domingo, 28 de diciembre de 2008

Balleneros nipones dejan zona reclamada por Australia

El grupo ecologista Sociedad de Conservación Marina Sea Shepherd dijo que consiguió su objetivo de obligar al retiro de la flota ballenera de Japón desde las aguas de la Antártica que reclama Australia.

En un comunicado difundido en su sitio en internet (http://www.seashepherd.org/), la agrupación con base en Estados Unidos dijo que su barco, el Steve Irwin, había obligado a la flota nipona a ingresar a aguas de la Dependencia Ross, que es reclamada por Nueva Zelanda.

Australia ha declarado como "zona de exclusión económica" (EEZ, por sus siglas en inglés) a las aguas frente al territorio antártico que reclama y un tribunal australiano ordenó una prohibición a la caza de ballenas en la zona.

El grupo Shepherd dijo que está haciendo cumplir esa orden mediante la persecución de la flota ballenera japonesa, que se encuentra en la zona para su cacería anual de cerca de 900 ballenas. Sin embargo, Japón no reconoce el reclamo australiano en la zona y dice que su flota se encuentra en aguas internacionales.

En un comunicado, fechado el sábado, el fundador de Sea Shepherd, Paul Watson, prometió que su organización continuaría con su persecución a la flota nipona. "La buena noticia es que ellos ya no están cazando ballenas en aguas australianas y sólo lograron hacerlo en aguas del Territorio Antártico Australiano por cerca de una semana antes de que fueran forzados a salir de la EEZ australiana", afirmó el grupo en el comunicado.

"Ahora están en aguas de la Dependencia de Ross y el Steve Irwin los persigue", agregó. Watson dijo que esto eran "malas noticias" para las ballenas en las aguas al sur de Nueva Zelanda.

El Instituto de Investigación de Cetáceos de Japón, que dirige la cacería, ha acusado a Sea Shepherd de "eco terrorismo" y de embestir a su buque Keiko Maru durante una acción de protesta el viernes. Sea Shepherd a culpado a la flota japonesa por la colisión.

En un video del incidente publicado en su sitio en internet (www.icrwhale.org), la organización mostró que la tripulación de la nave japonesa advirtió en inglés al Sea Shepherd que sus protestas serían tratadas como "intrusión ilegal bajo la ley japonesa" si intentaban abordar.

Durante la última temporada ballenera, dos activistas del Sea Shepherd fueron brevemente detenidos en un barco japonés que abordaron durante una acción de protesta.

A pesar de la moratoria internacional contra la cacería de ballenas vigente desde 1986, Japón justifica sus actividades diciendo que la caza tiene propósitos "científicos". Gran parte de la carne de ballena termina en las vitrinas de los supermercados.

(Editado en español por Ricardo Figueroa)

Fuente: http://lta.reuters.com/article/topNews/idLTASIE4BR00N20081228?sp=true
Fecha: 27.12.08

No hay comentarios: