lunes, 10 de marzo de 2008

Los ecologistas de WWF denuncian la muerte masiva de crías de foca en el Báltico


El invierno más cálido en 300 años ha provocado un rápido deshielo que les obliga a sumergirse en el agua antes de estar preparados, donde mueren de hambre y frío
La reducción de la capa del hielo en el Mar Báltico está provocando la muerte masiva de crías de foca anillada, obligadas a entrar demasiado pronto al agua debido al cambio climático.
"La situación es dramática. En algunas regiones no sobrevivirá seguramente ni una sola de las crías nacidas en las últimas semanas", ha afirmado Cathrin Münster, portavoz de la oficina de la organización ecologista WWF en Stralsund, en la costa báltica alemana.

La nota emitida hoy por WWF subraya que "la muerte de focas es un siniestro anuncio del cambio climático, que afectará de manera especialmente dura al mar Báltico", donde este año se ha registrado el invierno más cálido de los últimos 300 años.

WWF añade que tan sólo quedan entre 7.000 y 10.000 focas anilladas (Pusa Híspida, antes Phoca Híspida), una especie protegida y en peligro de extinción, que cría a sus bebés en cuevas de nieve y hielo, tras los nacimientos que se producen entre febrero y marzo.

"Como el deshielo se produce demasiado rápido, las crías se ven abocadas a entrar en el agua prematuramente, cuando no han engordado lo suficiente como para tener una gruesa capa de grasa que las proteja. Por ello mueren de hambre y frío", subraya el mensaje de alerta.

La muerte masiva de crías de foca anillada se está produciendo sobre todo en la costa suroccidental de Finlandia, en el Golfo de Finlandia y el Golfo de Riga, donde este año no se ha producido una congelación suficiente del mar. Los expertos de WWF también están registrando una insuficiente capa de hielo en el norte del Báltico, en el golfo que separa Suecia de Finlandia.
Fuente: www.adn.es
Fecha: 10.03.08