el patio de la residencia y en el interior de la misma pusieron una lata de sardinas con la intención de que el oso bajara a comer para atraparlo.

Pero el animal continuó dormido hasta poco después de las 6:00 horas, cuando se despertó, en lugar de bajar por la comida, caminó por el patio y volvió a subirse al árbol.

Los elementos de Parques y Vida Silvestre esperaron refuerzos de personal del Parque La Pastora. Poco después de las 7:00 horas, el médico veterinario Gustavo Sepúlveda Villarreal, quien con un rifle de aire le disparo un sedante al animal, pero falló en su primer intento.

Esta medida fue necesaria, ya que las autoridades de Protección Civil estimaron que si el animal no era capturado representaba un riesgo para los habitantes de la zona, sobre todo para las personas que acostumbran a levantarse muy temprano para ejercitarse en el parque del área.

Luego de volver a dispararle en una segunda oportunidad, logró darle al animal, el cual se durmió y fue capturado con una red por los rescatistas, quienes lo llevaron hasta las instalaciones del Parque La Pastora, en donde quedó internado bajo observación médica.

Fuente: http://www.nuevoleonenlinea.com/newsmanager/templates/nota.aspx?articleid=25645&zoneid=10
Fuente: 16.11.08

No hay comentarios: