lunes, 24 de noviembre de 2008

“El Jaguar Vive”, exposición itinerante en México

Una especie animal, el jaguar, a la que no pudieron acabar ni las glaciaciones ocurridas entre 25 mil y 10 mil años atrás, está a punto de ser extinguida en Yucatán a causa de los desarrollos turísticos costeros, los campos de golf y la tala de bosques para destinar las tierras a la ganadería.

México.- Este animal americano, que fue símbolo de poder y realeza para los mayas, quienes lo consideraban la personificación del sol nocturno y veían en su piel el cielo estrellado, era considerado en México, hasta 1987 una especie cinegética, es decir, que podía ser “aprovechada” en la caza deportiva. Sin embargo, hoy sólo quedan en todo el continente entre 20 y 30 mil, el 20% del número que hubo alguna vez, y en la Península de Yucatán quedan, según cálculos de los especialistas, alrededor de 700, de los que en Yucatán habrá cuando mucho 50, estando el resto en las selvas de Campeche y Quintana Roo. Esto se explica por la pérdida de su hábitat y la cacería ilegal, pues según datos oficiales, el 80% de la deforestación actual en el país se concentra en las regiones centro y sureste, en las que se ubican las poblaciones remanentes más importantes de jaguares mexicanos. En ese contexto, el caso de Yucatán es patético, pues queda apenas un 2.5% de selva inalterada, y menos del 8% del territorio estatal está bajo protección legal.

El problema que todo esto representa es que el jaguar es una especie necesaria y estratégica para la conservación de la biodiversidad, pues tiene un papel clave en el buen funcionamiento de los ecosistemas, ya que regula el tamaño de otras poblaciones de animales, manteniendo sanos los bosques donde se encuentra.

Exposición Itinerante

Esa es la razón que dio impulso a la exposición “El Jaguar vive”, esfuerzo conjunto de la sociedad civil, el gobierno y la iniciativa privada, para que la sociedad conozca el valor de nuestro patrimonio natural y se sume a los esfuerzos para la conservación y protección de especies emblemáticas como el jaguar.

Esta exposición, que será inaugurada el próximo día 27, a las 8 de la noche, en el Museo Regional de Antropología e Historia “Palacio Cantón” (Mérida, Yucatán), contará con 4 salas diseñadas por Eugenia Montalbán Colón:

La primera de ellas muestra las técnicas usadas para investigar la vida del jaguar: las cámaras trampa o trampas fotográficas, que son puestas en los caminos del bosque, y como son automáticas, se disparan cuando detectan movimiento. Estas cámaras se colocan en pares, una frente a otra, para captar ambos lados del jaguar al mismo tiempo.

En la segunda sala se presentarán imágenes de diferentes jaguares fotografiados en su vida diaria en la selva, así como algunas de sus características físicas y su hábitat.

Estas fotos fueron tomadas en la Reserva Privada El Zapotal (de Pronatura), y en dos sitios de Campeche: la Reserva de la Biosfera de Calakmul, y en el Área Sujeta a Conservación Ecológica Balam Ku.

En la tercera sala se mostrarán diferentes representaciones prehispánicas y actuales inspiradas en el jaguar. En la cuarta sala se podrá ver un video informativo acerca del jaguar, que es un animal crepuscular, pues caza de noche y difícilmente puede ser visto.

Difícilmente podrá sobrevivir

Durante el anuncio de la exposición se mencionó que actualmente no hay poblaciones viables de jaguar en Yucatán, pues para sobrevivir, como necesitan grandes extensiones de caza, dependen de la conectividad de las áreas donde habitan con las selvas de Campeche y Quintana Roo, conectividad que ya no existe, pues ha sido cortada por los desarrollos turísticos costeros (que por cierto también están poniendo en peligro a las tortugas marinas que ya casi no tienen dónde anidar), los campos de golf y la deforestación ganadera que tira la selva para crear sabanas artificiales donde se acaba la biodiversidad. Si se les restituyera a los jaguares esa conectividad a través de las áreas de selva, en 40 años podría repararse una buena parte del daño que les ha inferido en Yucatán la especie más dañina del planeta: el hombre-negocio.

Llamado

Durante el anuncio de la exposición, Joan Andrews, presidenta honoraria de Pronatura, hizo un llamado a la conciencia de los yucatecos para proteger al jaguar y a otras especies en peligro de extinción. Dijo que hay que proteger y restituir la selva que crece detrás de la costa, pues tiene una función muy importante para los ecosistemas.

Explicó asimismo que el jaguar es un animal que tiene mala reputación entre la gente del campo, pero esa fama es infundada, pues no ataca a los humanos si no es provocado, lo que hace es alejarse de ellos. Tampoco le gusta meterse a los corrales, pues prefiere cazar en su amplio territorio las piezas que son su comida usual, como el venado, el pécari de collar, el coatí y el armadillo, entre otras 85 especies, principalmente mamíferos, pero también invertebrados, peces, reptiles y aves.

Por su tamaño, el jaguar es el tercer felino del mundo, detrás del tigre y el león, y el primero entre las cinco especies que hay en México. Le siguen el puma, el jaguarundi, el ocelote y el tigrillo.

Estuvieron en la mesa principal de la rueda de prensa María Andrade Hernández, directora Ejecutiva de Pronatura Península de Yucatán; Juan Carlos Fáller Menéndez, Responsable del programa de Conservación del Jaguar de Pronatura; la antropóloga Blanca M. González Rodríguez, directora del Museo Regional de Antropología de Yucatán “Palacio Cantón”; y el biólogo René Kantún, director de la Reserva de Río Lagartos. Pronatura se encuentra en la Calle 32 No. 269 x 47 y 47 A Col. Pinzón II.

(Roberto López Méndez)

Fuente: http://www.poresto.net/ciudad/7905-exposicion-itinerante-el-jaguar-vive
Fecha: 22.11.08

No hay comentarios: