domingo, 6 de julio de 2008

Los bailes de la cacatúa Snowball

Auténtico sentido del ritmo en un animal no humano. Un estudio científico sostiene que el baile de la cacatúa Snowball, éxito en youtube, es genuino.



Esta cacatúa baila tan bien como pueda hacerlo un niño de entre dos y cuatro años. Su danza no está guiada por personas que le hacen gestos o le dan otras pistas, sino por el auténtico ritmo de la música. Sin trucos, según parece desprenderse de la investigación que se relata en nature news.

Aniruddh Patel y sus colaboradores analizaron el comportamiento de Snowball, la cacatúa bailona, tras alterar controladamente el tempo de la música. Comprobaron que el animal sincronizaba sus movimientos con el nuevo ritmo y por tanto no estaba repitiendo una secuencia perfectamente aprendida.

Al parecer, tras convertirse en un éxito en Youtube, Snowball fue dejado por su dueño en un refugio de animales de Indiana (EEUU) junto con un CD que contenía la canción favorita del ave: Everybody, de los Backstreet Boys. Si aceptamos esto como música (también está el Another One Bites The Dust, de Queen), y damos por bueno el trabajo de Patel y su equipo (publicado por ahora en un congreso de Neurociencia*), entonces probablemente tengamos que concluir que el "sentido musical" y el baile no son capacidades exclusivamente humanas, y que no requieren haber evolucionado conjuntamente con la habilidad de producir música.




Artículo escrito por Palofreak
Fecha: 26.06.08
http://www.soitu.es/participacion/2008/06/26/u/paleofreak_1214439592.html

Antitaurinos en Pamplona

Cerca de 60 personas de toda España protestan contra los toros en Pamplona



A falta de unas horas para que el cohete de inicio a los Sanfermines 2008, con Pamplona ya preparada para la fiesta y sus ciudadanos decididos a disfrutar de ella, cerca de 60 personas, de todos los rincones de España, se concentraron semidesnudas este mediodía en el centro de la ciudad para mostrar su rechazo a la celebración de los encierros de San Fermín y las corridas de toros, en la víspera del inicio de las fiestas, que comenzarán mañana a las 12 horas con el lanzamiento del chupinazo.

La concentración fue organizada por las asociaciones AnimaNaturalis y PETA, contrarios a la presencia de los toros en las fiestas. Los manifestantes se tumbaron semidesnudos, con banderillas clavadas en su cuerpo de forma simulada, en la bajada que da acceso al callejón de la Plaza de Toros, la misma zona por la que en los próximos Sanfermines se celebrarán ocho encierros.

Los manifestantes portaban carteles en los que se leía, en castellano y en inglés, entre otros idiomas, la leyenda 'Ponte en la piel del toro, abolición tauromaquia'.

El director de AnimaNaturalis Internacional, Francisco Vásquez, explicó en declaraciones a los medios que el motivo de esta concentración es "llamar la atención sobre la tauromaquia y reflexionar acerca de cuántos toros van a morir solamente esta semana de fiestas de Sanfermines".

"El nombre de cada uno de los toros está publicado en la prensa, con su origen, y van a ser corridos, recortados y torturados durante esta semana de fiestas", criticó. Francisco Vásquez explicó que la mayoría de manifestantes eran procedentes de País Vasco, Navarra, La Rioja, Cataluña, Valencia, Almería y Madrid, así como de países de la Unión Europea como Francia y Alemania.

"Estos manifestantes odian la tauromaquia y quieren acabar con ella, y tienen la vergüenza de formar parte de una Europa que sigue contemplando tradiciones medievales como la tauromaquia", dijo.

Fecha: 05.07.08
http://www.20minutos.es/noticia/396181/0/peta/protestas/toros/

Una crónica de verano

Por Francesc González Ledesma

Amigo lector, le ha llegado a usted la hora. Si ya no puede usted dormir por el calor, si sufre embotellamientos en autopistas, peajes, playas y casas de yantar donde sirven sangría, a partir de este momento aún va a ser peor. Prepárese para que le recomienden hidratantes, aguas nitrogenadas, vinos sin alcohol y cremas afganas. Dispónganse a oír historias de amores eternos, o sea conquistas de playa, pero nunca las crea. No crea tampoco a los amigos que presumen de haber comido las mejores paellas de la costa, y eso por tres razones: a) no les deja su mujer, b) no les deja el médico, c) no pueden pagar la cuenta.

Pero no escribo esta crónica de verano para desanimarle, Dios me libre. Lo hago para recordarle que esta época de vacaciones es también la época de la crueldad. Se aparta a los viejos porque estorban, se los aparca en una habitación prestada o a veces se les olvida en una gasolinera. Se abandona a los animales de compañía porque molestan, se lanza hacia la nada a perros y gatos, sobre todo a los perros, aunque sólo te pidan con la mirada. En el momento terrible de aquel cartel de Él nunca lo haría.

No voy ahora a hablarles de mis amigos, los perros, porque quizá ustedes ya han leído bastante sobre eso. Pero si me lo permiten les diré que todos los animales -todos- no dan lecciones y merecen respeto. Son historias que he vivido y les juro que son verdad.

¿Me permiten?

La primera lección me la dieron unas leonas. Un día lejano -ya ven- tuve dinero y fui a Kenia. Pues bien, vi que tres leonas guiaban un ejército de cachorrillos, como una maestra guía a los niños de la escuela. El guía me dijo: "Están de cacería y va a haber peligro. Apartan a sus cachorros para que no les pase nada". En efecto, ni más ni menos los llevaban a la guardería: primera lección de prudencia y amor.

La segunda lección me la dieron los búfalos. Pasaba una manada, y uno de los animales era demasiado viejo o estaba enfermo: el caso era que no podía seguir el ritmo de los otros y se rezagaba. Las leonas iban a por él, a por el más débil. De aquí a la cacería.

Pero los búfalos nunca dejan solo a un compañero en peligro. Si el búfalo viejo se retrasaba, dos enormes búfalos jóvenes se retrasaban con él. Le protegían. No iban a dejarle solo jamás.

Juro también que nunca he visto un ataque tan furioso de las leonas hambrientas, y una gallardía tan eficaz de los búfalos. De una cornada las enviaban por los aires, las hacían volar hacia el cielo, las convertían en nada. Al final el ataque fracasó, las leonas se retiraron y esperaron una nueva oportunidad, que al final llegaría. Una persecución así puede durar una semana.

Los búfalos se retiraron, el viejo casi a rastras, pero con los dos jóvenes siempre al lado. Me pregunté cuántos seres humanos defenderíamos a un viejo o un enfermo con nuestra sangre y nuestra vida.

La tercera lección me la dio... una serpiente. Créanme: fue una serpiente. En Manaus, la perdida ciudad brasileña que un día fue una de las más ricas del mundo, hay un zoo lleno de cocodrilos, pitones y otras bestias de alta consideración. Las enormes serpientes están en jaulas, perpetuamente dormidas, y una vez a la semana se les arroja una gallina viva, pues nunca comen presas muertas. Los sentimientos, por supuesto, están a favor de la gallina y su sensación de horror, aunque es piadoso creer que apenas se entera, porque todo es muy rápido. Pero a veces la serpiente no tiene hambre.

Y no molesta a la gallina: la ignora. Nunca le hará daño por placer, sino por necesidad. Y entonces vi lo más increíble: la gallina dormía sobre el cuerpo de la serpiente. Ya se habían acostumbrado a vivir juntas: compartían su confianza y su pequeño universo.

Fue entonces cuando pensé en el gran número de seres humanos que matan por placer, por vanidad, por sentirse más importantes que un pájaro. Fue entonces cuando pensé en los que pagan por ver torturar un toro. En los que olvidan la última mirada de su perro.

Lo siento: ésta no deja de ser una crónica de verano. Por favor, si la leen, mediten. Y sobre todo no la lean en un embotellamiento.

Fecha: 06.07.08
http://www.elpais.com/articulo/cataluna/cronica/verano/elpepiespcat/20080706elpcat_15/Tes

Denuncian que la ubicación propuesta para alojar a los animales es peligrosa para la salud

Cristina Bartolomé, de la Sociedad Protectora de Animales de Burgos, ha denunciado que el Ayuntamiento pretende construir unas nuevas instalaciones para los animales a 150 metros de una "planta de machaqueo", en la que hay un cartel que recomienda usar mascarillas para evitar enfermedades pulmonares.

Bartolomé, en declaraciones a Efe, ha asegurado que la Sociedad Protectora de Animales mantiene su negativa a aceptar la ubicación escogida por el Ayuntamiento de Burgos para unas nuevas instalaciones, con una inversión de 600.000 euros, porque las instalaciones que hay alrededor "son perjudiciales para la salud humana y animal".

Cristina Bartolomé ha explicado que cerca de la ubicación escogida hay una "planta de biometanización", otra de "machaqueo" de escombros que provoca que haya materiales en suspensión, y está previsto instalar unos grandes depósitos de gas y combustible.

A esto se añade que no hay agua potable y que el suministro se realiza mediante cisternas.

"Nosotros necesitamos unas instalaciones nuevas y agradecemos al Ayuntamiento que esté dispuesto a afrontar la inversión necesaria, pero lo que no queremos es estar rodeados de sustancias tóxicas en suspensión que son peligrosas para la salud y de gas de metano", asegura.

Ha relatado que a 150 metros de la ubicación elegida para las instalaciones de la Protectora de Animales, está la planta de machaqueo donde se tritura escombro y hasta hace poco también se trituraba uralita.

En esta planta hay un cartel de grandes dimensiones que señala que se aconseja "utilizar mascarillas para evitar riesgos de enfermedad pulmonar", y de hecho, según ha añadido, "todos los trabajadores la utilizan".

Según Cristina Bartolomé en estas condiciones la Protectora de Animales no va aceptar las nuevas instalaciones ofertadas por el Ayuntamiento, a pesar de que los responsables municipales mantienen el proyecto y están dispuestos a ejecutarlo y a abrirlo aunque sea sin la colaboración de la Sociedad Protectora de Animales.

Ha señalado que la Protectora de Animales no ha podido presentar al Ayuntamiento un estudio medioambiental sobre este proyecto, para demostrar que no es el lugar adecuado, porque cuesta 3.000 euros y "no tenemos esos fondos".

A esto, según ha explicado, se añade que hasta el momento el Ayuntamiento no ha autorizado la solicitud de subvención para la Sociedad Protectora de Animales, "lo que nos ha puesto en una situación económica de enorme dificultad".

En estos momentos el número de animales que hay en las instalaciones de la Protectora superan los 150 y se espera que durante el verano este número aumente porque es época de abandono de animales, en especial de perros.

Fecha: 05.07.08
http://www.soitu.es/soitu/2008/07/05/info/1215276987_108936.html

La Protectora de Valencia, saturada

Con el agua al cuello. Así están el centro de adopción de animales y el refugio canino del Ayuntamiento que gestiona la Protectora de Animales (SVPAP). Ambas dependencias se encuentran colapsadas por el aumento de los abandonos de perros y el descenso de las adopciones.

Así, según fuentes de la SVPAP, en lo que llevamos de año se han producido 684 abandonos, 60 más que en el mismo periodo de 2007. A esto se une que ha habido 49 adopciones menos (333 en total).

El resultado es que a estas alturas el centro de adopción de animales, con capacidad para 58 perros, cuenta con 80. Por eso, en la mitad de sus jaulas individuales conviven dos perros y en otras ocho hay hasta tres.

La situación en el refugio de San Antonio de Benagéber, donde llevan a los perros heridos, no es mucho mejor. Allí hay 300 canes en unas instalaciones con capacidad para 200. Ante esta situación, la presidenta de la SVPAP, Ana Mayol, ha hecho un llamamiento «para que la gente responsable que quiera adoptar se acerque y nos ayude a superar este momento».

«También nos pueden llamar los que no sepan dónde dejar a su mascota si se van de vacaciones y les diremos dónde pueden hacerlo», explica.

Desde la Protectora de Animales se va a lanzar una campaña informativa para fomentar las adopciones. Según explicaron, para hacerlo sólo hay que abonar los 40 euros que cuesta la instalación del microchip, el pasaporte y la vacuna antirabia. Más información: 963 400 240.

Fecha: 06.07.08
http://www.20minutos.es/noticia/396073/0/perros/abandonos/valencia/