martes, 4 de noviembre de 2008

Granja La Esmeralda: poco espacio y malas condiciones para los animales

Puma en la Granja La Esmeralda

Santa Fe, Argentina.- Jaulas muy chicas, varios ejemplares en el mismo espacio reducido y falta de procesos de adaptación para reducir el estrés de estar encerrado no constituyen condiciones dignas para los animales. A días de festejarse sus 25 años de apertura al público se invierte en pintura y señalética. Acciones fáciles de concretar, pero que no resuelven problemas estructurales.

"La verdadera fiera en guaraní", rey de las selvas tropicales y subtropicales de América, es el mayor félido del continente y el tercero del mundo. Estupendo nadador, caminante incansable y poderoso cazador, puede recorrer enormes distancias en una sola noche, y ni siquiera los caudalosos ríos Iguazú, Paraná o Bermejo pueden cortarle el paso. Su territorio puede abarcar entre 20 y 180 km cuadrados".

De esta manera se describe al yaguareté en http://www.redyaguareté.org.ar/. Estos datos distan de la realidad de la yaguareté que vive en la Granja La Esmeralda. En su jaula no hay demasiado espacio para caminar o correr, ni caudalosos ríos en los que nadar; sus kilos de más lo evidencian.

En peores condiciones están los 26 pumas decomisados de un coto de caza hace tres meses, hacinados en pequeñas jaulas. Otros ejemplares también sufren el mismo problema: la falta de espacio.

Una de las fuentes consultadas, que pidió reservar su identidad por miedo a las represalias, denunció: "Los animales tienen hambre, poco espacio, nada de ambientación ni de trabajos para que no les afecte el encierro, la mayoría está más que afectado y lo peor... se mueren".

Más y mejores instalaciones

"Esto surge como una granja experimental de animales domésticos, no de fauna silvestre. Los ambientes se han ido adecuando con lo que ya contábamos", señala el subdirector Carlos Cecchini y aclara: "En muchos de los casos, los animales no están en malas condiciones". Que no es lo mismo que decir "en todos los casos" los animales están en "buenas condiciones".

"Por más de que uno le dé un ambiente grande a un puma, está encerrado en una jaula, salvo que cuente con millones de dólares para hacerle un ambiente casi natural, que no es nuestra posibilidad", sostiene.

Sin embargo, el director de Comunicación Social del Ministerio de la Producción, Carlos Scabuzzo, asegura que aspiran a "recrear condiciones de hábitat lo más cercanas posibles a las del animal en su vida silvestre. Para ello, desde la Facultad de Ciencias Veterinarias van a trabajar para enriquecer el hábitat para el bienestar del animal y para que quien lo visite lo encuentre en el mismo estado en que si estuviera suelto. Es un desafío, pero fue una de las primeras cosas que intentamos definir". Si fue una de las primeras definiciones, evidentemente no todos están al tanto.

Medidas

"Al momento de asumir, la Granja tenía deficiencias estructurales. Nos encontramos con un plantel diezmado en gente, que dependía de planes sociales", señala Scabuzzo.

En este sentido explica que se tomaron "medidas correctoras", como "fortalecer la partida presupuestaria para sanidad y nutrición, empezar a tramitar una asistencia -que está a la firma del gobernador-, saldar las deudas previsionales que tenía la cooperadora, avanzar en partidas que nos permitan hacer baños y en la instalación de agua potable, y revalorizar este espacio. Por año pasan entre 70 y 110 mil chicos; hay que contemplar cuestiones que tienen que ver con el visitante". Cuestiones relativas a los visitantes, no a los animales; revalorizar el espacio, no los seres vivos. Ésas parecen ser las prioridades de la Granja.

Falta de presupuesto

Personal de la Granja reconoce la necesidad de expandir las instalaciones de los animales y las de los laboratorios, pero también remarca la falta de recursos y de personal.

El subdirector admite que "el presupuesto no es el óptimo", aunque resalta que hacía tiempo que no manejaban un presupuesto como el actual para la alimentación y adecuación de algunos ambientes.

Cuando se solicitaron los datos de los presupuestos 2007 y 2008, explicaron que "como antes la Granja dependía de Medio Ambiente y ahora volvió al Ministerio de la Producción, es imposible compararlos".

"Cuando nos hicimos cargo, una parte estructural había sido traspasada a la Subsecretaría de Medio Ambiente, con lo cual nos encontramos con la imposibilidad de disponer de una partida determinada. Empezamos a trabajar en coyuntura, con las cuestiones que nos permitan ir resolviendo lo que hace al sostenimiento de la Granja, fundamentalmente la nutrición animal. Recién en 2009 vamos a tener un presupuesto propio", detallaron.

Fuente: http://www.ellitoral.com/index.php/diarios/2008/11/03/metropolitanas/AREA-02.html
Fecha: 03.11.08
http://www.granjalaesmeralda.org.ar/

No hay comentarios: