jueves, 20 de noviembre de 2008

«Villarina» no se aleja de la zona de suelta

Bosques en las proximidades del núcleo de Villarín, en Somiedo

Los expertos valoran positivamente los 10 primeros días de libertad de la osezna, aunque ven prematuro hablar de éxito

La osezna «Villarina», encontrada, herida, por unos turistas en la cuneta de una carretera, cerca de Villarín, en Somiedo, lleva diez días en su hábitat natural. Pasó cuatro meses en diversos centros de fauna donde se recuperó de sus lesiones y, ahora, se enfrenta sola, pero vigilada de cerca por personal de la Consejería de Medio Ambiente y por expertos en osos, a un invierno que está al caer. De momento, todo hace pensar que la reintroducción del animal en los bosques somedanos va por el buen camino, pero los especialistas mantienen que aún es pronto para lanzar las campanas al vuelo y afirmar que la vuelta del animal a su hábitat ha tenido éxito.

«Villarina» fue liberada en los bosques del parque natural el pasado día 11, en un dispositivo en el que colaboraron miembros de la Consejería, del Fondo Asturiano para la Protección de los Animales Salvajes (Fapas) y de la Fundación Oso, así como expertos de la Estación Biológica de Doñana, a través del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

La osezna recuperó la libertad en una zona donde se había avistado a su madre y a sus dos hermanos y en todo momento se ha mantenido el dispositivo de seguimiento por radiomarcaje. «Villarina» sigue en la misma zona en la que fue soltada, aunque la única vez que ha sido vista se hallaba a una mayor altitud.

Los expertos consideran que el hecho de que en estos diez días no se haya producido ningún problema y que el animal siga en la misma zona es un dato positivo. Sin embargo, mantienen que todavía es pronto para hablar de éxito. Al menos, así lo cree Alberto Fernández Gil, científico de la Estación Biológica de Doñana, quien colaboró en la suelta del animal la pasada semana. Según el biólogo, el hecho de que «Villarina» no haya bajado a la carretera ni se haya acercado a ningún núcleo de población es síntoma de que las cosas van bien. Pero matiza que aún es pronto para hacer una valoración más profunda.

«Es la primera vez que se reintroducen osos en la cordillera Cantábrica. En otras poblaciones ya se ha intentado, pero aquí no, por lo que todavía es muy pronto para decir si hemos tenido éxito. También hay que decir que el hecho de que la osezna no haya dado problemas, me refiero a salirse de su hábitat, es un buen síntoma. Si el animal no se ha movido de la zona donde fue soltado puede deberse a que se encuentra a gusto y con alimento o bien a que no se atreve a salir por haber pasado unos meses fuera de su hábitat o porque siente a otros animales que le asustan. Son todo hipótesis, ya que no existen más experiencias. Por lo tanto, y en tan corto espacio de tiempo, ni lanzaría las campanas al vuelo ni alertaría sobre un posible fracaso», concluyó el biólogo.

«Villarina» fue soltada en una zona de bosque donde abunda la comida y donde existen numerosas zonas de refugio, algo que se valoró muy positivamente por los expertos dado el momento del año en el que se realizó la reintroducción. El invierno, como explicó el biólogo del CSIC, es una época no difícil pero sí clave para estos animales. Los osos están adaptados a hibernar de una manera no estricta.

El ciclo vital y la fisiología del oso pardo están preparados para pasar una época sin alimentarse. Sin embargo, la hibernación no se produce aquí, en el límite sur de la distribución de la especie, con el mismo rigor que en poblaciones nórdicas. Fernández Gil explica que en la población cantábrica hay evidencias de que algunos ejemplares no hibernan o lo hacen brevemente. De ahí que se desconozca lo que pueda hacer «Villarina» este invierno. «Lo esperable es que hiberne, pero si no lo hace, no sería algo grave ni excepcional», señala.

Los expertos indican que el invierno puede ser una época complicada dependiendo de los años. Como explicó el biólogo asturiano, los más difíciles son aquellos inviernos en los cuales la cosecha de bellotas y hayucos es mala o escasa. En ese caso, los animales se ven obligados a moverse más para conseguir alimento, lo que aumenta los riesgos en su supervivencia.

Sin embargo, este año parece haber sido bueno, al menos en la cosecha de bellota, por lo que la falta de alimento parece que no será un problema para la reintroducción de la osezna. Tampoco las nevadas serán un inconveniente para que sobreviva. Como explica Fernández, los osos pardos están adaptados a climas mucho más fríos y severos que el de la cordillera Cantábrica. «El único problema sería que no adquiriera grasas durante el otoño y que la nieve dificultara el alimento. Y, por lo que parece, el animal está comiendo».

Por su parte, el Ayuntamiento de Somiedo considera que el proyecto ya ha sido un éxito solamente por haber logrado devolver a «Villarina» a los bosques del concejo.

El regidor somedano, Belarmino Fernández Fervienza (PSOE), comenta que el mero hecho de haber logrado soltar a la osezna significa que la reintroducción de estos animales es posible.

«El programa, para nosotros, ya ha sido un éxito por haber conseguido devolverla a su hábitat, un éxito que puede ser mayor si consigue adaptarse. "Villarina" se ha recuperado, no ha muerto y ha podido volver al bosque. Con actuaciones como ésta queda certificado que la reintroducción del oso no solo es posible, sino que es el camino a seguir para conseguir la recuperación de la especie», matizó Fernández Fervienza.

El alcalde de Somiedo también quiso destacar la importante labor que se ha realizado para lograr la suelta del animal, así como la participación activa de las distintas agrupaciones y el uso de los medios adecuados.

Como señaló Fernández Fervienza, se ha tenido que trabajar mucho para lograr liberar al animal, algo en lo que también tiene que ver la colaboración entre las distintas partes.

«Se ha peleado y, al final, se ha conseguido soltar a "Villarina". También ha sido vital la implicación y la cooperación de los diversos estamentos y los medios utilizados, algo que tendremos que tener en cuenta para seguir trabajando en la mejora del oso pardo», puntualizó el regidor.

Fuente: http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008112000_41_698392__OCCIDENTE-osezna-Villarina-aleja-zona-donde-soltada
Fecha: 20.11.08

No hay comentarios: