lunes, 2 de junio de 2008

Perros torturados

Por Julio Ortega Fraile

Hace pocos días nos revolvió las entrañas la noticia de un perro torturado durante un mes en Lugo; ahora nos llega la de un pastor alemán asesinado de modo cruel en Sanlucar de Barrameda. Según el relato de la chica que lo encontró y que ya había acogido a otros perros abandonados lo vio cuando iba a hacer unas compras y se detuvo para acariciarlo, a lo que el can le respondió dándole lametones; al cabo de una hora regresó con su coche con la intención de llevárselo, en ese rato ya había pensado incluso un nombre para el desdichado perro: Jack. Pero Jack jamás podrá acudir a la llamada de esta mujer que unos minutos antes le había tratado con cariño y cuya decisión era darle un hogar porque lo halló muerto. En ese intervalo de tiempo alguien había acabado con él a golpes, le habían puesto una cadena en el cuello, atado las patas traseras e introducido palos por la boca.

Este escrito no va dirigido a los miserables malnacidos que cometen esas atrocidades con animales ni tampoco a los responsables de dictar la Ley. Ya no, pues sería una labor inútil. Los primeros son unos seres repugnantes sin el menor atisbo de sensibilidad ni de dignidad; su grado de vileza es tal que carecen de un mínimo de racionalidad para reflexionar sobre lo repulsivo de sus actos; son unos cobardes abominables que utilizan a estas criaturas como blanco de una ira causada por su propia condición, por los complejos de una existencia indigna consecuencia de la bajeza de sus sentimientos y de sus pasiones; bastantes de ellos acabarán antes o después empleando la violencia contra seres humanos y entonces, llegarán los informes médicos en los que constará que anteriormente habían torturado y matado animales; los especialistas relacionarán este hecho con la posterior agresión a seres humanos, pero claro, nadie hará nada hasta que el muerto sea una persona y en ese momento ya será muy tarde, tarde para su víctima racional y tarde para los animales que previamente sufrieron el ataque de esos criminales.

En cuanto a los que legislan, han demostrado sobradamente que ni les importa esta lacra ni les produce réditos políticos dedicar más medios a la búsqueda de ese tipo de delincuentes y sobre todo, rehuyen el revisar la Ley de tal modo que quien hace eso con un perro o con un gato, sea privado de libertad al igual que ocurre con quien arrebata de forma consciente la vida a un ser humano. Pero no, nuestros políticos, no pueden ocuparse de aquello que carece de mayor trascendencia mediática y que únicamente afecta a los que no tienen voz y por supuesto, no tienen voto ni constituyen un grupo de presión.

No podemos continuar así; son demasiado habituales este tipo de actos y no estamos haciendo nada por evitarlos. Ya sobran las palabras cuya efectividad ha mostrado ser muy limitada y es necesaria la acción, una acción inmediata y global para expresar el rechazo y el hastío por esta situación que se repite tan a menudo. A todos aquellos que hayan sabido lo que es querer a un perro, a los que hayan recibido su cariño y fidelidad, a los que son capaces de acariciarlos y sentir su agradecimiento, a los que tengan la sensibilidad suficiente para mirarles a los ojos y adivinar su alegría, su tristeza, su soledad o su felicidad, a todos los que se hayan sentido conmovidos ante la noticia de un perro durante días velando el cadáver de su compañero humano o salvando vidas aún a costa de la suya, a los que les duele el dolor ajeno y a los que sufren ante el sometimiento ejercido por parte de individuos con tendencias nazis ,a todos ellos, les ruego que griten que ya basta; que salgan a la calle a expresar su cansancio, su indignación y su asco por estos actos mezquinos, que se sumen a las movilizaciones y dejen patente su rabia y dolor ante la imagen de un perro con el pene arrancado, quemado vivo, ahorcado o con palos incrustados en su garganta. Por cada vez que callemos, por cada vez que consintamos habrá más víctimas, animales y humanos pagarán con su vida nuestra apatía, nuestra indiferencia, nuestro egoísmo y nuestro silencio.

Es necesario plantar cara de forma inmediata y contundente con acciones a esta locura cotidiana y no quedarse en el mero gesto de lástima al conocer la noticia. Mientras no hagamos nada somos todos cómplices de esos miserables que torturan a seres porque son más débiles, porque no pueden defenderse y porque saben, - he aquí el aspecto más grave de esta macabra realidad -, que las consecuencias por su conducta serán ridículas o probablemente, ni tendrán lugar.

Para muchos torturar animales es un asunto de segundo orden ante los problemas que padece nuestra Sociedad y al que no merece la pena prestarle atención, medios ni tiempo; a los que dedican su esfuerzo desinteresado a denunciar estos crímenes los consideran cuatro iluminados sin nada mejor que hacer. Tampoco a estos sujetos cuya escala de valores parece comenzar y terminar en sus propios y exclusivos intereses les pido nada, porque nada harán jamás por alguien que no sean ellos mismos. Es al resto, a los que están hartos de que la impunidad o el castigo por una violación de los derechos e incluso de la vida de otros dependa de la condición de la víctima, a los que les hago llegar mi ruego y el de otras tantas personas comprometidas con esta causa, cada día más, para poner fin a tal barbarie y requerir a quien compete, porque es nuestro derecho, que no quede exento de un castigo ejemplar y disuasorio quien tortura a un animal, porque una de las funciones reconocidas de la Justicia es la protección de los más débiles y desamparados y por otra parte, tiene como fin supremo lograr el respeto de los derecho colectivos e individuales de todos y cada uno de los miembros que integran una determinada Sociedad y, no olvidemos, que ésta la forman los individuos, su entorno y la relación que entre ellos existe. No considerar a los animales seres dignos de un amparo jurídico suficiente y eficaz es caer en una degeneración de la Justicia y del hombre mismo, como responsable último de sus actos y como garante obligado, por su condición, de la salvaguarda de los derechos universales.

Fecha: 01.06.08

Para firmar y protestar por la muerte de Jack, entra aquí
http://www.thepetitionsite.com/1/peticin-para-la-persecucin-de-la-tortura-y-matanza-de-animales-en-cdiz

Si ti ha gustado el artículo, puedes dejar tu opinión en:
http://www.xornal.com/article.php?sid=20080601132018&vote=5

El ser humano es sólo una especie más

Estudios del comportamiento: muchos animales son capaces de una comunicación antes impensable

Habilidades como el lenguaje, que se consideraban únicas de los hombres, son compartidas por primates, delfines y elefantes


LONDRES.- Hubo un tiempo en que pensábamos que los seres humanos éramos especiales en muchas formas. Pero ahora sabemos mejor. No somos la única especie que experimenta emociones, que siente empatía por otros o que se rige por un código moral. Tampoco somos los únicos con personalidades, culturas y con la habilidad de diseñar y usar herramientas.

Hasta ahora nos hemos aferrado con firmeza a la noción de que un atributo, al menos, nos hace únicos: sólo los seres humanos tenemos la capacidad del lenguaje. Desgraciadamente, parece que tampoco somos especiales en eso.

Aunque alguna vez el lenguaje fue visto como una entidad discreta y singular, los científicos de hoy hallan más productivo pensarlo como un repertorio de habilidades. Visto de esta forma, pareciera que las partes que componen el lenguaje -desde la gesticulación y el balbuceo, hasta el significado y la sintaxis- no son únicos como un todo. De hecho, un boom en la investigación de la cognición y la comunicación animal ha tomado la mayoría de esos ítems de la lista.

Tomemos la gesticulación, que se piensa que es el punto de partida del lenguaje. Hasta hace poco, era considerada únicamente humana, aunque ya no lo es. Mike Tomasello, del Instituto de Antropología Evolucionaria Max Planck, de Leipzig, Alemania, ha compilado una lista de gestos observados en monos, gibones, gorilas, chimpancés, bonobos y orangutanes, que revela que la gesticulación desempeña un amplio papel en su comunicación.

La gestos de los simios pueden involucrar el tacto, la vocalización o los movimientos oculares, y los individuos esperan hasta tener la atención del otro antes de realizar gestos visuales o auditivos. Si un gesto no es reconocido, lo repetirá o tocará al destinatario.

El hecho de que podamos interpretar los gestos de los simios también sugiere que existe una base evolutiva para la gesticulación compartida entre los seres humanos y los otros primates. Esas similaridades innatas fueron demostradas por investigadores de la Universidad York de Toronto, Canadá, que examinaron los gestos de bebes humanos de entre 9 y 15 meses, y los de simios de distintas edades, y hallaron que tanto los bebes humanos como los simios usan gestos similares para pedir cosas, como extender la mano para pedir alimento o levantar ambos brazos para ser levantados. Ambos usan toda la mano para señalar, así como también comparten similares gestos de protesta.

Aprender a balbucear

Así como gesticulan, los niños antes de hablar comienzan a balbucear, y parece ser que tampoco estamos solos en esto: los delfines e incluso algunas aves también lo hacen. Alrededor de los 5 meses de vida, los bebes comienzan a emitir sus primeros sonidos vocales, que los científicos creen que contiene una selección al azar de todos los fonemas que los seres humanos somos capaces de producir. A medida que los niños aprenden el lenguaje de sus padres, achican su repertorio de sonidos para adecuarlo al modelo al que son expuestos.

Los delfines bebes también atraviesas una fase de balbuceo. Un grupo de investigadores de la Universidad de California en Davis analizó la complejidad de los sonidos que emiten los bebes delfines y hallaron que tienen un gran parecido con los balbuceos humanos, en que los delfines bebes tienen un repertorio de sonidos mucho más amplio que los adultos.

Esto sugiere que practican los sonidos de su especie del mismo modo en que lo hacen los bebes humanos, antes de comenzar a organizarlos de la forma que es característica de los delfines maduros de su especie.

Claro que el lenguaje es algo más que sonidos: también es significado. Lejos de la visión de que los animales se comunican de forma impredecible o involuntaria, ha quedado claro que varias especies son capaces de otorgar significado a sonidos particulares al conectarlos con ideas específicas.

Los delfines utilizan silbidos personales, llamados así porque parecen ser la forma con la que se identifican ellos mismos. Cada uno desarrolla un único apodo durante su primer año de vida y lo utiliza cada vez que se encuentra con otro delfín. Los elefantes también utilizan sonidos como si fuesen palabras, según afirma Katy Payne, que dirigió el Proyecto de Escucha de Elefantes de la Universidad de Cornell, Estados Unidos.

Payne compiló un diccionario de sonidos producidos por elefantes para diversos propósitos, como saludar a otro miembro del clan. Las ballenas también tienen un repertorio vocal igualmente diverso. Este año, Rebecca Dunlop, de la Universidad de Queensland, Australia, anunció que elaboró un catálogo de 34 sonidos diferentes de uso social, que permanecieron estables durante muchos años y eran diferentes de los cantos de las ballenas.

Uno de los ejemplos más claros de cómo los animales establecen conexiones entre sonidos específicos y significados proviene del zoológico de Edimburgo, donde hallaron que los chimpancés realizaban rudimentarias referencias a los objetos utilizando distintos gritos cuando se les presentaban distintos alimentos. Los más valorados, como el pan, daban lugar a gruñidos más agudos; los menos deseados, como las manzanas, a gruñidos más graves.

Cuando se les hacía escuchar grabaciones del grito asociado a un alimento específico, los chimpancés acudían al lugar donde solía hallarse ese alimento. Y la búsqueda se prolongaba más si el sonido señalaba a un alimento especialmente valorado por los chimpancés.

Por Christine Kenneally
De New Scientist

¿Qué nos distingue?

Arte. Aunque varios primates han hecho aportes al mundo artístico con sus pinturas abstractas, los humanos somos la única especie capaz del dibujo figurativo.

Cocinar. Los animales terrestres tienen un temor innato hacia el fuego, pero nuestro ancestro H. erectus fue el primero en cocinar, hace 1,9 millones de años.

Religión. La creencia en un ser supernatural estaría fuera del alcance de los animales, que carecen de la capacidad de atribuir estados mentales a otros individuos.

Deporte. Todos los animales sociales juegan, pero el deporte es un tipo de juego que requiere reglas complejas y que se basa en habilidades cognitivas avanzadas.

Fecha: 01.06.08
http://www.lanacion.com.ar/edicionimpresa/cienciasalud/nota.asp?nota_id=1017407

Rico, Kanzi y otros inteligentes animales

El collie Rico trayendo al Pokemon cuando su dueño se lo pidió

LONDRES ( New Scientist ).- Al mismo tiempo que estudian cómo los animales se comunican entre ellos, los investigadores del lenguaje también quieren conocer hasta qué punto los animales son capaces de utilizar el lenguaje humano.

En 2002, un equipo de Instituto de Antropología Evolucionaria Max Planck de Leipzig, Alemania, anunció que su collie llamado Rico había aprendido el significado de cientos de palabras. Podía ir a otra habitación a buscar el objeto que se le había pedido e incluso era capaz de hacer lo mismo cuando se le pedía un ítem que no le era familiar, pero que se hallaba junto con otros objetos cuyo nombre conocía. Esto sugiere que era capaz de asociar una palabra no familiar con un nuevo objeto.

Otro reconocido comunicador fue el loro gris africano llamado Alex, estudiado durante más de veinte años por Irenne Pepperberg, de la Universidad Brandeis, Estados Unidos. Alex aprendió las palabras que nombraban 50 objetos diferentes, siete colores y cinco figuras. Comprendía los números hasta el 10, e incluso tenía una idea de "cero", un concepto considerado particularmente sofisticado, porque requiere comprender la idea de nada.

Kanzi y otros bonobos entrenados en la Universidad Estatal de Georgia, Estados Unidos, aprendieron a comprender palabras habladas en inglés y entendían cientos de palabras y construcciones más largas. Los bonobos son capaces de comprender frases que contienen un verbo y varios sustantivos -" Will you carry the M&M to the middle test room? "-, pero tienen problemas con frases que contienen dos acciones separadas. Kanzi, por ejemplo, puede comprender cientos de frases que jamás ha escuchado antes, como "muéstrame la pelota" o "tráeme el dibujo de la víbora".

En una ocasión, se le pidió que le ponga agua a una zanahoria y Kanzi tiró las zanahorias fuera del laboratorio. Pensando que se había equivocado, el investigador repitió el pedido y Kanzi insistentemente señaló hacía afuera del laboratorio. Estaba lloviendo.

Fecha: 01.06.08
http://www.lanacion.com.ar/edicionimpresa/cienciasalud/nota.asp?nota_id=1017408

Un juez condena a un hombre a pagar 444 euros por tirotear a dos gatas

El Juzgado de Paz de Brunete, Madrid, ha condenado a un hombre a pagar 444,23 euros por tirotear a dos gatas en septiembre de 2007 provocándoles heridas graves de perdigón en cuello, ojo y oreja, ha denunciado la asociación protectora El Refugio.

La sentencia dice que el hombre "practicó diversos disparos, con su arma de aire comprimido, contra dos gatas propiedad de su vecina, produciendo diversas lesiones en los citados animales". Las dos gatas, a las que El Refugio ha bautizado como Calcetines y Mica, resultaron malheridos por el impacto de los perdigones.

Según explica la citada asociación, los hechos se produjeron cuando la dueña de Calcetines y Mica se dio cuenta de que sus gatas no estaban en el jardín de su chalé, ubicado en la localidad de Brunete. Mientras buscaba a sus dos gatas, la mujer se alarmó al escuchar unos disparos y maullidos procedentes del chalé vecino y poco después observó al propietario de la finca colindante con una escopeta de aire comprimido, le solicitó que desistiera y entró a rescatar a las gatas.

Una de las gatas presentaba un orificio de entrada en la base de la cara anterior de la oreja derecha y tiene alojado el balín en el tejido subcutáneo de la cara posterior derecha. Mica tenía un orificio de entrada en la parte inferior de la arcada mandibular derecha y el balín quedó alojado bajo la conjuntiva del ojo izquierdo.

Fecha: 01.06.08
http://www.20minutos.es/noticia/384615/0/condena/tirotear/gatos/

Chihuahua: Una mujer lleva salvados a más de mil perros y gatos ella sola

Una historia representativa de tantas y tantas personas que anónimamente dedican su vida y sus recursos al bienestar de los animales, simplemente porque los quieren.

Chihuahua— Ha rescatado más de mil perros y gatos callejeros en los últimos ocho años y asegura que la Ley Estatal de Protección de los Animales es letra muerta en Chihuahua.

Mostrando un singular amor y caridad hacia los animales que nadie quiere, Marylin Parada, de 25 años, puso en su propia casa ubicada en la colonia Granjas, un centro de adopción para estos animales.

A pesar de que insistentemente ha tocado puertas y buscado ayuda oficial, a la fecha no ha recibido ni un solo peso de apoyo por parte de las autoridades estatales y municipales, quienes sin embargo en ocasiones le hablan por teléfono para que vaya a recoger a algún perro o gato en desgracia.

Gastando de su bolsillo más de cuatro mil pesos al mes, Marylin actualmente desempleada, dice que en ocasiones no sabe como le hace para conseguir todas las vacunas, los alimentos y demás implementos para atender a estos animales, donde muchos de ellos incluso los desparasita y cura de enfermedades como la sarna, moquillo y otras enfermedades, de igual manera ha promovido operaciones con veterinarios para curarlos de fracturas.

Con sus limitados recursos económicos Marylin ha dado un techo y alimento a estos animales en el Centro de Información y Protección de Animales y Mascotas (Cipam), que ella misma creo en su domicilio.

Dijo que los animales de la calle demuestran una gran fortaleza y nos enseñan a los seres humanos a no desistir y vencer todos los obstáculos.

Ella se ha dado a la tarea de colocar en adopción a perros y gatos que llegaron a su centro, todo esto lo hace de forma gratuita con el compromiso de que esos animales reciban afecto y buena atención.

“Cuando se llevan a uno de ellos, se llevan parte de mí, pero es necesario que todos los chihuahuenses volteemos a ellos para ayudarlos, no me explico como las personas pueden ser tan egoístas y maltratarlos”, expresa.

-¿Por qué haces esto Marylin?- se le pregunta. “Mi labor es voluntaria, no soporto que sufran los animales, desafortunadamente los presupuestos públicos nunca están abiertos para ellos”.

La joven directora explicó que el hecho de que anden cientos de perros y gatos por las calles, representa un problema de salud y hasta de seguridad, pero eso no lo ocasionaron los animales, si no los seres humanos por enviarlos a la calle o no cuidarlos.

Algunos veterinarios le donan vacunas antirrabicas, otros le hacen operaciones gratuitas de los perros o gatos que llegan con alguna lesión, pero falta mayores recursos para dar una mejor atención a todos.

“Creo que los seres humanos somos muy insensibles y egoístas por naturaleza, la gente debería ayudar cuidándolos, esterilizándolos, no permitiendo que anden en las calles, donde pueden multiplicarse y traer cachorros al sufrimiento”.

Marylin demuestra una gran sensibilidad por los animales, al grado que cuando se le pregunta que siente ella cuando se le muere uno de ellos en su centro, se le humedecen sus ojos.

Esterilizaciones, limpiezas, aplicación de vacunas, son algunos de los servicios que ella ofrece en su centro de adopciones, sin embargo esta conciente que este problema es de todos y la mayoría de los chihuahuenses parece no importarle.

Narró como le han hablado en muchas ocasiones a su centro por teléfono para reportarle perros o gatos accidentados en calles y avenidas sin embargo las personas que le hablan, casi le exigen que vaya por ellos por motivos ridículos, sin saber que no es una dependencia pública y lo que ella realiza lo hace por voluntad propia sin recibir nada a cambio.

Si usted quiere ayudar a Marylin en su misión de ayudar a los animales en el abandono, se puede comunicar al teléfono celular (614) 195-10-68.

Heriberto Barrientos Márquez, El Diario

Fecha: 31.05.08
http://www.diario.com.mx/nota.php?notaid=e1235f03317399c62cb1d467f53c34af

Su blog es http://cipam.blogspot.com/

Más información sobre Marilyn y su labor en
http://www.oem.com.mx/elheraldodechihuahua/notas/n325051.htm

Argentina: Sorprenden a 250 personas en carrera clandestina de perros

El alboroto era terrible. Y los vecinos se cansaron. Todos los sábados, en distintos horarios, veían como se juntaba una gran cantidad de personas en una finca de Melchor Romero, ubicada en la calle 514 entre 161 y 162. Allí, de acuerdo a las fuentes policiales consultadas por este diario, se paraban detrás de una especie de alambrado y comenzaban a gritar y gesticular, al paso acelerado de varios perros galgos.

Para los vecinos no fue muy difícil descubrir que en ese lugar se realizaban carreras de dudosa legalidad. Y que además se hacían apuestas de todo tipo. Por eso, alguien, de quien no trascendieron datos, decidió recuperar la tranquilidad que se vivía en ese sector de la Ciudad y denunció el hecho a la Policía.

Claro que la investigación llevó su tiempo. Los voceros consultados mencionaron que, tras la debida autorización judicial, que llegó desde el Juzgado Correccional N° 4 de La Plata, a cargo de la doctora Claudia Greco, se comenzó con una serie de filmaciones, operativos encubiertos y diligencias en la zona, en el marco de una causa por "Infracción a la Ley 13.470 (Ley de Juego)".

A partir del accionar policial, a cargo de efectivos de la DDI local, bajo las órdenes del capitán Osvaldo Corbalán, "se comprobó fehaciente que en el lugar se corrían carreras de galgos y que además los exponían para su venta", explicó un allegado al caso.

"La actividad se llevaba a cabo los días sábados y se cobraba entrada, al margen de levantarse apuestas ilegales", agregó. Lo más curioso, siempre en base al reporte oficial, es que los organizadores de las carreras usaban como pantalla una supuesta acción benéfica para la Cooperadora del hospital Alejandro Korn de Melchor Romero.

A partir de las pruebas reunidas, se comisionó a un grupo de agentes, el cual apareció ayer sorpresivamente en el predio de la calle 514. Allí, según pudo saber este diario, los efectivos hallaron corrales y hasta una pista de carreras de 200 metros, con una gatera para 7 perros.

El operativo, donde prestó colaboración personal de la seccional 14ª y del GAD (Grupo de Apoyo Departamental), terminó con la detención de dos personas. el secuestro de 73 perros de la raza galgo, al margen de 570 pesos de la venta de entradas y de otros 830 pesos por las apuestas.

Además se incautaron papeles con anotaciones de apuestas, trofeos, fotos de carreras anteriores, un megáfono y el señuelo forrado con cuero de liebre utilizado para que los perros corrieran.

Precisamente, identificadas las 250 personas que habían asistido al lugar, la jueza Greco ordenó la entrega de los perros a sus propietarios, en carácter de depositarios judiciales.

Fecha; 01.06.08
http://www.eldia.com.ar/edis/20080601/policiales48.htm

Un poquito de humor animal

El lenguaje de los animales
Por Pepe Ruipérez

Hubo un tiempo en que los animales hablaban. De entonces datan frases célebres que he tenido el gusto y la paciencia de recopilar para solaz y esparcimiento de la gente culta. He aquí algunas:

-’Yo no voy al cine porque sé positivamente que acuden siempre cuatro gatos’. (Un ratón).

-’La mía sí que es una vida arrastrada’. (Una serpiente).

-’La boa que yo quisiera ser es la boa, de Luis Alonso’. (Una boa).

-’Cuidado que hay ignorantes. ¡Nunca había visto un burro tan hombre’. (Un asno).

-’La muerte es una lata’. (Una sardina).

-’¡Qué pedazo de hombre estás hecho!’. (Un atún a otro).

-’¡Qué mono tan niño!’. (Una mona a otra mona que va con su hijito).

-’¡Qué apreciados somos!’. (Un mero a otro mero por el mero hecho de serlo).

-’Pensar que gracias a nosotros se puede subir a muchas torres’. (Un caracol a otro caracol refiriéndose a las escaleras de caracol).

-’¡Mira que echarnos la culpa de que el agua del mar sea salada!’. (Una anchoa a otra anchoa).

- Hablando del mar, esto dice el rey Neptuno: ‘¡Hasta que no me devuelvan la cuchara no pienso abdicar!’.

http://www.laregion.es/opinion/1832/