domingo, 16 de noviembre de 2008

Cerezos para los osos

Dos niños de Degaña, plantando un cerezo en uno de los montes del concejo

El Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (FAPAS) está llevando a cabo, en el concejo de Degaña, un proyecto de ayuda para la alimentación de los osos. Una parte muy importante de este proyecto consiste en plantar cerezos en terrenos no productivos, como pueden ser fincas que fueron pasto del fuego. Con la plantación de los árboles se consiguen dos objetivos: la recuperación de la tierra y alimentar a los animales salvajes que viven en los montes, que podrán comer los frutos de los cerezos que plantan los niños de Degaña.

Para que este proyecto tenga un arraigo social importante, el FAPAS ha pensado en empezar a inculcar el amor por la naturaleza a los más pequeños y, así, los niños de Degaña fueron invitados en la tarde del viernes a colaborar con los operarios en la plantación de árboles.

Alejandro González, responsable de educación ambiental del FAPAS, fue el encargado, junto con Angélica Vázquez, animadora sociocultural del Ayuntamiento de Degaña, de guiar a los pequeños en esta tarea. Para él, la importancia de estas jornadas radica «en la implicación que queremos que tengan todos los vecinos en un objetivo que es de gran importancia para ellos, porque los cerezos les sirven tanto como a la fauna». Con los niños, en particular, «queremos que se den cuenta de que, plantando una zona quemada, existe posibilidad para la recuperación y el mantenimiento del entorno donde han nacido y donde están creciendo».

FAPAS quiere enseñar a los niños que el futuro de las especies depende de la educación de las generaciones actuales. «Esta zona es de vital importancia para la conservación del oso; si conseguimos que estos niños amen sus recursos, será mucho mas fácil el mantenimiento de las especies. Lo bonito de todo esto es que los niños verán, a lo largo de todo su ciclo de crecimiento, cómo los cerezos les acompañan: ya dentro de dos años darán frutos, y en la adolescencia podrán recordar que fueron ellos quienes los plantaron.

Dentro de 30 años, en su vida adulta, tendrán la posibilidad de obtener recursos económicos a través de la madera, que será exuberante en el caso de estos árboles», explica Alejandro González.

Los pequeños pudieron pasar toda la tarde, bien abrigados, plantando y preguntando cosas acerca de los cerezos y de los osos, de cómo sirven como alimento a todos los seres vivos que les rodean, a ellos mismos, de cómo la madera será aprovechable en un futuro y de cómo se pueden recuperar terrenos que parecían ya abandonados a su suerte y completamente improductivos. De momento, los cerezos ya están echando raíces en Degaña y los niños seguirán cuidando de ellos hasta que sus frutos nazcan fuertes y ricos, ese es el compromiso de los pequeños con la naturaleza.

Fuente: http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008111600_41_696972__Occidente-planta-cerezos-para-osos
Fecha: 16.11.08

No hay comentarios: