miércoles, 21 de mayo de 2008

Activistas de Igualdad Animal se descuelgan de la plaza de toros de Las Ventas

El pasado jueves, 15 de Mayo, día de San Isidro, cinco activistas de Igualdad Animal se introdujeron en la plaza de toros de las Ventas para luego descolgarse dos de ellos con cuerdas en rapel desplegando dos pancartas en las que se leía "ABOLICIÓN" y gritaban lemas como "Tauromaquia abolición / Derechos ya para los animales / Igualdad Animal"

Los activistas permanecieron más de media hora descolgados hasta que efectivos de la policía les obligaron a volver a subir. Durante la protesta, un taurino trató presuntamente de matar a uno de los activistas tratando de desatar la cuerda de la que colgaba el activista José Valle a un vacío de 18 metros. Por medio del abogado de Igualdad Animal, se puso una denuncia por intento de homicidio.

Otro de los activistas fue presuntamente víctima de una agresión por parte del mismo individuo que intentó soltar la cuerda al defender a José Valle. Todos estos hechos quedaron registrados fotográficamente.

Fuente: http://www.igualdadanimal.org/noticias/activistas-de-igualdad-animal-se-descuelgan-de-la-plaza-de-toros-de-las-ventas-y-un-taurino-trata-de-matar-a-uno-de-ell

Los antitaurinos saltan al ruedo

El activismo contra las corridas de toros pasa de recoger firmas a protagonizar protestas in situ

“¡La gente de la plaza quería matarme!”. José Valle se descolgó el pasado jueves junto a Tomás Eugenio, otro activista antitaurino de la Ong Igualdad Animal, por la fachada de la plaza de toros de Las Ventas (Madrid) con dos pancartas que reivindicaban la “abolición” de la fiesta nacional. En plena corrida. “Entraron cinco compañeros en el recinto. Dos con pancartas, dos para protegerles y un quinto encargado de simular un desmayo para distraer la atención de la gente”, detalla una de las mentoras del plan. Una vez completada la misión, José denuncia que un aficionado irritado intentó soltar los mosquetones que le sostenían en el aire. “Menos mal que un compañero lo evitó. Desde abajo le gritaban que me cortase las cuerdas. Están locos”.

Como ellos, en los últimos meses, las organizaciones antitaurinas han echado mano del ingenio y la sorpresa para endurecer sus protestas y recuperar el espacio que estaban perdiendo en los medios de comunicación. Las recogidas de firmas son efectivas sólo en casos puntuales y las performances en la calle han perdido tirón. Las novedades para la temporada primavera 2008 pasan por un activismo más protagonista que desde los colectivos taurinos se ve como una simple “provocación”.

Nervios, miedo y tensión

“Quitarles unos minutos en sus propias fiestas no es ningún fastidio. Lo que tiene delito es el maltrato que hacen ellos con los animales, no nuestras protestas”, critica Sara Lago, de la asociación Equanimal. Ella y otros cinco jóvenes saltaron al ruedo de Las Ventas el pasado día 5 con la misma reivindicación que Tomás y José. “Sólo gritábamos ¡abolición!, pero pasamos miedo, nervios y mucha tensión por la cantidad de gente que nos insultaba”, recuerda.

Algunas organizaciones como la Plataforma para la Defensa de la Fiesta ya han anunciado medidas legales contra los activistas. “No vamos a permitir que le saquen partido a la foto sólo ellos”, amenaza su portavoz, Luis Corrales. “Han hecho manifestaciones en nuestras citas más importantes como la Feria de abril o la corrida de José Tomás en Barcelona y ahora vienen con esto. Parece que tengan una competición entre ellos a ver quién la lía más gorda”.

Por la vía diplomática y tras solicitar que dejen de emitirse corridas de toros en TVE, el portavoz del grupo Iniciativa per Catalunya-Verds (IC-V), Joan Herrera, ha presentado una batería de preguntas en el Congreso de los Diputados para conocer, entre otras cuestiones, la postura del Gobierno respecto a las corridas de toros y la financiación que reciben tanto los organizadores como las peñas y asociaciones.

“Es una muestra de cinismo que hayan aprobado una ley contra el maltrato animal y hayan excluido las corridas”, critica Herrera. “Se justifican alegando que son una fiesta cultural y tradicional de España, pero no podemos olvidar que implican un sufrimiento y una tortura a estos animales”.

El interés por las corridas

El interés de los españoles por esta tradición ha perdido peso con el paso de los años. El 55% de españoles que estaban interesados en los festejos en la década de los setenta se redujo hasta el 50% en los ochenta, y en torno al 30% en la última década del siglo XX. En julio de 2002, el estudio Intergallup cifró en 68,8% el índice de españoles que no mostraba ningún interés por las corridas de toros. Tanto en discusiones de bar como en manifestaciones, estos datos se han convertido en uno de los pilares del argumentario antitaurino y se ha convertido en el dato de referencia de sus activistas.

Fecha: 18.05.08
http://www.publico.es/espana/088763/antitaurinos/saltan/ruedo

Cuando protestar por la tauromaquia puede costar la vida

Julio Ortega Fraile
Domingo, 18 de mayo de 2008

El pasado 15 de Mayo dos activistas de Igualdad Animal se descolgaron por la fachada de la Plaza de Toros de Las Ventas y desplegaron unas pancartas pidiendo la abolición de esta cruel tradición. Pocos días antes, seis integrantes de Equanimal saltaron a la arena reivindicando también el fin de la tortura y la muerte como método de entretenimiento y negocio. No han sido los primeros actos a tal fin ni serán los últimos. La toma de conciencia por parte de los ciudadanos ante hechos de maltrato animal es una realidad creciente y afortunadamente, son cada vez más los medios de comunicación que anteponen el carácter social y de denuncia en sus informaciones, a los intereses de grupúsculos obcecados en que nada cambie con tal de no ver menguados sus beneficios egoístas, sean palpables o inmateriales.

Hasta hace relativamente pocos años los casos de daño a los animales no eran castigados y ni tan siquiera divulgados; hoy en día, las asociaciones que luchan contra esto ven aumentar su número de afiliados y simpatizantes y hay algunos que empiezan a temblar porque el abandono, las palizas, las peleas, la explotación, la crueldad y demás formas de sometimiento salvaje a los animales están dejando de ser actuaciones impunes. La Ley, lamentablemente siempre a la zaga de la realidad, se adapta lentamente a los deseos y necesidades de una cultura en la que ya va dejando de ser válido que unos cuantos sojuzguen y sometan al resto porque la legislación les confiere inmunidad en sus desmanes. Sin embargo, es lesivo comprobar la parsimonia con que esto ocurre; duele que para que endurezcan La Ley contra el maltrato animal, sea necesario que primero asistamos a casos como el del individuo que mata a palos a su perro, el que acaba con la vida de gatos para orgulloso colgar las fotos con sus trofeos en internet, que haya toros del aguardiente, de fuego, ensogados o alanceados, que tengamos que saber de noticias de perros mutilados en peleas, otros quemados o que les hayan aserrado las patas, escenas de animales de laboratorio con los ojos cosidos, metidos vivos en tubos, con implantes en sus cráneos abiertos o desollados vivos para la industria peletera.

Uno de estos activistas de Igualdad Animal, colgado a dieciocho metros de altura, jugándose la integridad por defender a otros seres que jamás le van a dar las gracias y sin mayor compensación que ser fiel a lo que su conciencia y sus sentimientos le dictan, fue objeto de un intento de asesinato por parte de un aficionado taurino que trató de soltar la cuerda desde la que suspendía para que cayese al vacío. No me extraña ni un poco la actitud de este individuo con instintos homicidas, pues son numerosos los casos de personas que antes de elegir víctimas humanas desataron su violencia contra animales y que nadie se escandalice, la realidad incuestionable es que este ciudadano, amante de las corridas, al que llena de gozo ver como durante veinte minutos se le causan tremendas heridas a un animal y se le mata después de un modo espantoso, intentó acabar con la vida de un ser humano y hay fotografías que así lo demuestran. Tal vez considere a ambos, activista y astado, merecedores de ser exterminados, el primero porque perjudica sus intereses y el segundo porque le sirve de diversión; en cualquier caso, con su intento de matar a un hombre, no ha hecho más que corroborar como en esta Sociedad se sigue permitiendo y aún a veces fomentando la actitud de seres cuya conducta, asilvestrada, bestial, pancista y energúmena, es una lacra para poder considerarnos un Pueblo civilizado y respetuoso con los derechos.

¿Serán capaces los Poderes establecidos de escuchar las demandas de la mayoría y de actuar en consecuencia, o tendrán que pasar varios lustros para acabar con tanta barbarie?. Ojalá tengamos el valor de enseñar a nuestros hijos que ejemplos como los de estos activistas, son la simiente de transformaciones sociales como las que un día permitieron acabar con la esclavitud, la explotación infantil, la negación del voto de la mujer o la legalidad de las peleas de perros. La gran mayoría de los españoles detesta que en este País se torture y se mate a los toros, como tampoco admite que haya quién esté dispuesto a asesinar a un hombre porque éste defienda y reivindique de forma pacífica la abolición de la tauromaquia. Y jamás puede ser un argumento para justificar su tentativa de homicidio el que no sea legal descolgarse por la fachada de la Plaza; tampoco lo eran muchos actos espontáneos realizados para condenar el vertido del Prestige por ejemplo o pidiendo el fin de cualquier modo de violencia o injusticia y sin embargo, la mayor parte de la gente, sabe discernir entre el tono de un acto pensado para denunciar y llamar la atención sobre determinada cuestión y la gravedad de ésta; pararse en la forma y no en la esencia de la protesta, es negar que el avance en los derechos no sólo del hombre, sinó también de su entorno, nunca ha sido una tarea fácil y que siempre ha habido individuos reaccionarios dispuestos incluso a matar por no perder sus privilegios obtenidos a costa del perjuicio de otros.

Fuente: http://www.xornal.com/article.php3?sid=20080518101724

«Los perros sienten igual, incluso se enamoran»

Marc Bekoff, posando ayer frente a una de las fotografías de la exposición Cruce de Miradas, de Aisha Bonet, que acoge el Cicca.

Laura Gallego
Las Palmas de Gran Canaria


Marc Bekoff, doctor en etología y experto en conducta animal, ofrece hoy a las 20.00 horas una conferencia sobre las emociones de los animales y porqué deben importarnos dentro del encuentro internacional sobre derechos de los animales que organiza la Caja de Canarias hasta el viernes.

— Usted es uno de los pocos científicos que estudia las emociones de los animales ¿Somos demasiado arrogantes para creer en su complejidad?

— Creo que mucha gente ahora sí cree que los animales tienen emociones, está cambiando muy rápido, pero aún queda cierta gente arrogante que piensa que sólo los humanos las tienen, sí.

— De hecho, ¿no hay un pequeño problema de equilibrio?, hay sitios donde la gente trata a sus mascotas como seres humanos, y las viste incluso, y otros, donde lo hacen como si no fueran ni seres vivos...

— Sí, es verdad. No deberíamos vestirlos, definitivamente, ni tratarlos como personas, sino como los seres que son; en España la situación está bien, pero aún necesita hacer mucho más, como las corridas de toros, que sencillamente deberían estar prohibidas, y se debería tratar algo mejor a los perros y gatos, pero hay mucha gente haciendo cosas buenas.

— ¿Pueden, las mascotas, acabar desarrollando más su inteligencia por convivir con personas?

— Yo soy científico, y la ciencia nos proporciona cada día más información sobre lo inteligentes y emocionales que son los animales, pero no creo que los perros o los gatos sean nunca tan inteligentes como los humanos; no como especie. El hecho de vivir con nosotros hace que sean más listos, de forma individual, digamos. Pero como especie tendría que hacerse una selección no natural, en un laboratorio para que se reprodujeran sólo los más inteligentes, como se ha hecho con los ratones, y entonces sí, se ha conseguido que unos sean notablemente más listos. Pero como biólogo lo que quiero es saber sobre cómo son ellos, cómo es ser, o sentir como un chimpancé, o como un pájaro. Quiero entenderles por quienes son, no como un reflejo de los humanos.

— Muy bien. Y como pájaro o chimpancé o perro ¿cómo sienten?

— Tienen las mismas emociones que nosotros, pero las expresan de otro modo. Pero los animales se enamoran, se ponen felices, o muy tristes, o lamentan la pérdida de un ser querido, celebran un reencuentro....

— ¿Y entienden nuestros sentimientos?

— Sí, las emociones son las que nos permiten comunicarnos entre especies, nosotros los entendemos a ellos y ellos a nosotros. Yo he estado con elefantes salvajes y es muy fácil entenderles. Ellos utilizan el olor, o el sonido, otros sentidos; pueden entendernos oliéndonos, saben si tenemos miedo, por ejemplo, no sólo a través de la vista. Se suele decir que «ver es creer» pero oler o escuchar también es creer.

— Ha estudiado también la moral de los animales ¿Distinguen el bien del mal?

— Si, saben la diferencia; y tienen sentido de la justicia, yo lo llamo ‘justicia salvaje’. Cuando juegan, saben jugar limpio, compartir comida. Aunque tienen su propia personalidad, algunos son más tímidos, otros intentarán hacer trampas, aunque sepan la diferencia eligen, como nosotros, hacerlo bien o mal.

— ¿Y se disculpan?

— Sí, sí se muerden muy fuerte, por ejemplo, a través de su comportamiento expresan que lo sienten, que no era su intención y que mejor ser amigos; y perdonan también. Es muy importante para vivir en grupo, necesitan cooperar.

— ¿El premio y castigo es un buen método para que aprendan lo que está bien o mal en nuestro mundo?

— Deberíamos utilizar solo el refuerzo positivo; el castigo no funciona muy bien. Les hace sentir miedo y pierden la confianza en nosotros. Y la convivencia se basa en la confianza mutua.

— ¿Qué beneficios tiene para el ser humano esa convivencia?

— Vivir con perros, gatos y demás es bueno para ellos y para nosotros. Cuando una persona acaricia a un perro, ambos experimentan un descenso en sus pulsaciones, en su tensión arterial; es relajante o placentero para los dos. Y se nota a nivel físico, no sólo emocional.

Parques para los perros

El próximo pleno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria estudiará, a instancias de un grupo de vecinos, la normativa que prohibe pasear perros por Las Canteras. A este respecto, Beckoff aseguró entender porqué algunas personas no quieren perros cerca, pero culpa a los dueños, y propone como solución que se castigue a quien no recoja los excrementos. «Con esas restricciones los perjudicados son los animales». Y pueden ser felices en la ciudad con muy poco, pero ese poco incluye su comida diaria, mucho cariño y hacer ejercicio. Por eso, también debería haber parques para perros; y los humanos, que aprendan a ser dueños responsables.

La manada de elefantes la cuidó por amistad

Marc Bekoff lleva más de 40 años estudiando el comportamiento animal y viajando alrededor del mundo para, al mismo tiempo, divulgar sus conocimientos «y enseñar a la gente porqué debemos tratar mejor a los animales». ¿Porqué? Pues en primer lugar, dice, «porque existen». Pero también, porque sienten. Porque sufren. «Debemos considerar su punto de vista, y a ellos les gusta ser felices, igual que a nosotros». Por eso, la sola mención de la investigación con animales ensombrece su rostro. Su rechazo a las torturas que padecen los animales de laboratorio es frontal. «Como mucho deberíamos investigar sobre ellos en su hábitat, pero no matarlos de hambre, o drogarlos y meterlos en cajas». Como él mismo señala, los defensores de estas prácticas dicen hacerlo «en nombre de la ciencia», pero según Beckoff, deberían decir «en nombre de los humanos, porque los animales nunca son los beneficiarios». «Y sobre todo, cada vez está más claro que los modelos animales no funcionan». Palabra de científico. Por ejemplo, el mayor centro de investigación sobre la diabetes del mundo, que está en Miami, ha admitido que no son útiles los modelos animales, no se pueden extraer conclusiones importantes. «No son los activistas o los radicales quienes lo dicen», exclama. Tampoco los estudios sobre animales en cautiverio sirven de mucho, «porque están estresados, no reflejan su comportamiento real». Es lo que sucede en los zoológicos, mal sitio, según Beckoff, para que un niño aprenda algo sobre animales salvajes. «Es mucho mejor un vídeo sobre su vida en libertad», recomienda. Porque las especies salvajes sienten igual que las mascotas, claro que sí. Beckoff podría poner mil ejemplos; el primer que le viene a la cabeza es el de una elefanta que conoció en Kenia. Tenía una pata herida, y sólo podía andar despacio, pero no cuidar de sí misma. Sus compañeros lo hicieron por ella durante 15 años; la guiaban y alimentaban. «Por amistad». Por lo mismo que deberíamos hacerlo nosotros.

Fecha: 21.05.08
http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=96887

El encantador de perros

Por José Javier Esparza

Madrid, 19 may. (COLPISA). Quien tenga o haya tenido un perro no puede dejar de ver el programa del mejicano César Millán en Cuatro, ‘El encantador de perros’, en la mañana de los sábados y los domingos. Es asombroso.

Primero, es asombroso ver cómo este hombre controla a los animales; después, es quizá más asombroso todavía ver cómo la gente trata a los perros como si fueran niños. Decía no sé dónde el actor Fernando Tejero que no podía respetar a las personas que no aprecian a los animales. Esto es ir demasiado lejos, me parece. Pero es verdad que la relación de la gente con los animales, y en particular con los perros, lo tiene todo para despertar un grado de afectividad propiamente familiar.

Yo gocé una vez la custodia compartida –o así- de un precioso mastín leonés, de nombre ‘Catón’ (por aquel que decía ‘Delenda est Cartago’), que un amigo mío tenía como guardián en una finca serrana. ‘Catón’ medía 1,80 cuando se ponía de pie; su boca era como una caverna y ejercía sobre las gentes de los alrededores un llamativo efecto disuasorio. Tenía el simpático hábito de cazar a los zorros que se colaban en la finca y, después de devorarlos, dejar los restos colocados en fila india a la puerta de su caseta, una cola de zorro tras otra, en una geometría depredadora que habría fascinado a cualquier peletero. Quiero decir con esto que ‘Catón’ no era el tipo de animal al que le haces un jersey de lana y le llamas “pichurri”. Sin embargo, era sencillamente adorable: cuidadoso hasta el extremo con los niños, cariñoso a más no poder con sus amos. El día que se murió, me llevé un disgusto morrocotudo. Yo quería mucho a ‘Catón’.

No digo esto para ganarme la amistad de Tejero, sino para subrayar que entiendo perfectamente a la gente que adora a los perros, que los cubre de mimos y que llora amargamente cuando se van. Ahora bien, el problema, por lo que cuenta Millán semana tras semana, es que mucha gente no ama a los perros como perros que son, sino como si fueran sus hijos, buscando ahí un tipo de relación que el perro no entiende; el resultado es que el perro se estresa y, en consecuencia, el amo se estresa más todavía. El dato tiene un valor singular en una sociedad como la actual, donde hay tan pocos niños –y donde, con frecuencia, se los trata como a perros. Y aún es más sugestivo el caso de los que se compran perros con fama de ‘asesinos’ –los pitt-bull y todo eso- y luego no saben criarlos. Millán tiene que intervenir con alguna frecuencia. Un adagio de los criadores dice que los agresivos no son los perros, sino los amos. Debe de ser verdad. En todo caso, para éstas y otras situaciones de idéntico género, nada mejor que ver ‘El encantador de perros’. En Cuatro.

Fecha: 19.05.08
http://www.colpisa.com/motor/motor.php?seccion=48&id_noticia=236154&fecha_tema=

Una de cada ocho aves está en peligro de extinción

La sequía a largo plazo y las temperaturas extremas provocan un estrés adicional en los hábitats de muchas especies ya amenazadas

Una de cada ocho especies de aves se encuentra en peligro de extinción, según la Lista Roja de las Aves 2008, publicada este lunes por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). El cambio climático agrava la situación. La sequía a largo plazo y las temperaturas extremas provocan un estrés adicional en los hábitats de muchas especies ya amenazadas, advierte la organización.

"La última actualización de la Lista Roja demuestra que las aves sufren una enorme presión debido al cambio climático", apunta la directora del Programa de Especies de la UICN, Jane Smart. Un total de 1.226 especies de aves están amenazadas.

Ocho de estas especies han entrado en la categoría de peligro crítico, la de mayor amenaza: el albatros de Tristán, el correlimos cuchareta, el hormiguero tororoi tachirense, el oruguero de Reunión, el cuervo de las Marianas, el sinsonte de Floreana, el akeki y el semillero de Gough. Otras 24 han aumentado su nivel de deterioro. Brasil encabeza la lista por países con más especies amenazadas, con 141 pájaros, seguido por Indonesia (113), Perú (106), China (102), Filipinas (92), Colombia (90) e India (88).

En España, una de las aves que ha empeorado su situación es la curruca rabilarga (Sylvia undata), con un descenso del 5,9% en su población entre 1998 y 2006, debido a los fríos inviernos de 2001, 2004 y 2005.

Fecha: 20.05.08
http://www.publico.es/ciencias/medioambiente/093723/ocho/aves/peligro/extincion

Critican las trabas burocráticas al "arca de Noé" con el ADN de animales en peligro

Un ambicioso proyecto conservacionista británico consistente en una especie de arca de Noé que guardaría para la posteridad células diversas así como el ADN de especies en peligro de extinción tropieza con todo tipo de trabas burocráticas.

EFE.- Los científicos del zoológico de Londres no han podido obtener muestras de ADN de muchas especies que ya sólo viven en cautividad porque los procedimientos necesarios están sujetos a reglas muy estrictas sobre la vivisección médica, denuncia el diario "The Times".

Ese proyecto científico, lanzado en 2004, tiene como objetivo preservar el material biológico de todas las especies animales en peligro para que no se pierda definitivamente para la ciencia si alguna de ellas se extingue.

Además de almacenar el ADN de los animales en peligro, los expertos tratan de obtener células vivas, esperma y óvulos para su posible uso en programas de cría de animales en cautividad e incluso a largo plazo para regenerar algunos animales extintos o a punto de desaparecer mediante la clonación.

Para conseguir las muestras de células de animales vivos o que acaban de morir los científicos tropiezan con los reglamentos del ministerio británico del Interior, pese a que sólo se necesita a veces una inyección.

Las trabas burocráticas han impedido obtener muestras de ADN y tejidos de la mayoría de las 82 especies de mamíferos en peligro y de las que hay aún ejemplares en los zoos británicos.

En los cuatro años en que viene funcionando ese programa científico sólo han podido recogerse ochenta muestras de diecinueve especies de mamíferos. Según el profesor Bill Holt, del Instituto de Zoología del zoo de Londres, que coordina el proyecto, sin toda esa burocracia podrían haberse recogido cuatro veces más muestras.

"Habríamos avanzado mucho más si hubiésemos obtenido células de animales vivos. El procedimiento se equipara a la vivisección en los experimentos con animales", declaró Holt al periódico.

Los funcionarios del ministerio del Interior británico insisten en que se requieren las mismas licencias que necesitan los investigadores médicos que llevan a cabo experimentos con animales. Los zoos prefieren que las muestras las obtengan sus propios veterinarios, que están familiarizados con los animales.

Entre el material biológico ya recogido de 43 especies, diecinueve de las cuales son mamíferas, figura el del chimpancé, el león y el elefante asiáticos, el okapi, el tigre de Sumatra y el gorila de las tierras bajas occidentales. También se ha obtenido el ADN de aves, reptiles e invertebrados como el grillo inglés, el dragón de Komodo y el escarabajo de la palmera de Frigate Island.

Según fuentes del ministerio del Interior, es necesario un permiso oficial para obtener muestras de animales vivos, sin que se permitan excepciones.

Fecha: 20.05.08
http://www.laopinion.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008052000_18_147814__Ciencia-y-Tecnologia-Critican-trabas-burocraticas-arca-animales-peligro

Bolivia: acuerdo para defender a los animales del maltrato

ADA e Intiwara Yasi se unen para defender a los animales del maltrato

La Asociación de Defensa de los Animales (ADA) y los voluntarios de ecologistas Intiwara Yasi, pese a que en el pasado expresaron sus diferencias metodológicas, se unieron para enfrentar el maltrato y tráfico de los animales a través de la Asociación Animalista Boliviana que conformarán varias instituciones.

El representante de Intiwara Yasi, Juan Carlos Antezana, dijo que nadie frena el tráfico de animales silvestres y la prohibición de espectáculos pese a la existencia de normas locales. Los operativos de control de venta de animales en la zona del mercado La Pampa son inútiles frente a la presión social y la cantidad de mercaderes. Así también observó en los medios de comunicación publicidades de espectáculos de animales silvestres y la Alcaldía no está haciendo nada.

El voluntario recordó que hace un par de meses la ex fiscal de medio ambiente hizo varios decomisos en el mercado, en su intento por hacer cumplir las leyes, en algunos casos inició proceso pero no hubo más avances en la investigación. Antezana espera que la nueva autoridad ambiental continúe con las investigaciones para sentar algún precedente sobre el maltrato y tráfico de animales.

Una de las primeras acciones de la Asociación Animalista Boliviana será hacer cumplir las ordenanzas municipales y la aprobación de una ley contra el tráfico de animales. Por su parte, la representante de ADA, Liliana Téllez, dijo que además de la unión, las instituciones continuarán ayudando a los animales de la forma que saben hacerlo; por un lado, el rescate de animales domésticos y silvestres, por otro lado.

Como símbolo de amor a los animales y el esfuerzo separado de ambas instituciones, ayer, en forma pública intercambiaron regalos, dos animales de peluche que representa el quehacer de cada uno de los representantes.

Fecha: 20.05.08
http://www.opinion.com.bo/Portal.html?CodNot=27765&CodSec=5

Mendoza (Argentina) se declara ciudad no eutanásica

El Concejo Deliberante de Capital aprobó hoy por unanimidad el proyecto “Mendoza no eutanásica” por el cual se combatirá la proliferación de perros callejeros a través de la esterilización masiva, sistemática, extendida, temprana y gratuita. Las asociaciones defensoras de animales insisten en que debe ser sistemática para que tenga continuidad en el tiempo, extendida para que llegue a los barrios y no sólo a las zonas urbanas y temprana para que se efectivice antes de que las hembras tengan su primera cría.

El proyecto fue presentado por el concejal del Ari, Juan Carlos Membrives, quien aseguró que “se trata de un proyecto de salud pública. Además, la ciudad tiene y seguirá teniendo perros en las calles y de este modo en vez de que la Municipalidad capture a los animales o los mate, los esterilizará lo cual es más humano y, con el tiempo, reducirá los costos que se hacen en esta materia”.Por esta iniciativa se planea esterilizar un 10% de la “fauna urbana” por año. La población canina se calcula en un perro por cada cuatro habitantes. El proyecto ya fue aprobado, lo cual es considerado por los organismos de defensa de los animales como un triunfo, pero aún queda la promulgación del Ejecutivo que, según estimó Membrives no debería demorar más de 20 días. De ese modo, Capital se transformaría en el primer municipio de la provincia en implementar esta modalidad.

Por su parte, el intendente lasherino, Rubén Miranda aseguró que “no estoy muy de acuerdo con la ley porque no se establece con qué fondos hay que hacer esa tarea". No obstante, aseguró que ha convocado “a las entidades para que me ayuden porque quiero hacer las esterilizaciones, pero por ahora no se con qué recursos”.

Fecha: 20.05.08
Link permanente: http://www.mdzol.com/mdz/nota/48192

Islandia vuelve a cazar ballenas

El Gobierno de Islandia anunció el lunes que permitirá la caza de 40 rorcuales aliblancos, terminando así con la suspensión temporal de una práctica que enfurece a los ecologistas.
Existen alrededor de 50.000 ballenas en las aguas que rodean a Islandia

Islandia había prohibido la caza comercial de ballenas durante 20 años, pero en 2006 puso fin a la prohibición y aprobó cuotas que finalizaban en agosto de 2007.

Cuando esas cuotas se cubrieron, el Gobierno decidió no emitir otras hasta que no hubiera pruebas de la demanda de carne de ballena.

Gunnar Bergmann Jonsson, que dirige una asociación de cazadores de rorcuales aliblancos, señaló que "actualmente existen alrededor de 50.000 ballenas en las aguas que rodean a Islandia, y no creo que pescar 40 haga una diferencia importante en la cantidad". No obstante, la decisión provocará el malestar de los grupos ecologistas, que sostienen que la observación de ballenas es igual o más lucrativa que su caza.

Jonsson indicó que los balleneros se asegurarán de que sus cacerías no interfieran con la observación de los cetáceos: "Diría que el 95 por ciento de la caza de ballenas está más alejada de las orillas de lo que llegan los botes de observación, pero siempre les haremos saber cuándo saldremos a cazar y trataremos de no hacerlo cuando estén observando", comentó.

Fecha: 20.05.08
http://www.20minutos.es/noticia/380464/0/islandia/caza/ballenas/