viernes, 12 de diciembre de 2008

Hipopótamos 'fugados' de Hacienda Nápoles matan ganado para marcar su nuevo territorio

Colombia.- En enero próximo, cuando cese el invierno, veterinarios y campesinos de Puerto Berrío (Antioquia) intentarán atrapar a los dos animales que llevan dos años deambulando por el Magdalena Medio.

En la vereda Bodegas, en Puerto Berrío (Antioquia), fueron localizados los dos animales que a finales del 2006 se 'fugaron' de la Hacienda Nápoles del extinto capo Pablo Escobar, a más de 200 kilómetros al sur del caserío donde viven 72 familias.

Julián Darío Vásquez, ganadero de Bodegas, dice que los hipopótamos han matado a 7 terneros que se han acercado hasta su 'territorio' y en una noche varios pescadores debieron nadar hasta la orilla del río Bartolo después de que su canoa se volteó al paso raudo de un hipopótamo que regresaba al agua.

"Un día a las 4:00 p.m, cuando buscaba un ganado, iba en una canoa por el río Bartolo y esa bestia pasó a 7 metros de mi, moviéndose muy rápido bajo el agua", cuenta Vásquez.

En una región donde se 'transpira' la humedad y la temperatura promedio es de 32 grados centígrados, tres veterinarios de la Fundación Vida Silvestre Neotropical y cuatro campesinos de la vereda persiguen a los mamíferos que marcan su camino con el estiércol que esparcen cuando se alimentan de vegetación y plátanos -son herbívoros- y las grandes y hondas huellas que dejan a la orilla del río San Bartolo.

El grupo de búsqueda lo lidera Wilson Moreno, médico veterinario especializado en Fauna Silvestre, quien debió recurrir a expertos internacionales para que lo guiaran en el rastreo de los particulares cuadrúpedos en la vereda a la que se llega desde Puerto Berrío por una descuidada y polvorienta carretera donde sus 29 kilómetros se recorren en hora y media.

Desde octubre pasado los 'fugitivos' son buscados en canoas y en extensas caminatas de hasta 8 horas en una labor que hace dos semanas se interrumpió debido a las inundaciones que el río Magdalena ha provocado como consecuencia del fuerte invierno que se registra en el país.

Los hipopótamos, una hembra y un macho, hacían parte de la manada de 22 animales que se encuentran en la mística hacienda, ubicada en Puerto Triunfo, donde en 1981 aterrizó un avión ruso Antonov con cebras, búfalos, avestruces, jirafas y otras especies exóticas traídas desde África Central por orden del entonces temido narcotraficante Escobar.

El último avistamiento de los animales, que habrían sido desterrados de la Hacienda por el macho dominante 'alfa' de la manada, ocurrió en enero de 2007 cuando los campesinos de Puerto Olaya, en Cimitarra (Santander) reportaron la presencia de los cuadrúpedos en el sitio Caño Negro (ver recuadro).

Desde esa época un grupo de funcionarios de la Corporación Regional Autónoma de Santander (CAS) los buscaba hasta que fueron reportados en territorio antioqueño.

Cambiaron horario de los pescadores

Desde la llegada de los hipopótamos a la vereda Bodegas, ubicada a 29 kilómetros de Puerto Berrío, los campesinos ahora buscan de noche los bocachicos y bagres y no usan el motor en sus canoas cuando se desplazan por el río San Bartolo.

William Ramírez, pescador de la zona, asegura que ahora duerme de día para salir en la madrugada al río donde ahora se desplaza apoyado con remos pues el ruido del motor puede enfurecer a los 'invasores' que en la noche salen del agua para alimentarse con la vegetación que abunda en el lugar. Los hipopótamos se caracterizan por permanecer la mayor parte del día bajo el agua.

El curtido labriego cuenta que mientras en el Caño Ramblas se encuentra el macho, en el Caño San Juan, ambos brazos del río San Bartolo, habita otro mamífero hembra que habría tenido una cría hace 10 meses.

"Al principio el macho se la pasaba debajo de un puente muy cerca a la vereda donde habitamos 70 familias. Pero a medida que fue pasando el tiempo se volvió muy 'arisco' y se metió al caño que comunica al San Bartolo con el río Magdalena", dice Ramírez, quien antes se tardaba media hora para pescar y hoy, por el impedimento del uso del motor, se tarda una hora más.

Hasta mediados del 2007 el animal más grande que se había visto en la región eran los jaguares que pueden pesar hasta 100 kilos y medir 1,7 metros. Ahora, los campesinos han tenido más de un contacto con los robustos animales de 2.000 kilogramos y 4,5 metros de largo.

Operativo para capturarlos

Para ejecutar el 'operativo', que finalizará con la captura de los mamíferos que huyeron, fue necesario formalizar un convenio entre el Ministerio del Medio Ambiente, la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS), la Corporación Autónoma Regional del centro de Antioquia (CAS) y la Fundación Vida Silvestre Neotropical.

Wilson Moreno, vocero del Ministerio y de la Fundación, precisa que en enero próximo, cuando haya cesado el invierno y las aguas del río Bartolo disminuyan, se realizaría la etapa final del proceso de captura de los 'fugados'.

Con equipos de radio de largo alcance, potentes linternas, botas de campo, camisas mangalarga para evitar las picaduras de mosquitos y cámaras de video los expertos observaron al hipopótamo macho en el lecho del río, y a la hembra hace un mes le vieron la cabeza cuando se asomó por un costado del río.

"Aunque no lo hemos visto, muchos campesinos nos aseguran que la hembra tiene una cría. Podríamos decir que los tenemos cercados, pero hay que esperar a que pase el invierno para llegar hasta donde se encuentran", manifiesta Moreno.

El grupo que persigue a los animales pretende instalar a orillas del río Bartolo una jaula en hierro de 1,50 metros de alto, 2 de ancho y 3 de fondo para atraer con comida a los animales y sedarlos. Si está técnica no resulta se acudiría a cerbatanas que dispararían tranquilizantes importados pues en el país no se consiguen dardos que atraviesen los 2 centímetros de espesor que tiene la piel de los pesados herbívoros.

Precisamente, este fin de semana el grupo se internó en la zona con una comisión del Ministerio de Medio Ambiente para analizar las condiciones del terreno y verificar si el invierno aún mantiene con alto nivel las aguas del río Bartolo.

Aunque el convenio que busca la captura de los animales termina en este mes, Héctor Murillo, director de la CAS, aclara que el contrato se prolongará para facilitar el trabajo que adelantan los 'perseguidores' de los hipopótamos.

"Ojalá los podamos ver para verificar en qué condiciones se encuentran pues por el invierno los animales se han estado moviendo mucho. Si los atrapamos en enero los animales se irían para un zoológico", agrega Moreno.

Larga caminata

Los animales de cabeza casi cuadrada, ojos y orejas pequeñas y grandes narices salieron de la Hacienda Nápoles por el río Cocorná que desemboca en el río Magdalena.

Luis Emilio Atuesta, coordinador de Control y Vigilancia de la CAS, dice que siguiendo el cauce del río Magdalena avanzaron hacia Puerto Boyacá (Boyacá) transitaron cerca de Puerto Nare, Puerto Servies, Zambito y Caño Negro en Puerto Olaya ( Cimitarra -Santander), región que por sus condiciones de humedad, alta teperatura, ríos, ciénagas y mucha vegetación se asemeja a las planicies del centro de África.

Por información suministrada por campesinos, a los hipopótamos en Puerto Olaya los ahuyentaron con pólvora y, al parecer, a uno de los mamíferos le habrían disparado con una escopeta causándole una herida leve.

Algunos labriegos del Magdalena medio aseguran que han escuchado a los hipopótamos en las noches cuando buscando comida gruñen como los cerdos.

Precisamente, los antiguos egipcios llamaban a estos animales 'cerdos de río', los árabes 'búfalo de agua' y los griegos 'caballos de río', pues pasan la mayor parte de su tiempo bajo el agua.

"Les recomendamos a los turistas y ambientalistas que nos los busquen porque aunque no se han registrado aún ataques a humanos es muy riesgoso acercarse a ellos. Si alguien ubica el sitio exacto en que se encuentren nos pueden informar a los teléfonos (4) 938888 de Corantioquia o (7) 236889 de la CAS", dice Moreno.

Por Félix Leonardo Quintero
Corresponsal EL TIEMPO
BUCARAMANGA

Fuente: http://www.eltiempo.com/colombia/oriente/hipopotamos-fugados-de-hacienda-napoles-matan-ganado-para-marcar-su-nuevo-territorio-_4715910-1
Fecha: 11.12.08

No hay comentarios: