domingo, 22 de junio de 2008

Caza furtiva de galgos

CÓRDOBA/MONTILLA. El campo suele ser un magnífico centro de abastecimiento para actividades delictivas, según las necesidades de la sociedad. Así, si el precio del cobre se pone por las nubes, surgen grupos especializados en el robo de este material. Lo mismo ocurre con el gasoil, y ya se están dando asaltos a cortijos y naves, como el ocurrido hace 15 días en Baena, donde un particular «perdió» mil litros almacenados en garrafas. Antes, fueron los trofeos de caza y algo más lejano en el tiempo ocurrió con la «limpieza» de objetos antiguos que ahora aportan un toque rústico a más de un hogar urbanita.

No obstante, si hay algo que se roba «desde siempre», ésos son los perros de caza, ya sean galgos o podencos. Hace más de 35 años que mafias organizadas actúan en la Campiña robando, impunemente, cientos de perros, que luego venden fuera, obteniendo pingües beneficios, ya que por un perro con buenas cualidades se puede pagar entre 2.000 y 3.000 euros.

Precisamente dentro de 20 ó 30 días, comenzará la temporada de robos y es cuando más hay que estar pendientes de los animales, señala Juan Gámiz, galguero de Baena. Y es que en agosto se levanta la veda para cazar con podencos conejo y algo de perdiz. En el caso del galgo, la cosa se deja hasta septiembre, cuando termina el calor. «Los roban entonces para probarlos antes de venderlos y tenerlos preparados para noviembre o diciembre», cuando se inicia la temporada de liebre en campo abierto y las grandes competiciones en el centro de la Península (Salamanca o Toledo), «donde se apuestan grandes sumas de dinero».

Ahorrarse el mantenimiento

Pero el resto del año, los perros (y dueños) pueden dormir tranquilos, ya que a los ladrones no les interesa tocarlos para ahorrarse el tener que cuidarlos y alimentarlos (unos 500 euros anuales por animal), «cosa que sí hacemos los que queremos de verdad a los animales», explica, por su parte Manuel Santos, otro galguero de la zona de Llanos del Espinar, en Nueva Carteya. Es más, los galgos abandonados o que aparecen ahorcados en el campo «suelen ser víctimas de los ladrones y no de un galguero», señaló.

«Tenemos claro que son mafias especializadas, a tenor de la cantidad de denuncias que desde hace varios años nos llega a la organización y de lo que nos dicen los propietarios de los perros», señala Francisco Garrido, secretario provincial de COAG. Tanto es así, que el presidente de Asaja-Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, recuerda que en Guadalcázar «los cazadores han levantado auténticos búnkers de cemento donde duermen los perros, pero no les sirven de nada, porque revientan las puertas y siguen llevándoselos».

Al igual que los aperos y la maquinaria del campo, los galgueros sospechan que el destino de los perros es Sevilla y que de allí, y de Puente Genil, proceden los ladrones. «Un amigo mío de Montilla los pilló cuando se estaban marchando del cortijo y presentó denuncia ante la Guardia Civil. Eran gitanos pontaneses y los pararon justo cuando estaban llegando a su pueblo; en el juicio declararon que recogían animales sueltos en nombre de una oganización y al chaval, encima, casi le cuesta los dineros», explica Manuel Santos.

Pero ésos sólo son una parte del engranaje. Primero, hay una persona, que suele ser del pueblo o de la comarca, que «bichea» a los perros, pone el oído y descubre dónde están los animales buenos. El ojeador se lo comunica a sus socios, que levantan al perro y se lo llevan a un veterinario compinchado, quien le quita el microchip, le coloca otro nuevo y lo «legaliza» con nuevos papeles y otro nombre. Finalmente, lo venden en otra provincia.

Recuperaciones de perros

«A nosotros nos han llamado para recuperar un perro en Granada», apunta Juan Gámiz. «A mi cuñado le apareció en Jaén un animal robado y le llamó la Guardia Civil para recogerlo», señala también Francisco Garrido. Pero esto no suele ser lo habitual. Una vez que le quitan el chip, el animal acaba esfumándose del todo.

«El problema es que no hay vigilancia en el campo y estamos vendidos», añade Gámiz, quien apunta como solución que aumenten los guardias civiles, «pero no para controlar los caminos, que es imposible, sino para no perder ojo a las carreteras por las noches, que es cuando actúan los ladrones».

Domingo R. E., galguero de Montilla quien ha visto desaparecer unos 500 animales en los últimos 30 años, junto con su cuñado José María, se lamentó de que son «los únicos que hemos presentado de cuatro a cinco denuncias en los últimos años, pues a los pocos que denunciaron antes se ve que las archivan y no les dan ningún curso».

Fecha: 22.06.08
http://www.abcdesevilla.es/20080622/cordoba-cordoba/caza-furtiva-galgos_200806220318.html

Por culpa del hombre, nacen en el mundo animales cada vez más raros

Al tener menos territorio salvaje, algunas especies se aparean con otras y tienen crías híbridas. Son el fruto de cruzas inesperadas, como el de leona con tigre, o el de cebra con caballo.

El felino más grande del mundo no es un león melenudo del Africa o un rayado tigre de Siberia, es un ligre: una extraña cruza entre una leona y un tigre. Un "lindo gatito" que puede llegar a pesar 450 kilos y que con su sola presencia desafía los límites de la naturaleza. ¿Es una nueva especie?

Al igual que el tigón (fruto del apareamiento entre una tigresa y un león) o el beefalo (vaca con búfalo), o el cebroide (cebra con caballo), el ligre es un híbrido del que se tienen cada vez más noticias. "Estos animales que se están comentando tanto ahora seguramente son consecuencia de los cambios ambientales de los que nuestra especie es responsable", asegura Esteban Hasson, profesor de Biología evolutiva de la facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA.



La más conocida hasta ahora es la mula (cruza de yegua con burro o asno) --uno de los animales de carga más resistentes--, pero desde que los territorios salvajes de algunas especies se achicaron o se trasladaron por influencia de la actividad humana, la naturaleza habilita otras opciones aunque, en su mayoría, no les confiere descendencia: nacen estériles, especialmente los machos.
Varios de los cruzamientos tienen lugar en el marco de uno de esos nuevos zoológicos donde los animales conviven casi sin barreras, o en zonas silvestres donde el macho o hembra de la especie escasea fatalmente porque es víctima de la caza ilegal. Pero también hay otros ejemplos que obedecen a motivos económicos, como el del beefalo, cuyo nacimiento fue forzado para competir en el mercado de las carnes para consumo.



De todas maneras, y pese a que las crías de estas cruzas raras parecen "mitológicas", no son representantes de nuevas especies. "De ninguna manera podemos considerarlos como nuevas especies. El simple hecho de su esterilidad, como en el caso del ligre o el tigón, apunta a que son algo así como callejones sin salida", subraya Hasson. Buena definición para enmarcar casos que están documentados aunque usted no lo crea. ¿Ejemplos? Los belfines, hijos de delfines nariz de botella y pseudo orcas. Las crías de este animal no viven mucho tiempo (la mayoría de los cachorros híbridos tienen serios problemas de salud) y por lo general se exhiben en acuarios. También hay corrales donde pasean faisallinas, frutos del apareamiento entre un faisán y una gallina. Y no son los únicos raros.

Sin ir más lejos, en la Argentina hay una especie híbrida documentada gracias a la investigación del biólogo Claudio Bertonatti, de la Fundación Vida Silvestre, y de Aníbal López Guerra. Es el "plomito", cría de la hembra del cardenal amarillo y del macho de la diuca común. Fue encontrado en La Pampa, Buenos Aires y Río Negro, donde la caza ilegal hizo disminuir la cantidad de machos de ese cardenal. Las hembras, entonces, se aparearon con lo que había, el macho de la diuca.

Así funcionan los engranajes de la naturaleza, que entre sus varios caminos también admite "callejones sin salida".

Fecha: 22.06.08
http://www.clarin.com/diario/2008/06/22/sociedad/s-01699354.htm

8 activistas de Equanimal contra miles de cazadores


Copio de la web de Equanimal: http://www.stopcaza.org/accion-anticaza/index.php

El pasado 15 de junio del 2008, durante la XVI edición del Día del Cazador y Pescador, celebrada en la localidad vizcaína de Dima de manos de ADECAP (Asociación para la Defensa del cazador y Pescador) ocho activistas de Equanimal irrumpieron en el discurso de uno de sus representantes, para manifestar los derechos de los animales y su rechazo a la caza y a la pesca.

Después de las actividades del festejo (en absoluto divertidas para los animales) entre las que constaban una carrera de burros, galgos y exposición y venta de perros de caza, los ocho activistas se plantaron frente al escenario gritando y portando carteles cuyos lemas eran “cazar es asesinar” justo cuando uno de los representantes del encuentro procedió a leer el discurso preparado para el encuentro.

La irrupción fue breve pero no por ello menos intensa, puesto que varios cazadores nada más vernos y escuchar nuestros lemas, se abalanzaron brutal y agresivamente sobre algunos de los activistas, golpeándoles, empujándoles o tirándoles al suelo.

Mientras expulsaban violentamente a los activistas, otros cazadores desplegaron una pancarta que tenían preparada cuyo lema era “Ecoterroristas fuera”. Ello nos dejó de manifiesto que son conscientes de que ahora no todo el mundo está de cuerdo con sus prácticas crueles y que Equanimal tratará de recordárselo allá donde vayan.

Los terroristas son ellos, con 50 millones de víctimas a sus espaldas cada año no quienes defendemos la vida de manera pacífica.

Ya sea en cacerías delante de sus escopetas para salvar directamente la vida de algunos animales, ya sea irrumpiendo en medio de sus manifestaciones en favor de la caza o hasta en sus celebraciones propagandísticas…sea donde sea Equanimal no parará hasta que la caza y pesca sean abolidas, para que de una vez por todas se respete y deje vivir a los animales que aún hoy en día son perseguidos, acosados y asesinados de manos de cazadores y pescadores.

El cambio climático reduce la 'despensa' de las ballenas en el Océano Austral, según WWF/Adena

Greenpeace pide a Japón que anuncie el fin de la 'caza científica' de estos animales

El Cambio Climático está reduciendo el alimento disponible para las ballenas en el Océano Austral, según un nuevo estudio presentado por la organización WWF/Adena en vísperas del inicio de la Sexagésima reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) en Chile.

Así, el informe 'Rompehielos: 2ºC que podrían cambiar el hábitat de las ballenas' revela que un aumento de la temperatura media global de tan sólo esos dos grados, con respecto a los niveles preindustriales, producirá una reducción de la banquisa en el Océano Austral en una proporción que puede oscilar entre un 10 y un 15 por ciento, hasta más del 30 por ciento en algunas regiones claves. En menos de 40 años, podría registrarse un aumento de temperaturas como el descrito.

"El informe muestra que las ballenas antárticas, como los rorcuales aliblancos, sufrirán cambios dramáticos en su hábitat en un breve período de tiempo", advierte en un comunicado la directora del Programa Internacional de Especies de WWF/Adena y jefa de la delegación de la organización en la reunión de la CBI.

Las especies migradoras afectadas incluyen la ballena azul, el mayor ser vivo de la Tierra, y la ballena jorobada, que apenas comienzan a recuperarse tras la moratoria a la caza comercial. Estas dos ballenas necesitan viajar entre 200 y 500 kilómetros hacia el extremo sur para encontrar las zonas 'frontales' (límites entre diferentes masas de agua) donde se encuentra su principal fuente alimenticia, el krill.

"Al ir desplazándose hacia el sur las zonas frontales, las ballenas deberán moverse en un área de alimentación más reducida", destaca el informe. El krill depende del hielo marino; debido a la disminución del hielo flotante, se espera una reducción en la abundancia de los recursos de los cuales se alimentan las ballenas en las áreas de forraje menguantes.

"La CBI tiene la oportunidad en esta reunión en el hemisferio sur de estudiar todas las posibilidades para aumentar la resistencia de las poblaciones de ballenas frente al cambio climático. Para las ballenas que habitan en la Antártida, la mejor manera de logralo es reducir otras amenazas, tales como la injustificada caza de ballenas con supuestos fines científicos que lidera Japón", añade

WWF/Adena recomienda también la protección de los hábitats críticos, así como limitar los factores de estrés que no están directamente relacionados con el sistema climático, como la pesca, la contaminación y la contaminación sonora de los océanos.

Por su parte, Greenpeace reclamó al Gobierno japonés en otro comunicado que anuncie el fin de la llamada "caza científica" en el Santuario de Ballenas de la Antártida que acaba con 1.000 ejemplares cada temporada. "Es obvio que hoy en día no hay excusa para la caza ballenera. Japón, miembro de la CBI, debería usar las herramientas y tecnologías disponibles en la actualidad, para contribuir al estudio científico de estos animales sin causarles ningún daño. El verdadero reto científico está en estudiar, entender y proteger la Antártida", comentó.

Además, exige a la CBI que actúe "inmediatamente" para reducir las amenazas reales que afectan a los cetáceos y que están llevando a la especie a una situación límite. "A la persecución de los países que siguen promoviendo la caza, hay que añadir la cada vez mayor presión humana en forma de contaminación química y acústica -como el uso de sónares-, la colisión con barcos, el cambio climático o la captura accidental con artes de pesca", advirtió.

Fecha: 19.06.08
http://www.europapress.es/epsocial/medio-ambiente-00323/noticia-cambio-climatico-reduce-despensa-ballenas-oceano-austral-wwf-adena-20080619190009.html

Greenpeace denuncia un descenso del 90% de las poblaciones de bacalao, atún y pez espada por la sobrepesca

La 'Lista Roja' de especies pesqueras pretende concienciar a industria y consumidores sobre las ventajas de la pesca sostenible

Las poblaciones de grandes peces predadores como el bacalao, el atún o el pez espada han disminuido un 90% por culpa de la sobrepesca, según denuncia la organización ecologista Greenpeace que hizo pública hoy su 'Lista Roja' de especies pesqueras amenazadas.

La lista se compone de 15 especies (rape, atún, bacalao del atlántico, tiburón, merluza, fletán del atlántico, fletán negro, platija, gallinetas, salmón atlántico, langostinos, mantas y rayas, lenguado, pez espada o emperador, merluza negra) y pretende concienciar tanto a la industria pesquera como a los distribuidores y consumidores sobre las ventajas de la pesca sostenible.

Según la responsable de la campaña de Océanos de Greenpeace, Paloma Colmenarejo, "los grandes distribuidores y la industria pesquera pueden y deben ir hacia políticas de compra sostenibles y dejar de proveerse de especies de esta lista".

En este sentido, el documento destaca que actualmente, tres cuartas partes de los 'stocks' pesqueros mundiales están totalmente explotados, sobreexplotados o agotados. Además, apunta que el 88 por ciento de los 'stocks' que se encuentran en aguas comunitarias están sobreexplotados y que sólo el 1 por ciento de los océanos y mares del mundo están protegidos, cifra inferior a la de los espacios naturales terrestres, que alcanzan el 11 por ciento.

Por este motivo, Colmenarejo aboga por una recuperación de los 'stocks' hasta que se encuentren a niveles sostenibles. "Si las empresas no consideran que su productos pesqueros deben estar en esta lista, Greenpeace les invita a utilizar esta metodología y evaluar la situación específica para sus productos o granjas acuícolas", indicó.

Greenpeace cree que la solución a estos problemas pasa por la puesta en marcha de una red global de reservas marinas que abarque el 40 por ciento de los océanos con el fin de protegerlos de los impactos del cambio climático y recuperar así la salud de los 'stocks' pesqueros.

Según Colmenarejo, "el listado es una herramienta fácil y eficiente" para garantizar el futuro de la pesca. El estudio completo se puede consultar en la web 'www.greenpeace.org/espana/mercados-pesqueros'.

Consumo Responsable

El documento de Greenpeace también hace una serie de recomendaciones para fomentar el consumo responsable entre los consumidores para que exijan a los supermercados el desarrollo de una política de compra sostenible de productos pesqueros, al mismo tiempo que solicita evitar el consumo de las especies citadas en la lista.

Entre otras recomendaciones, Greenpeace pide comer menos pescado --ya que los océanos no pueden soportar la demanda actual--, denunciar la venta de pescados inmaduros al Servicio de Protección de la Naturaleza (900 101 062) o consumir especies capturadas de un modo sostenible (anzuelos y redes artesanales), entre otros consejos.

Además, Greenpeace recuerda que la acuicultura "no es la solución a la crisis de los océanos" ya que la mayoría de las especies criadas o engordadas en granjas necesitan de otros peces para alimentarse.

Fecha: 17.06.08
http://www.europapress.es/epsocial/rsc/noticia-greenpeace-denuncia-descenso-90-poblaciones-bacalao-atun-pez-espada-sobrepesca-20080617144327.html