miércoles, 31 de diciembre de 2008

BCN desencalla el proyecto del zoo marino para abrirlo en el 2014

Las obras se realizarán en paralelo a la reforma del de la Ciutadella, que perderá tres hectáreas. Las dos instalaciones costarán 200 millones, con capital público y privado, y tendrán más especies.

El pasado 18 de noviembre el municipio reconocía que seguía sin concretarse el proyecto y el coste del zoo marino, así como la reforma del de la Ciutadella. En este último mes y medio el ayuntamiento ha dado un acelerón a unas planificaciones que acumulan años de retraso y ha desencallado su futuro. Así, el alcalde Jordi Hereu presentó el penúltimo día del 2008 lo que serán unas de las obras más importantes de la ciudad en los próximos años y anunció fechas: el recinto del Besòs se empezará a construir durante el primer semestre del 2009 y estará abierto al público en el 2014. Un año después finalizarán las obras del actual zoo, que se reformará íntegramente en paralelo a los trabajos que se llevarán a cabo en el litoral.

"Se acaba la provisionalidad y los interrogantes. Ahora vamos a trabajar sobre unas bases firmes", sentenció Hereu, que justificó el retraso de las concreciones en "el proceso de reflexión necesario llevado a cabo tanto desde el ámbito científico como el social", aunque asumió que "seguramente" este transcurso ha durado "demasiados años". Y esta propuesta final supondrá que la ciudad dispondrá de 18 hectáreas de instalaciones zoológicas, ocho en la nueva construcción del litoral y 10 en el recinto de la Ciutadella, que perderá tres con su reestructuración.

El nuevo modelo de zoo, concebido como uno único con dos instalaciones, supondrá un desembolso hasta el 2015 de 200 millones de euros, una cantidad para la cual el municipio recurrirá a capital privado, según explicó Hereu, aunque no concretó en qué porcentaje. No obstante, el alcalde puso énfasis en que esta cooperación "no condicionará la opción estratégica del proyecto, cuya gestión será solo pública".

Y en ese modelo primará la biodiversidad, los programas de conservación e introducción de especies y la divulgación, recreando los hábitats naturales originales de los animales y distribuyendo las especies en biomas. En el caso del zoo de la Ciutadella habrá áreas que representarán selvas, estepas asiáticas, la sabana africana, la insularidad de Madagascar y la isla de Flores y el bosque mediterráneo, mientras que en el marino se mostrarán los entornos de aguas frías, mediterráneas, oceánicas, tropicales, las islas Galápagos, lagunas litorales y dunas.

La transformación comenzará durante el primer semestre del 2009 con el inicio de la ejecución de las obras de acondicionamiento y adecuación de tierras del solar del zoo marino y el comienzo de la construcción de las instalaciones de los dragones de Komodo en la Ciutadella, un recinto que se mantendrá en todo momento abierto al público. Durante el segundo semestre comenzará la urbanización del entorno del Besòs, que completará esta fachada marítima, y en el 2013 el zoo marino estará acabado, aunque se abrirá el siguiente año.

TÍQUET ÚNICO

La concepción del modelo bicéfalo de zoo llevará a estudio la posibilidad de crear un transporte único para desplazarse de uno a otro, de la misma manera que el municipio no descartó que haya una entrada única para acceder a ambos recintos. Temas, ambos, que faltan por definir, así como las especies que se adquirirán, ya que, según explicó el presidente del zoo, Ignasi Cardelús, "la adquisición de animales está condicionada a los proyectos de investigación en los que el zoo está inmerso".

Lo que sí está claro, afirmó, es que en el caso del de la Ciutadella habrá menos animales (ahora hay 2.719) pero más diversos. Y que Ulises no volverá, ya que el zoo marino no tendrá orcas ni ballenas belugas, que requieren un gran espacio exclusivo, reñido con la biodiversidad por la que apuesta este modelo de zoo.

Fuente: http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=574938&idseccio_PK=1022
Fecha: 31.12.08

No hay comentarios: