domingo, 16 de marzo de 2008

Reacción de los turistas después de una corrida en la Monumental

En el blog de Nacidos Libres (http://nacidoslibres.blogspot.com/) he visto estos vídeos que reproduzco aquí porque hablan por sí solos, es la reacción de los turistas al salir de un corrida de toros en la Monumental. Está claro que van engañados, pensando que van a ver otra cosa y no lo que es en realidad: una salvajada impropia de un país civilizado y un acto de tortura cruel.

Mirad cómo salen esta pobre gente ...



5 de Abril: Manifestación Antitaurina en Sevilla


El Colectivo Andaluz Contra el Maltrato Animal y los Verdes de Andalucía, convocan una Manifestación Antitaurina frente a la Maestranza el día 5 de abril a las 16:00 horas.
Más información en http://2008.cacma.org/

Los gatos de Hemingway

Tres de los gatos que viven en el Museo Hemingway de Key West. Si se mira con atención, se puede ver - especialmente en el que duerme, al centro - que tiene seis dedos, el extra parece un pulgar.

Por Mariana Enriquez

En la década del ’30, un capitán de barco le regaló a Ernest Hemingway un gato, que se llamaba Snowball. No era un felino común: tenía polidactilia, es decir, más dedos que lo habitual en sus patas traseras y delanteras; a veces parecía estar usando mitones, porque sus “pulgares” estaban muy desarrollados. Hemingway llevó a Snowball a su casa de Key West, Florida, donde escribió Por quien doblan las campanas y varios cuentos clásicos, como “Las nieves del Kilimanjaro”. Y él mismo se sorprendió cuando Snowball fue padre de gatitos, y todos tenían dedos de más, a pesar de que la mamá gata era normal.

Hoy, la casa del escritor es la Ernest Hemingway Home and Museum, un museo que visitan 300 mil personas por año. Además de los objetos personales del escritor, alberga a unos 60 descendientes de Snowball, todos con polidactilia, todos hermosísimos, bautizados con nombres como Audrey Hepburn o Truman Capote. Están bien alimentados, tienen su propio veterinario que los visita una vez por semana, cada año se les dan las vacunas –se encarga de eso la clínica cercana All Animal– y todos los procedimientos rutinarios, como despulgarlos y desparasitarlos, se hacen en el museo. Eukanuba les dona comida orgánica, y los laboratorios Pfizer, medicamentos especiales para los parásitos. La gran mayoría está castrada, salvo un puñado elegido para reproducirse y continuar la dinastía. Los visitantes pueden acariciarlos y jugar con ellos, pero no alimentarlos porque su dieta está supervisada. En fin, que los gatos viven como reyes en la preciosa casa, disfrutando del clima tropical.

Pero este año estalló una disputa que los puso en peligro de encierro, e incluso de expulsión. Los administradores del museo están en disputa con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos: el organismo del gobierno federal dice que los gatos están en “exhibición” y que el museo necesita una licencia especial para conservarlos, la misma que necesitan los circos y los zoológicos. El museo repuso que los gatos no actúan, ni están exhibidos; sencillamente viven ahí, son mascotas que le dan un atractivo particular al museo, pero no están obligados a hacer nada. El Departamento insistió en que deberían estar enjaulados cuando el museo se cierra –a las 5 de la tarde–; también trajo a colación una vieja ley del estado de Florida que prohíbe más de cuatro animales domésticos por casa. Por suerte, la Comisión Ciudadana de Key West intervino poco antes de que ocurriera el desalojo, y les concedió a los gatos una excepción salvadora: “Residen en la propiedad de la misma manera que lo hacían cuando vivía Hemingway. No son una exhibición del modo en que lo son los animales de un circo. La Comisión encuentra que la familia de gatos con polidactilia de Hemingway son animales de significancia histórica, social y turística”. Así, junto a los miles de visitantes y simpatizantes que desde que empezó este absurdo lío estuvieron haciendo campaña, los gatos ganaron y se pueden quedar en casa.

El Centro Canino comienza el traslado de sus perros a residencias antes del desalojo



Varios socios de la entidad acudieron llorando a las instalaciones para despedir a las mascotas

Simpatizantes de la asociación acudieron a las instalaciones para ayudar en el realojo.

Los responsables del Centro Canino Internacional empezaron ayer el traslado de sus perros a diversos centros privados de acogimiento ya que mañana lunes tendrán que haber desalojado definitivamente las instalaciones ubicadas en el camí de ses Barraques de es Pil.larí, en cumplimiento del decreto de cierre emitido por el ayuntamiento de Palma en noviembre del año pasado. El juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Palma ordenó esta clausura tras el recurso interpuesto por el Centro Canino en contra del traslado de las mascotas a la perrera de Son Reus.

Los gestores de esta asociación sin ánimo de lucro consideran que estas instalaciones municipales están saturadas y no pueden albegar a los más de treinta canes que deben ser trasladados allí. En es Pil.larí sólo quedarán diez hembras, un macho y varios cachorros, según asegura el presidente de esta entidad defensora de los animales, Juan Gil.Varios socios acudieron a la nave en la que hasta ayer estaban los perros para ayudar en las labores de realojo y mostraron su malestar llorando.

El pasado jueves 13 de marzo la concejalía de Sanidad, de la que depende el Centro Sanitario de Son Reus, notificó al Centro Canino el desalojo.Anteriormente miembros de esta entidad habían llegado a un acuerdo con la presidenta del Consell de Mallorca, Francina Armengol, para poder llevar a las mascotas a instalaciones privadas de acogimiento de manera temporal hasta que consigan obtener la licencia de actividad de la que carecen. De este modo se termina en parte con un conflicto generado a raíz de las denuncias interpuestas por vecinos que residen en el camí de ses Barraques contra estas instalaciones alegando las numerosas molestias de ruidos que les provoca su funcionamiento.

El Centro Canino Internacional sólo dispone de licencia de cría lo que motivó el decreto de cierre dictado por alcaldía en noviembre de 2007. Desde entonces se han sucedido diversas negociaciones entre la regiduría de Sanidad, dirigida por Begoña Sánchez, y el presidente de la asociación canina, Juan Gil. Cort pretendía llevarlos a Son Reus y se comprometía a no sacrificar a los animales acogidos pasados los 21 días reglamentarios.

Fuente: www.diariodemallorca.es
Fecha: 16.03.08
http://www.diariodemallorca.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008031600_4_340085__DIARIO-DE-PALMA-Trasladados-refugio-Sencelles-perros-Centro-Canino

Noticias relacionadas:
http://www.ultimahora.es/segunda.dba?-1+7+428922
http://www.mallorcadiario.com/index.php?option=com_content&task=view&id=32449&Itemid=29

Maltrato a los animales, tolerancia legal

Por Manuel Molina Domínguez

Recabando información en la prensa sobre los motivos por los que el Ayuntamiento de Palma decretó el cierre del hogar de animales abandonados del "Centro Canino Internacional", y también sobre los fundamentos de la decisión judicial que había dejado temporalmente en suspenso dicha clausura (suspensión cautelar, levantada hace pocos días), me tropecé con la foto. En ella se veía a un perro pequeño -de no más de cuatro o cinco kilos- extrañamente situado junto a la puerta de entrada del citado refugio de animales. Estático, como si estuviera dormido -en una posición imposible-, completamente vertical a dicha entrada. Pero una más detallada observación permitía comprobar el horror. Había sido colgado del cuello con un lazo corredizo de alambre, con el suelo a unos cinco centímetros de sus patas traseras, donde había fallecido asfixiado por su propio peso, seguramente después de haber pataleado, sin éxito, durante minutos (¿horas?). Al parecer, dicha "valiente" hazaña había sido llevada a cabo por alguien -un auténtico "neandertal", presumo yo- disconforme (ignoro si con razón legal, o no; es irrelevante) con que dicho centro aún permaneciera abierto.

Una de las personas más sensatas que conozco vio la foto conmigo, y preguntó espontáneamente: "¿Cómo puede alguien hacer algo así a un ser inocente e indefenso? Es casi tan horrible (salvando las distancias) como asesinar a un niño". Yo entonces, todavía consternado por la imagen, le respondí, casi sin pensar: "¿Es que crees que si el Código Penal no lo considerase un delito, no habría muchos más asesinatos infantiles? Porque hay gente para todo".

Curiosamente, nuestra especie -el ser humano- es capaz de lo mejor, y también de lo más terrible, en todos los ámbitos. De hecho, mientras algunos destinan desinteresadamente su tiempo libre y escasos recursos a recoger y cuidar animales abandonados, otros, en cambio, los abandonan en el arcén de una autopista cuando se cansan de ellos, arrojan cabras desde un campanario, o compiten arrancando la cabeza a un pato vivo, entre otras actividades festivo-culturales de arraigo popular.

Y aunque es cierto que la legislación va siempre por detrás de los cambios sociales, se hace ya imprescindible -además de una intensa campaña de educación a los niños en los colegios como asignatura obligatoria- una reforma legislativa que suponga un auténtico reconocimiento y protección legal de los derechos de los animales. De todos en general (incluidos los que son utilizados como sujetos de la experimentación animal -tema del que habría mucho que hablar-), pero empezando, al menos, por los domésticos. Por una parte, una legislación administrativa que exija ciertos requisitos -y algún tipo de control y supervisión posterior- para que quien decida adquirir un animal de compañía acredite por qué lo hace y cuales serán las posteriores condiciones de vida de aquel. Porque, a estas alturas de nuestra "civilización", sigue siendo demasiado fácil comprar un perro o un gato sin ningún tipo de control sobre su destino: sea servir de regalo al sobrinito en Navidad, o hacer una sopa con él. Tan sencillo como adquirir una alfombra o un cuadro. Quizá, por eso, quien luego se cansa del "bicho", ve natural deshacerse de él como de un mueble viejo o pasado de moda.

Y, por otra, una reforma del Código Penal, que considere -de una vez por todas- como Delito (con penas de prisión proporcionales al resultado) el maltrato a los animales por acción o por omisión. En la línea, ni más ni menos, de otros países avanzados de nuestro entorno. Estaba yo en esas reflexiones, cuando llegó hasta mí otra noticia sorprendente: "Una mujer estadounidense pagará 100.000 dólares (cerca de 70.000 euros, al cambio) para que una compañía surcoreana clone a su perro fallecido: un pit bull llamado Goober". Es decir, el otro extremo triste y absurdo. Porque el clonado -por mucho que se parezca físicamente- ya no será su perro, sino otro. Y porque, dadas las evidentes posibilidades económicas de la interfecta, seguramente esa amante de los animales podría recoger y hacerse cargo de media docena de perros abandonados dándoles una oportunidad de la que -sin su ayuda- nunca dispondrán. Oportunidad, de la que Goober -al que no dudo que siempre recordará con cariño, pero que ya ha pasado a mejor vida ¡con todas las consecuencias, señora!- sí gozó. Además de que, con lo que le sobrara de dicho puñado de dólares -que sería mucho-, también podría hacer el bien a muchos seres humanos desfavorecidos, por ejemplo, niños sin hogar, de quienes nuestro amor a los animales tampoco puede hacernos olvidar.

Hace doscientos años, Byron escribió el siguiente y bellísimo epitafio para su perro: "Aquí reposan los restos de un ser que poseyó la belleza sin la vanidad, la fuerza sin la insolencia, y el valor sin la ferocidad. Tenía la grandeza de los grandes hombres y ninguno de sus defectos".Se dice que también afirmó: "Cuanto más conozco a los hombres más quiero a mi perro". ¿Que quieren que les diga? Yo -a veces- también.

Manuel Molina Domínguez es abogado.

Fuente: www.diariodemallorca.es
Fecha: 15.03.08
http://www.diariodemallorca.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008031500_5_339786__Opinion-Maltrato-animales-tolerancia-legal

La protectora de animales de Xátiva solicita con urgencia comida y desinfectantes

La Sociedad Protectora de Animales de Xàtiva ha realizado un llamamiento a la sociedad setabense para que aporten la mayor cantidad posible de lejía, bolsas de basura, escobas, fregonas y artículos de limpieza en general, además de pienso para adultos y cachorros. Así lo puso de manifiesto Carmen Jachán, portavoz de la entidad, quien añadió que la situación económica "es bastante precaria y con el dinero de los socios y una pequeña subvención del Ayuntamiento, nos resulta complicado afrontar todos los gastos del refugio".

Entre los compromisos que deben resolver por su cuenta, la misma portavoz destacó la vacunación de todos los animales que recientemente llevaron a cabo, "gracias a algunos veterinarios colaboradores y voluntarios y la buena disposición de un laboratorio farmacéutico que nos hizo un precio de las vacunas muy ventajoso, con lo cual pudimos salvar esta necesidad de vital importancia para el mantenimiento del refugio".En este momento, la protectora de animales de Xàtiva, ubicada en Camí Senda de Murcia, acoge unos 200 perros que suelen llegar por distintos canales. En ocasiones son los mismos propietarios quienes acuden personalmente a depositar las mascotas, pero también se hacen cargo de perros abandonados.

Desde la entidad se apuntó la nueva etapa abierta desde la sustitución de la anterior presidenta que ha pasado a ser responsabilidad de Lucía Enma. El relevo fue acordado en la última asamblea extraordinaria en la que la nueva responsable fue elegida por el 98% de los socios, según señalaron las fuentes de la protectora.Añadieron que una vez salvados "problemas que arrastrábamos con la anterior presidenta, ahora comenzamos una nueva etapa, incluso con el reconocimiento del propio Ayuntamiento. Nuestra voluntad y propósito en estos momentos -subrayó- es trabajar más por los animales y que el refugio cumpla realmente con su finalidad, lejos de otros propósitos más personalistas", señaló una portavoz.

Para colaborar con la protectora, hacerse socio o apadrinar alguna mascota, pueden contactar a través del teléfono 669257251.

Fuente: www.lasprovincias.es
Fecha: 16.03.08
http://www.lasprovincias.es/valencia/20080316/costera/protectora-animales-solicita-urgencia-20080316.html