miércoles, 26 de noviembre de 2008

Quebrantahuesos, osos, urogallos, la vida misma...

Quebrantahuesos

La nueva política medioambiental incluye la repoblación de animales que en tiempos pasados eran habituales en la vida de las personas

Artículo de Fernando Granda

José Ignacio Pardo de Santayana, propietario y director del Zoológico de Santillana del Mar, decidió habilitar una zona de su estupendo parque natural para los animales que llamamos domésticos. Y lo digo así porque cada vez son más domesticados y menos domésticos (según la Real Academia las dos primeras acepciones de doméstico son: 1. Perteneciente o relativo a la casa u hogar. 2. Dicho de un animal: que se cría en la compañía del hombre, a diferencia del que se cría salvaje). Me contaba este cántabro, ingeniero de caminos, gran amante de los animales vivos, que construía este espacio para que los niños conociesen estos seres vivos que hace pocos años convivían con nosotros y que ahora los pequeños sólo conocen por televisión pero rara vez los contemplan cercanos y no son de su convivencia habitual. Vacas, burros, gallinas, ovejas y hasta gatos son seres bastante lejanos para los chiquillos de las ciudades. Se mantienen los perros, ciertos pájaros y peces y algunos bichos más o menos exóticos como mascotas, pero las viviendas ya no están preparadas para los animales domésticos.

Los periódicos publican ahora bastantes informaciones sobre otros miembros de la fauna menos cercana al hombre actualmente pero que en tiempos pasados fue habitual en la vida de las personas, sobre todo en las zonas rurales. Hablan de la reimplantación del quebrantahuesos, del urogallo, del oso pardo y de los pros y los contras que defienden o denuestan partidarios y detractores de esta política medioambiental. Desde mi punto de vista, la vuelta de estos animales restaura el muy deteriorado equilibrio ecológico actual. Es necesario eliminar miedos, etiquetas, intereses y eslóganes malintencionados, no cargar contra significados mal conocidos (por ejemplo, ecologista, según la RAE es quien «propugna la necesidad de proteger la naturaleza» y no el enemigo del habitante rural) y evitar que intereses económicos, políticos o personales destrocen la Naturaleza. El célebre paleontropólogo Juan Luis Arzuaga, «el de Atapuerca», que acaba de publicar «Cuando el mundo era niño», señala que «tenemos que vivir en nuestro planeta» y nuestro planeta es eso, fruto de la Naturaleza, con sus ciclos vitales, sus cadenas biológicas, sus escalas evolutivas es decir, convivir con la vida natural. Los descubrimientos científicos, los grandes inventos tecnológicos son, en su inmensa mayoría, imitaciones de la Naturaleza.

Benigno Varillas, el gran ecologista, premiado por las más importantes corporaciones internacionales, ponía un ejemplo ilustrativo de la labor del quebrantahuesos. La ofrecía como ejemplo del antiguo trabajo de cierre de un periódico. Nos sorprendió a todos los asistentes cuando en la presentación que me hizo (perdonen la alusión personal) durante una distinción que me otorgaba el Centro Asturiano de Madrid señaló que el trabajo del redactor de cierre de un diario es similar (la imitación que señalaba antes) a la obra de esta ave singular. El quebrantahuesos es quien limpia los campos de desperdicios orgánicos una vez que depredadores y carroñeros terminan su faena. Si el antiguo «redactor de platina» cortaba o añadía, depuraba y ajustaba la información al espacio diseñado en cada página del periódico, el quebrantahuesos remata la limpieza del espacio natural y mantiene el equilibrio necesario para que la vida continúe.

«Mansín», «Villarina», «Paca» y «Tola», los recordados «Petra» y «Perico» del Campo San Francisco son nombres ya familiares para muchos asturianos. Además de bellos y necesarios, el oso, el urogallo, la nutria y tantos otros animales cuya repoblación está en marcha en Asturias traen el equilibrio natural que los humanos hemos ido destruyendo. Son, como el «redactor de platina», quienes nos presentan el «arte final» de la vida misma.

Fuente: http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008112600_52_700596__Opinion-Quebrantahuesos-osos-urogallos-vida-misma
Fecha: 26.11.08

No hay comentarios: