jueves, 11 de diciembre de 2008

Imputado un constructor que dejó de alimentar a los 25 caballos que criaba

Los animales fueron encontrados en un estado lamentable en una explotación de Colmenar. La Guardia Civil le imputa un delito contra el maltrato animal.

Un constructor de Colmenar ha sido imputado por la Guardia Civil por un delito contra el maltrato animal por llevar más de cinco meses alimentando sólo con paja a los 25 caballos de pura raza española que criaba en la explotación que regenta desde hace unos años. Los animales están desnutridos, gravemente enfermos y tirados en el suelo porque apenas tienen fuerzas para levantarse, y hacía más de dos meses que no eran visitados por un veterinario.

La mella que la crisis económica ha hecho en su negocio en los últimos meses es el argumento con el que este empresario justifica el abandono al que ha sometido a los caballos que criaba en esta finca para luego venderlos.

Una denuncia del Colectivo Andaluz Contra el Maltrato Animal y Medioambiental (Cacma) en Málaga puso en sobreaviso a los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil y a los veterinarios de la Consejería de Agricultura y Pesca, que cuando acudieron a inspeccionar la explotación equina se encontraron con un panorama dantesco.

Unos 25 caballos de pura raza española, valorados en más de 8.000 euros cada uno, presentaban un estado lamentable de caquexia, es decir, extrema desnutrición, atrofia muscular, fatiga y debilidad.

La mayoría no tenían fuerzas ni para levantarse y un par de ejemplares presentaban incluso masas tumorales de extrema gravedad que podría obligar a los veterinarios a sacrificarlos en los próximos días, según confirmaron ayer a este periódico fuentes de la Junta de Andalucía.

La mala situación económica del empresario hizo que desde el verano los animales dejarán de ser alimentados con pienso y desde entonces sólo comían paja.

Los caballos han sido intervenidos cautelarmente en la misma explotación donde un veterinario de la Oficina Comarcal Agraria de Vélez-Málaga se encargará de visitarlos periódicamente para ver su evolución. El mal estado en el que se encuentran los animales ha hecho que se descarte la posibilidad de trasladarlos a otras instalaciones, ya que se cree que algunos de ellos no resistirían el viaje.

La Guardia Civil presentará hoy mismo en el juzgado las diligencias abiertas contra este constructor de Colmenar por un delito contra el maltrato animal, que está tipificado como delito en el artículo 337 del Código Penal. Puede conllevar penas de cárcel de entre tres meses y un año, e incluso la inhabilitación para la cría y venta de estos animales de hasta tres años.

Fuente: http://www.malagahoy.es/article/malaga/299666/imputado/constructor/dejo/alimentar/los/caballos/criaba.html
Fecha: 10.12.08

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La fotografia que se adjunta a este tema no corresponde con los caballos de este hombre, ya que ese es de rocca. Ademas los datos son inadecuados, lo digo porqwue yo he visto en persona los caballos y estan muy bien cuidados, seguidos de cerca por un veterinario, alimentados 3 veces al dia, lavados, etc etc etc. Quien no haya visto en persona los caballos no deberia dar su opinion, ya que los medios nos engañan por completo.

Pitusa Gatz dijo...

Anónimo, quito la fotografía para no crear confusión. No obstante, si el Seprona ha actuado y le ha imputado por maltrato animal, es que debe haber motivos suficientes para hacerlo. La Guardia Civil no actúa porque sí, sino en base a denuncias y después de haber comprobado su veracidad, o sea que tan bien cuidados no estarían.