domingo, 13 de julio de 2008

Un refugio de primates en la jungla de Madrid

Artículo de Clemente Álvarez

MADRID.- Cuando el primatólogo Guillermo Bustelo prepara su cerbatana con dardos anestesiantes es que acompaña a agentes del Seprona en un nuevo rescate de primates. Esto ocurre en España en decomisos efectuados en centros zoológicos denunciados o clausurados, pero también en actuaciones contra el tráfico de especies. "Yo entro con mi cerbatana y ellos con sus pistolas", cuenta este amante de los simios, que ha montado en Madrid uno de los mayores refugios de primates de toda Europa, el centro de rescate Rainfer (http://www.rainfer.com/)

Allí mantiene, en unas instalaciones especiales, rodeadas de alambradas electrificadas y fosos, y cerradas al público, a más de un centenar de primates de una veintena de especies diferentes. "Sólo te pongo una condición para que hagas el reportaje y es que no digas dónde se encuentran estas instalaciones", recalca Bustelo en la entrada.

"¿Que por qué? Pues porque hay traficantes que estarían encantados de recuperar sus animales".

El primero en aparecer es 'Sami', el macho alfa de uno de los dos grupos de chimpancés, que se lanza como poseído a aporrear la delgada valla de separación para alardear de fuerza. A pesar de su exhibición de músculo, este simio nunca llegará a alcanzar un tamaño demasiado grande. "Se le sacó de un circo en el que se le trató muy mal y ya nunca se recuperará", cuenta Bustelo.

Los 14 chimpancés que hoy disfrutan de una vida placentera en estos grandes recintos al aire libre comparten todos historias a cuál más cruel. Como la de 'Jacky', otro macho al que castraron y le cortaron las cuerdas vocales para que no pudiese chillar. O la del chimpancé 'Guillermo', al que una señora tuvo 12 años a oscuras en una diminuta jaula. "Cuando llegó aquí comía sólo Coca Cola y chocolate y había que cantarle el cumpleaños feliz", incide el primatólogo, que asegura que se ha tardado muchos meses en socializarle. "Tenía miedo hasta de la luz".

El nombre de cada uno suele ser el mismo que tuvieran ya antes del rescate y ninguno de ellos podría ser reintroducido en su hábitat natural. Como recalca Bustelo, se corre el riesgo de transmitir enfermedades a las poblaciones salvajes e incluso provocar muertes, pues las caras casi humanas que miran al otro lado de las rejas nunca aprendieron cómo comportarse en grupos en libertad. A muchos de ellos no los quieren ni siquiera los zoológicos, pues no son fáciles de mantener.

Cámaras de vigilancia

Monos ardilla, capuchinos, titís de cabeza de algodón, titís de manos doradas, titís de pincel blanco, monos búho, monos de garganta blanca... Cabezas de todas las formas, expresiones y colores asoman por las 28 jaulas de una de las casetas dormitorio, mantenidas de forma permanente a 26-27 grados de temperatura y vigiladas por cámaras conectadas a internet. Entre todos, se zampan cada mes cerca de mil yogures y de 2.000 latas de 250 gramos de pienso.


Bustelo, junto a Jane Goodall

"Son un ejército y encima el mercado negro no para", comenta Bustelo, que recibe sólo una subvención de 12.000 euros al año del Ministerio de Medio Ambiente, aparte de la ayuda de los muchos voluntarios que trabajan de forma desinteresada en el centro. Demasiado poco para el ritmo de rescates practicados en España. Según datos de la Guardia Civil, los agentes del Seprona decomisaron 63 primates en 2006 y en el último recuento del año 2007 iban ya por 41 (23 de ellos, monos de Berbería). En el centro Rainfer ya se espera cuatro nuevos chimpancés de Tenerife.

Todos los primates están protegidos por la convención CITES sobre comercio internacional de especies amenazadas. Sólo se pueden ser vendidos o comprados cuando disponen de «papeles». No obstante, como recalca Pedro Pozas, director del Proyecto Gran Simio, "hay gente que trapichea con la descendencia de estos animales".

Paradójicamente, el mismo grupo de animales maltratados y condenados a estar enjaulados de por vida constituyen también aquí en Rainfer el campo de estudio de investigadores de diversas universidades del país, que tratan de profundizar en la sorprendente inteligencia de estos seres.

Bustelo ha comenzado ahora a enseñar a los simios el lenguaje de signos americano (el American Sign Language). "Es increíble, la rapidez con la que lo aprenden", explica el primatólogo. La más aventajada es 'Lilí'. "Le empezamos a enseñar que acercarse la mano a la boca quiere decir comer y cuando poco después le pedimos que nos acercase un objeto ya lo estaba utilizando".

Fecha: 08.01.08
http://www.soitu.es/soitu/2007/12/21/medioambiente/1198255002_028407.html

I Seminario Gallego por la Abolición de la Tauromaquia

El I Seminario Galego pola Abolición da Tauromaquia (organizado por LIBERA!, CAS y Plataforma SOS) es el primer evento que se realizará en Galicia de estas características. Es un seminario abierto, donde todo el mundo puede participar con sus preguntas y dudas; la entrada es gratuita y se podrá disfrutar de las ponencias de reconocidos expertos en la defensa y protección de los animales, siendo este caso el movimiento que procura la abolición de la tauromaquia.

El Seminario se engloba dentro de la campaña "Galicia, mellor sen touradas" , que dará comienzo oficialmente el mismo día del seminario, y que busca el fin de la tauromaquia en la Comunidad Autónoma de Galicia.

El seminario se celebrará el lunes 21 de Julio de 2008 a las 16:00 h en el Club Internacional de Prensa (Avenida de A Coruña, 6 bajo - 15706 Santiago de Compostela) y contará con las ponencias de:

-Jose Enrique Zaldívar, veterinario, presidente de AVAT (Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia).
-Óscar Horta, doctor en filosofía y profesor de la Universidad de Santiago de Compostela.
-Jordi Casamitjana, etólogo y coordinador de campañas del CAS.

Tras las ponencias, tendrá lugar el estreno de Animal, una road movie que recorre los festejos más atroces y aberrantes de la geografía nacional: Coria, Tordesillas, Pamplona, Denia, Delta del Ebro, etc.; el film concluye en Sitges, una de las 46 ciudades españolas declaradas oficialmente antitaurinas. El documental ha participado en más de 60 festivales de todo el mundo, y esta es la oportunidad para que los ferrolanos puedan también verlo.

Mediante testimonios de personalidades, activistas pro-derechos de los animales, políticos, etc., Animal aborda la cruel realidad que se esconde tras la llamada fiesta nacional. Un denominado espectáculo de masas, que tan sólo el 14% de la ciudadanía gallega apoya.

Organiza: Asociación Animalista LIBERA!
www.liberaONG.org
galicia@liberaong.org

En la ola del cambio climático


Por Jorge García-LLiberós

El calentamiento global empieza a percibirse en los delfines del Mediterráneo

El mar Mediterráneo es una de las zonas más vulnerables del planeta a los efectos del cambio climático. Los científicos ya están percibiendo alteraciones en la fauna y la flora que podrían deberse a este fenómeno mundial. Las aguas mediterráneas son atravesadas año tras año por cetáceos que, aunque poco visibles, realizan sus migraciones frente al litoral levantino español. Sin embargo, los cetáceos más amenazados por el calentamiento global y las alteraciones humanas son principalmente sedentarios. Se trata de los delfines, que en el último año han experimentado un llamativo declive.

La subida de la temperatura del mar y los aumentos de la salinidad y la acidez del agua son los procesos más inmediatos del cambio climático en el mar. El investigador del Instituto Cavanilles de la Universitat de València, Juan Antonio Raga, explica que se están observando cambios en las dinámicas poblacionales de las especies marinas. La comunidad científica coincide en que aún es pronto para afirmar que la causa de estos procesos sea el calentamiento global. Sin embargo esta es una de las hipótesis más destacadas. De entre los delfines, la especie que se encuentra en situación más precaria en aguas mediterráneas es el delfín mular. "Se trata de un cetáceo que se mueve por aguas costeras, más expuestas a la acción humana, la contaminación, la pesquería, etcétera", indica Juan Antonio Raga. Contrariamente, el delfín listado, cuyo hábitat se encuentra en aguas de entre 100 y 200 metros de profundidad, goza de mejor salud.

Pero todas las especies de delfines se vieron el verano pasado sorprendidas por una epidemia que generó una elevada mortandad. "Se trata de un virus que apareció por primera vez hace 18 años, por lo que aún estamos estudiando las causas de este rebrote, siendo los efectos del aumento de la temperatura una de las posibilidades", señala Raga. Otra de las alteraciones presuntamente achacable al calentamiento global afecta a la dieta de los delfines. Según apunta Raga, los cambios alimenticios se pueden deber a las variaciones en las poblaciones de las presas de los delfines, por ejemplo los cefalópodos.

Estas ideas se desprenden de los estudios y mapas de cetáceos que realiza el Instituto Cavanilles de la UV junto con la Conselleria de Medio Ambiente y los recursos que aporta l'Oceanogràfic de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Los datos obtenidos desde 2003 demuestran una importante concentración de especies y ejemplares de cetáceos a lo largo del talud continental y, en particular, en la zona de Columbretes -mar de Bamba-, en el Golfo de Valencia y en el Canal de Ibiza. Las últimas prospecciones señalaron la presencia de 1.364 ejemplares de delfín listado frente a 90 de delfín mular. El delfín común sumó 65 individuos, algo menos que el calderón negro, con 74 ejemplares. Finalmente se detectó una pequeña pero significativa representación de rorcual común, con seis individuos, además de los cuatro cachalotes hallados.

Muchos de estos animales recorren centenares de kilómetros desde el Mediterráneo sur hasta el mar de Liguria -las costas del norte de Italia- en los meses de verano, y en invierno hacen el retorno. La preservación de este corredor de migración de cetáceos es una de las principales demandas para proteger a estos mamíferos y, en especial, los trayectos que realizan especies tan escasas como el rorcual común. Además, como indica Juan Antonio Raga, desde el ámbito científico se está presionando para conseguir en las zonas claves la catalogación de Zonas Especialmente Protegidas de Importancia para el Mediterráneo (ZEPIMS).

Sensibilización

Los delfines, la posidonia oceánica, el coral y otras especies emblemáticas y amenazadas del ecosistema marino mediterráneo aparecerán representadas en la campaña Impactos del Cambio Climático en el Litoral.

Se trata de un programa de acciones de sensibilización organizado por Ecologistas en Acción para este verano y cuyo objetivo es explicar e ilustrar a la población sobre los efectos que el cambio climático tendrá en las zonas de costa. La campaña distingue entre "impactos observados" e "impactos previstos". Los primeros son principalmente el aumento de temperaturas, la subida del nivel del mar y los cambios en las dinámicas poblacionales y ciclos vitales de las especies y ecosistemas debido al incremento térmico y a las concentraciones de CO2. Entre los segundos se encuentran la pérdida de partes destacables de humedales costeros, la desaparición de especies o los episodios de alta mortandad en animales como los delfines.

Para el coordinador de la campaña, Pablo Cotarelo, los impactos sobre la fauna y la flora del Mediterráneo serán "más acusados" que en otras zonas, ya que se trata de un mar interior y las temperaturas son más elevadas que en el resto. "Con esta campaña queremos implicar tanto aquellos que conocen los efectos del cambio climático como a aquellos para los que es un tema misterioso", indica Cotarelo. Por ello la campaña incluye actividades de diversa naturaleza, como la proyección de un documental, el montaje de una exposición, el reparto de información y la celebración de juegos en la playa, además de una serie de acciones demostrativas.

Este proyecto, en el que colabora la Fundación Biodiversidad, se presentará en diversos puntos del litoral español, con inicio en las costas mediterráneas. Así, la primera fase de la campaña se subtitula ruta Sur Mediterráneo y tras pasar por Cádiz, Almería y Murcia, estará en las playas de Alicante los días 15, 16 y 17 de julio, y en Valencia los días 18, 19 y 20 del mismo mes. Tras visitar Cataluña y Baleares, en el mes de agosto la campaña se centrará en el Cantábrico y después en Canarias.

Fecha: 12.07.08
http://www.lasprovincias.es/valencia/20080712/medio-ambiente/cambio-climatico-20080712.html

El sociable y familiar delfín mular

El delfín mular es la especie de delfín más conocida y estudiada. Se trata del delfín que se puede observar en delfinarios o zoológicos de las ciudades, como en el Oceanogràfic de Valencia. El área de acción de esta especie es la más amplia de todas, ya que se puede encontrar por todo el mundo. Viven en áreas cercanas a las costas -desde zonas tropicales hasta zonas de aguas templadas- y en espacios con aguas poco profundas. La agrupación de individuos varía dependiendo la zona donde viven ya que, mientras que los delfines que viven en puntos costeros se unen en grupos de unos 20 ejemplares, los delfines que habitan en mar adentro se unen en grupos de alrededor de unos 200 ejemplares, lo que les proporciona mayor defensa contra los numerosos peligros que hay en alta mar.

El delfín mular es un animal extraordinariamente social ya que durante toda su vida pertenece a un mismo grupo social y vela por el bien de éste. Son animales tan solidarios y sociables que son capaces de convivir con varios machos y hembras encargados de la reproducción sin que haya el más mínimo problema. Un hecho excepcional en el mundo animal, ya que siempre se intenta desbancar al macho dominante para poder reproducirse.

Como nota curiosa, los delfines utilizan una comunicación basada en los ultrasonidos. Incluso algunas fuentes indican que los delfines mulares han sido capaces de desarrollar sonidos típicos de cada población, por lo que se puede decir que, dentro de la sociedad del delfín mular, existen diversos "idiomas" de comunicación.

Fecha: 12.07.08
http://www.lasprovincias.es/valencia/20080712/medio-ambiente/sociable-familiar-delfin-mular-20080712.html