sábado, 26 de abril de 2008

De persona especista a persona vegana

Hoy he leído este artículo en el blog esperanzavegana.blogspot.com (http://esperanzavegana.blogspot.com/)

Es el testimonio de un activista de Igualdad Animal en el que cuenta como fue su proceso de transformación de persona especista a persona vegana. Me ha gustado mucho porque refleja muy bien el cambio a una vida vegana.

La mayoría de vegetarianos y veganos hemos llegado a serlo a través de un proceso gradual, en el que vas tomando conciencia de cómo la humanidad está maltratando y torturando a los animales, hasta que un día decides finalmente ser consecuente con tus ideas y sentimientos y dejas de comerlos.

Por experiencia propia os digo que el día que tomas esa decisión, te sientes feliz y en paz. Es un alivio. Ya puedes mirar a los animales de tú a tú, directamente a los ojos, sin cargo de conciencia, feliz de saber que tú ya no contribuyes a su explotación y maltrato.

Este es el relato de este activista:

En general, nunca me había interesado especialmente el respeto hacia los demás animales. No sentía realmente que fuese nada importante, incluso me avergonzaba decir que mi compañera era vegetariana, sabía que era algo no común y expuesto a desvaloraciones sociales, prejuicios, risas e incomodidad. Yo mismo antes de conocer a alguien vegetariano ridiculizaba el tema, aún sin imaginarme que tenía algo que ver con los animales, simplemente hacía gracias sobre ello como cualquier otro o se las seguía a quien las iniciase. Incluso si me hubieran dicho que era por los animales me hubiera reído de los cerdos, vacas y pollos, de cómo les matan y de que no hace falta comerles para vivir. Todo eso no me importaba nada, porque no conocía ni pensaba en qué consistía la vida de esos animales. Simplemente me los comía.

Dijesen lo que me dijesen, y permitiendo a mi conciencia ser inconsciente, escuchaba lo que quería y tranquilamente decía: “pues es que no estoy de acuerdo”.

Tras ir surgiendo el tema durante la relación con mi compañera sentimental, a medida que me importaba ella, me importaba lo que me decía y lo que pensase de mí, con lo que empezaba a dar valor a las cosas según se iba profundizando en algunas cuestiones, y con ello fui madurando conceptos, y comprendiendo algunas cosas básicas.

Por un tiempo pasé a la actitud en la que se dice “si me parece bien, pero no lo comparto”. Pero ahí ya sabía que había algo que no hacía bien, y frecuentemente me ponía a la defensiva, para evitar que nadie me hiciese asumir lo que no estaba dispuesto a asumir: que estaba haciendo algo mal.

Tras un tiempo después de alguna que otra confrontación de ideas y algunos reproches, hubo un período en el que no se hablaba del tema porque sabíamos lo que iba a decir cada un@, y había alguien que no quería ir más allá en el asunto, que era yo claro.

Con el tiempo vas comiendo cosas de esas raras que comen los vegetarianos esos raros, porque de vez en cuando ves algo que tiene buena pinta, o que dicen que está muy bueno. Prevalecía en general la sensación de que si un vegano hace gazpacho, parece que el gazpacho sea vegano porque lo ha cocinado alguien que es vegano, vamos, que parece que si algo es vegano, está hecho para los veganos, y precisamente la comida vegetariana es 100% para todo el mundo.

Fueron varias ocasiones de convivencia, pero concretamente una de ellas, en la que después de varios días conviviendo con dos personas veganas y comiendo como ellas, al volver a mi casa, me encontré con la sensación de que era verdad que no tenía sentido que volviera a comer animales, si había estado viviendo perfectamente sin hacerlo. Comprendí realmente que era una simple cuestión de costumbre, de cultura que había asumido, sin pensar en que pudiera haber otra elección. Si mi despensa hubiera estado siempre llena de comida vegana, hubiera sido vegano. Si me hubieran enseñado que no está bien comer animales, no los hubiera comido. Si después de toda mi vida sin comer animales me plantean el matarles por probar a ver a que sabe, creo que me reiría pensando que es una broma. Una broma tan macabra y exagerada que hace gracia. Sin embargo es lo que hace mi familia continuamente, comerse otras familias, y les molesta si me sienta mal ver cómo lo hacen.

Recuerdo que se me quedó muy dentro algo que me dijo mi compañera, y era que no pensase que si vivíamos juntos ella iba a tocar esos cuerpos para cocinarlos. Fue algo que me fue removiendo la conciencia frecuentemente. Y no menos los momentos en los que me decía que le sentaba mal besarnos teniendo todavía el sabor de algún animal en la boca. Lamento profundamente que le hiciese sentir eso, pero claro está que lamento infinitamente más no haberme dado cuenta mucho antes de que podía elegir no causar daño a los demás animales.

Tras un tiempo después de que decidí no comer carne de animales, aunque comía miel, huevos y leche, me iba dando cuenta de que antes se me hacía ajena la idea de ser vegetariano, y de que ahora veía que yo seguía siendo el mismo, que no era para nada difícil, que mi salud estaba perfectamente y que las leyendas urbanas no tenían ningún fundamento más que excusar a cualquier precio una costumbre no apropiada. Lo mismo que después al hacerme vegano.

Con el tiempo y tras hablar con variada gente, fui comprendiendo que la lucha antes la creaba yo al hacer oposición y no admitir algo que era justo. No trataban de convencerme, trataban de concienciarme. Y ni siquiera eso, trataban que yo me concienciase, es una tarea individual, ell@s no podían hacerlo por mí. Pero como soy en general dado a rehuir enfrentamientos, el hecho de enfrentarme a algún cambio que implicase un mínimo esfuerzo y que en principio no aporte nada positivo, si no complicaciones, hacía que antepusiera fácilmente mi comodidad a la idea de “comerme el coco”. Y así de fácil me dejaba los deberes por hacer. Deberes morales no hechos que impedían que dejase de existir mi demanda de tanto y tanto sufrimiento.

Estoy seguro que cualquiera que profundice seriamente y con madurez en el tema del veganismo, acabaría siendo vegan@. De hecho, tod@s lo sabemos, y por eso al principio no queremos hacerlo. Lo creo porque muchas veces antes de serlo nos sentimos atacad@s por hacer lo que todo el mundo hace, cuando muchas veces nada más nos están exponiendo las cosas. Tendríamos que tragarnos nuestras palabras, antes de dejar de tragarnos a otr@s, y es difícil liberarse de tanta presión para dar la razón a otr@s que se auto-claman convencidamente y sin ningún reparo como contrarios a eso que todo el mundo hace a todas horas y que much@s deciden ignorar: tragar con la muerte de animales no humanos.

Reglamentan en Brasil el uso de animales vivos como conejillos de indias

Río de Janeiro, 25 abr (EFE).- El consejo que regula las actividades profesionales de los veterinarios en Brasil dio a conocer hoy la aprobación de una resolución para reglamentar el uso de animales vivos en experimentos científicos y estudios en el país.

La normativa del Consejo Federal de Medicina Veterinaria, publicada hoy en el Diario Oficial de la Unión, es de cumplimiento obligatorio para los veterinarios del país a partir de este viernes.

Según la resolución, los responsables por dichos estudios tienen que "evitar muertes, estrés y sufrimientos" de los animales que no sean necesarios para el experimento.

De la misma forma recomienda que, "si es posible alcanzar de otra forma el objetivo propuesto, debe sustituirse el uso de animales en la enseñanza y en la experimentación por otro método".

Pese a tal reglamentación, en Brasil no existe ninguna ley que prohíba o permita el uso de animales vivos en laboratorios como conejillos de indias.

Actualmente está paralizado en el Congreso un proyecto de ley presentado en 1995 que permite la experimentación con animales aunque con algunas restricciones de carácter ético.

Tal vacío legal ha provocado seguidos enfrentamientos entre organizaciones de defensa de los animales, que se oponen a cualquier tipo de experimentación, y entidades científicas, como la Sociedad Brasileña para el Progreso de la Ciencia, que defienden la inmediata reglamentación de la práctica.

Según las entidades científicas, la falta de una ley que reglamente esa actividad ahuyenta las inversiones de laboratorios en proyectos de investigación en Brasil.
En medio de tal vacío, algunos municipios, entre ellos Río de Janeiro, llegaron a aprobar leyes para prohibir el uso de animales en experimentos científicos, que después tuvieron que ser suspendidas debido a que paralizaron importantes investigaciones de organismos como la estatal Fundación Oswaldo Cruz, considerado como el mayor centro de investigación en salud de Latinoamérica.

La resolución aprobada por el Consejo Federal de Medicina Veterinaria prevé la creación de Comisiones de Ética para el Uso de Animales en las instituciones de enseñanza e investigación en un plazo de 180 días.

La norma prevé que todas las actividades didácticas y científicas que involucren el uso de animales sean sometidas a una aprobación previa por parte de tales comisiones.

http://es.noticias.yahoo.com/efe/20080425/tsc-reglamentan-en-brasil-el-uso-de-anim-539a483.html
Fecha: 25.04.08

El Seprona denuncia a un vecino de Dueñas que tenía siete animales silvestres disecados en su bodega

Los agentes hallaron un oso chino, un sisón, dos primates, un visón, un cuervo y una graja

Efectivos de la Guardia Civil del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Palencia han denunciado a un vecino de Dueñas, de 53 años, como presunto autor de varias infracciones a la Ley de Represión del Contrabando y Ley de Caza en Castilla y León, al decomisársele siete animales exóticos disecados que tenía en su bodega.

Los hechos se conocieron tras las gestiones realizadas por el Seprona en coordinación con efectivos del puesto de Dueñas, quienes tuvieron conocimiento de la existencia de varias especies de animales silvestres naturalizados expuestos en el interior de una bodega ubicada en el término municipal de Dueñas. Con la autorización voluntaria de la esposa del denunciado, los guardias civiles accedieron a su interior, observando la existencia de tres animales expuestos en la pared frontal: un oso, al parecer chino, pendiente por determinar su nombre científico e identificación del espécimen, y dos primates de distinto tamaño, figurando en la parte posterior de la tabla la leyenda 'mono de filipinas', sin poder precisar por el momento su nombre científico e identificación del espécimen. Igualmente, fueron identificados en el interior del comedor otros cuatro ejemplares más: un sisón (Otis tetrax), un visón europeo (Lutreola lutreola); una graja (Corvus frugilegus), y un cuervo (Corvus corax).

Los agentes pidieron al vecino la documentación preceptiva para la tenencia de las especies, no disponiendo de la misma. El hombre declaró que los siete animales estaban ya en la bodega cuando él adquirió la propiedad. Los animales fueron decomisados y puestos a disposición del delegado provincial de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria en Palencia (oficina principal de Aduanas e Impuestos Especiales), disponiendo que las especies intervenidas fueran entregadas bajo recibo al denunciado, hasta que se disponga su último destino.Los agentes formularon las correspondientes denuncias por infracción a la Ley de Represión del Contrabando (tenencia de animales no autóctonos sin la correspondiente documentación que ampare su legal procedencia, no presentando factura, albarán o CITES) y a la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Palencia, por infracción a la Ley de Caza en Castilla y León (tenencia de especies cinegéticas y exóticas sin la correspondiente autorización administrativa).

Fuente: www.nortecastilla.es
Fecha: 26.04.08
http://www.nortecastilla.es/20080426/palencia/seprona-denuncia-vecino-duenas-20080426.html

Condena por traficar con tortugas

WASHINGTON, D.C. -Un mexicano fue sentenciado el viernes a 16 meses en prisión en Estados Unidos por contrabandear piel de tortugas marinas y botas, zapatos y cinturones fabricados con especies de tortugas protegidas internacionalmente.

Carlos Leal Barragan fue arrestado en septiembre pasado tras una investigación del servicio estadounidense de Pesca y Vida Salvaje por la venta ilegal de partes de tortugas marinas de China y México.

Durante muchos años, la familia de Leal Barragan, de Ciudad Guzmán, México, compró tortugas marinas a pescadores y tiñó su piel para venderla a fabricantes de zapatos en México y Estados Unidos.

Leal Barragan envió tres embarques de un valor de unos $30 mil con unas 360 piezas de piel de tortuga, así como botas, cinturones y zapatos de México el año pasado, indicó el Departamento de Justicia. Además del periodo en prisión, una corte de distrito en Colorado (oeste) le dio a Leal Barragan tres años de libertad vigilada.

Cazadores furtivos matan a estas criaturas marinas por su caparazón, carne, piel y huevos, pese a una prohibición sobre su venta por parte de la Convención sobre el comercio internacional de especies de fauna y flora en peligro, o tratado CITES.

Fuente: www.univision.com
Fecha: 25.04.08
http://www.univision.com/content/content.jhtml?chid=3&schid=303&secid=20413&cid=1512607

Un detenido en Castellgalí (Barcelona) por matar a un perro con varios golpes de azada

Los Mossos de Esquadra han detenido a un hombre en Castellgalí (Barcelona) por presuntamente haber matado a un perro con varios golpes de azada. Su mujer también fue arrestada por haber dado un puñetazo a uno de los agentes que se llevaba detenido a su marido.

Según ha informado la Policía catalana, sobre las 10.30 horas del sábado, un vecino alertó a los Mossos de que un individuo había cogido una azada y con la parte metálica había pegado a un perro hasta provocarle la muerte. El sospechoso negó los hechos a los agentes desplazados al lugar, y aseguró que se trataba de una invención de su vecino. La patrulla se dirigió a la parte trasera del domicilio y desde el exterior de la verja comprobaron que en el patio había un pato muerto y un perro muerto medio tapado con una toalla. En la finca había otros perros, con aspecto muy delgado y en malas condiciones sanitarias, mezclados con otros patos.

Ante la evidencia de los hechos, Miquel P.M., de 62 años, admitió haber matado al perro porque, según él, había mordido al pato. Además, esgrimió: "Los perros son míos y hago con ellos lo que me da la gana". El individuo fue detenido por un delito relativo a los animales domésticos.

Su mujer, Fermina S.S., de 60 años, se encaró a los agentes y les golpeó. Uno de los agentes también fue mordido por uno de los perros de la casa. En su traslado a comisaría, el hombre siguió mostrando una actitud muy agresiva. Su mujer fue detenida posteriormente por atentado contra agentes de la autoridad. Ambos tienen antecedentes policiales por atraco y secuestro.

Fuente: www.20minutos.es
Fecha: 21.04.08
http://www.20minutos.es/noticia/371619/0/animales/perro/violencia/

Premio Fundación Altarriba a '20 minutos' por su labor contra el maltrato animal

La Fundación Altarriba ha otorgado el premio que lleva su nombre a 20 Minutos por "su apoyo a través de sus páginas a la labor de protección de animales informando continuamente a los lectores de las crueldades y maltratos a los que son sometidos".

La entrega del premio tendrá lugar el próximo 2 de mayo en una cena en el Hotel Avenida Palace de Barcelona incluida en los actos del Foro Mundial de los Animales. En esta cena se conmemorará el décimo aniversario de la Fundación Trifolium así como el mismo aniversario de Animals Asia Foundation y de la Fundación Altarriba.

20 minutos se ha distinguido desde su aparición en el año 2000 por su sensibilidad hacia los animales, denunciando los maltratos de los que suelen ser objetos tanto por entes públicos como por particulares.

Fuente: www.20minutos.es
Fecha: 22.04.08
http://www.20minutos.es/noticia/371805/0/premio/animales/altarriba/