lunes, 15 de septiembre de 2008

Proyecto Gran Simio denuncia la situación de un orangután "abandonado" en el zoo de Valencia

Lleva meses aislado en un "cubículo" del antiguo zoo de la ciudad. Temen que la soledad lleve al animal a la muerte por depresión. En 2005, un chimpancé fue abatido a tiros tras fugarse del zoo.

Por Patricia Alonso, Madrid.

Se llama Boris, tiene 27 años y vive aislado en un cubículo del viejo zoo de Valencia. Boris es un orangután que, según denuncia el Proyecto Gran Simio, lleva meses en tierra de nadie a la espera de que lo trasladen a un nuevo zoológico. Su situación, aseguran, "puede llevarle a la muerte por depresión". Por eso, han denunciado el caso ante el SEPRONA.

"Está solo, aislado en un cubículo pequeño, pero nosotros no lo hemos podido ver. Reiteradamente estamos pidiendo la entrada para ver cuál es su situación y la de otros animales, pero nos nos dejan", se queja Pedro Pozas a RTVE.es.

Pozas es director ejecutivo del Proyecto Gran Simio. Según denuncia, la mayoría de los animales que vivían en el antiguo zoo de Valencia han sido trasladados a un centro más moderno llamado Bioparc. Pero un puñado, como Boris, se han quedado atrás.

"Una vez finalizado, y tras permanecer más de un año cerrado el antiguo, los animales han sido trasladados a los recintos nuevos, mientras que algunos por falta de espacio o porque no se ajusta al diseño de las instalaciones como en el caso del orangután, han quedado estancados y abandonados en las estructuras antiguas y así llevan ya varios meses", explica Pozas a Efe, que teme que los planes del Ayuntamiento sean "colocar" a Boris en un zoo extranjero.

"Sienten la tristeza"

Según recuerdan desde el Proyecto Gran Simio, las capacidades cognitivas de estos animales son muy parecidas a las nuestras. "Se reconocen ante el espejo y sufren la tristeza", asegura Pozas, coordinador del Proyecto en España.

Al estar solo, encerrado y aislado, teme que Boris pueda padecer alguna patología de índole psicológica. "Es triste que lo mantengan aislado y sin saber donde va a parar. Esto puede llevarle a la muerte por depresión", advierte.

Preocupados por el estado de Boris y el de sus compañeros, el proyecto Gran Simio ha intentado sin éxito ponerse en contacto con las autoridades del Ayuntamiento de Valencia.

Primero enviaron un Buro-Fax a los responsables de Bioparc. Más tarde presentaron un escrito registrado en el Ayuntamiento para que les dejaran ver al orangután y al resto de los animales que permanecen en las viejas instalaciones, informa Efe. Al no obtener respuesta, han denunciado el caso ante la Guardia Civil.

"Nos impiden comprobar cómo esta, por lo que entendemos que nos ocultan algo. Los demás animales que se encuentran allí, suponemos que pueden estar en iguales condiciones", comenta Pedro Pozas, coordinador del Proyecto Gran Simio en España.

En 2005, un chimpacé de este zoo fue abatido a tiros después de fugarse.

Derechos como los humanos

En junio, el Congreso aprobó una proposición no de ley de ERC-IU-ICV que insta al Gobierno a adherirse al Proyecto Gran Simio (PGS) y, así, garantizar el derecho a la vida, a la libertad y a no ser torturados de estos animales. La petición salió adelante con los votos de todos los grupos, a excepción del PP.

Desde su aprobación, el Gobierno tiene cuatro meses para adherirse a la proposición. Si lo hace, la situación de los más de 200 grandes simios que la organización tiene censados en España cambiará radicalmente.

"El maltrato, la muerte, el comercio ilegal o el uso de estos seres en publicidad y en circos será delito. También se prohibirá la investigación biomédica invasiva, tanto física como psicológicamente", asegura Pozas. Casos como el de Boris, concluye, no volverían a repetirse.

Fuente: http://www.rtve.es/noticias/20080914/proyecto-gran-simio-denuncia-situacion-orangutan-abandonado-zoo-valencia/156665.shtml
Fecha: 14.09.08

Para saber más de Proyecto Gran Simio: http://www.proyectogransimio.org/
http://www.rtve.es/noticias/20080914/proyecto-gran-simio-denuncia-situacion-orangutan-abandonado-zoo-valencia/156665.shtml

Para saber más de los oranguntanes: http://www.orangutan.org/
http://www.greenpeace.org/espana/campaigns/bosques/defensores-de-los-bosques-prim/los-siete-magn-ficos/el-orangutan-el-hombre-del-bo
http://www.conciencia-animal.cl/paginas/temas/temas.php?d=1091

500 personas protestan contra el Toro de la Vega y acusan a la Junta de "responsable" de la "masacre"


VALLADOLID, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

Más de 500 personas recorrieron hoy las calles del centro de Valladolid para protestar contra el torneo del Toro de la Vega, que se celebra en la localidad de Tordesillas y en el que se alancea a un toro, ya que consideran se trata de una "salvajada" de cuyo mantenimiento es responsable la Junta de Castilla y León.

Ataviados con trajes blancos, lanzas y pegatinas en las que se podía leer 'Nada más cobarde que el abuso del fuerte sobre el débil', los participantes, llegados en casi una decena de autobuses desde distintos puntos del país, iniciaron el acto de protesta en la Plaza de España, frente al colegio García Quintana, donde dos globos de gran tamaño y color negro sujetaban una pancarta que rezaba 'Junta de Castilla y León, responsable'.

Banderas de España con el tradicional toro en las que se leía 'Te queremos vivo', pancartas con textos como 'La muerte no es nada, la forma de morir es todo', 'Amnistía Animal. En defensa de los animales' o 'La Tierra sin tortura a los animales' eran portadas por los manifestantes, miembros de distintos colectivos antitaurinos y público que durante su marcha, que discurrió por la calle Duque de la Victoria hasta su llegada a la Plaza Mayor, corearon frases como 'La tortura no es arte ni cultura', 'Aquí estamos, nosotros no matamos' o 'Tordesillas, vergüenza nacional'.

La secretaria general del partido Antitaurino en Castilla y León, María Jesús Bocos, mostró su satisfacción por la respuesta obtenida a la convocatoria de la manifestación, que previamente se celebró en la localidad de Tordesillas, donde no se registraron incidentes, según confirmó. "Contra nosotros no se atreven, sólo contra un pobre animal", matizó.

El objetivo del acto de protesta se centra, según Bocos, en "llamar la atención" de la gente y, sobre todo, de las administraciones, especialmente de la Junta de Castilla y León, ante el "maltrato" que sufren los animales, en concreto en el caso del torno del Toro de la Vega de Tordesillas.

A su juicio el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, es el "principal responsable" de la "masacre" que se lleva a cabo todos los años en esta localidad vallisoletana, al igual que el consejero de Interior y Justicia, Alfonso Fernández Mañueco; el director de la Agencia de Protección Civil y Consumo, Luis Aznar, y el delegado del Ejecutivo regional en Valladolid, Mariano Gredilla, "que es quien firma los permisos para torturar a estos animales".

La de hoy en Valladolid será la última manifestación que se celebre contra el citado festejo este año ya que a lo largo de 2008 se han celebrado ya cuatro, iniciativas que según Bocos han permitido que la "salvajada" del festejo del Toro de la Vega sea conocida en España y en "parte del extranjero".

En este punto, la secretaria regional del Partido Antitaurino recordó que el colectivo cuenta con el apoyo económico de "mecenas" alemanes así como de particulares pertenecientes al colectivo antitaurino holandés mientras se mantiene, por parte de los convocantes de la manifestación de hoy, la presentación de recursos, denuncias y quejas, también en Madrid.

"La Junta calla y otorga a estos salvajes", manifestó María Jesús Bocos antes de recordar que en España se destinan aproximadamente 600 millones al año para sufragar actos en los que, a su juicio, se maltratan animales con el "agravante", según puntualizó Luz Alonso, de que en muchos casos los menores presencian los actos. "Vaya educación torpe la que se les está dando", concluyó.

Entre los asistentes a la manifestación se encontraba la atleta vallisoletana Mayte Martínez, quien recalcó que todos los asistentes a la convocatoria son "amantes de los animales" y "contrarios" a la "violencia y maltrato" tanto humano como animal, por tanto contra el torneo del Toro de la Vega, un "cruel festejo".

Fuente: http://www.europapress.es/castilla-y-leon/noticia-500-personas-protestan-valladolid-contra-toro-vega-acusan-junta-responsable-masacre-20080914194737.html
Fecha: 14.09.08

Otras noticias:
http://www.20minutos.es/noticia/411627/0/antitaurinos/toro/vega/
http://www.publico.es/espana/151231/antitaurinos/ganan/visibilidad/maltrtatoanimal

Medio centenar de activistas desnudos protestan en Albacete por el maltrato de los toros en las corridas

ALBACETE, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

Medio centenar de miembros y simpatizantes de la organización AnimaNaturalis, desnudos y con banderillas clavadas simulando ser los animales asesinados, protagonizaron hoy en Albacete un acto de protesta contra el maltrato que se da a los toros en las corridas.

Los activistas se manifestaron durante buena parte de la mañana en las inmediaciones del Recinto Ferial, donde hoy se celebra el acto mas multitudinario de la feria, la ofrenda floral a la Virgen de los Llanos.

Según informó a Europa Press la coordinadora de esta campaña de AnimaNaturalis, Aida Gascón, "con esta acción lo que se pretende es que todos nos pongamos en el lugar del toro, animal que sufre, siente dolor y no le gusta estar en la corrida".

Hasta ahora, indicó, se han realizado acciones en Pamplona durante los San Fermines, en Palma de Mallorca y después de Albacete asistirán a la feria de Zaragoza, para continuar con esta campaña de denuncia de maltrato a los animales. Una campaña que AnimaNaturalis llevará a cabo en siete países de Hispanoamérica y en España.

Por último, Gascón manifestó que "con estas acciones lo que desean es acabar con cualquier tipo de espectáculo o tradición cruel donde los animales sufran", y defendió que se deje de dar subvenciones, se prohíban las corridas de toros, y se deje de hacer negocio y espectáculo con cualquier tipo de animal.

Fuente: http://www.europapress.es/castilla-lamancha/noticia-medio-centenar-activistas-desnudos-protestan-albacete-maltrato-toros-corridas-20080914130130.html
Fecha: 14.09.08

Tradición y muerte eternizan el debate sobre los festejos taurinos en los pueblos de la CVA

En lo que llevamos de año han muerto cuatro personas en festejos celebrados en la CVA. El refuerzo de la normativa no acaba con una tradición peligrosa y degradante. Algunos municipios se plantean abandonar los 'bous al carrer' y otros recuperarlos.



IVÁN PÉREZ

VALENCIA.- No resultaría apropiado vincular el debate sobre la conveniencia de permitir o no la celebración de festejos taurinos populares con la oposición de una minoría activa contraria a la fiesta nacional de los toros, uno de los iconos universales del país en el que vivimos.

El maltrato animal y el arte del toreo son argumentos habituales en tertulias de calle y plaza, pero ninguno de ellos casa con el oscuro bagaje de los festejos taurinos tradicionales en las villas del reino. La brecha es evidente; muchos son los aficionados a los toros que condenan su denigrante versión callejera, y en cambio pocos los antitaurinos, si es que los hay, que aprueben estos festejos por su etiqueta tradicional.

En tierras valencianas, donde anualmente se celebran más de 7.000 actos taurinos callejeros, ajenos al rigor de los cosos, se cuentan por cientos los heridos y se llora por las víctimas mortales que se cobra la fiesta: cuatro en lo que llevamos de año.

Presentar en el debate las cifras históricas es tarea complicada, pues la práctica se disfraza de costumbre burlando los archivos y ultrajando el tiempo. Nos basta con el presente. Un joven fallecía esta semana en la localidad valenciana de Benifairó de les Valls tras ser embestido por un astado y golpearse en la cabeza con una de las barreras del improvisado recinto urbano. Otra víctima más, y van cuatro en el año en que vivimos.

El Gobierno valenciano ha reforzado las medidas de seguridad para estos eventos, aunque éstas no entrarán en vigor hasta 2010 por un aplazamiento que no entiende la oposición. Que si distancia entre los barrotes de las barreras, que si anclaje horizontal y vertical en los cadafales, prohibición de la entrada a los recintos urbanos de menores y personas que han consumido alcohol... Faltaría más, pero por desgracia este reglamento se presenta insuficiente.

No se trata de reprochar a las autoridades su gestión en lo que a la normativa de seguridad se refiere, pero cuando un festejo se concibe desde el riesgo innecesario, las reglas carecen de consistencia. Se puede legislar sobre las barreras, pero debe comprobarse que éstas no están oxidadas y en estado cadavérico; prevenir que los animales lleven tapados o recortados los cuernos, pero no evitar que golpeen violentamente a los osados aficionados; y prohibir el consumo de alcohol y la entrada a menores, si bien son muchos los casos en que unas copas torean el miedo y en que infantes de corta edad acompañan a sus progenitores o familiares en el encuentro con astados que multiplican al menos por diez su peso.

Con todo, acaban siendo los pueblos los que deciden si se celebran o no este tipo de festejos taurinos. La tradición se mantiene viva en buena parte de Castellón y algunas comarcas de Valencia, aunque podemos encontrar variantes de 'bous al carrer' a lo largo y ancho de toda la geografía valenciana. Vaquillas que se vuelven locas en recintos acotados donde el populacho las desafía a base de gritos y sonidos guturales; toritos que acaban en el mar compartiendo baño con sus acosadores; bovinos a los que les prenden los cuernos con bolas de fuego para darle más emoción al humillante espectáculo de riesgo gratuito. A la mar, a la calle, 'embolao' o para recortes, las varietés taurinas siguen siendo un reclamo de primer nivel en las fiestas patronales.

Y seguirá siendo así mientras se acepte como legítima la valoración que hacen los aficionados a este tipo de festejos. 'Siempre se han hecho y forman parte de la cultura popular de los municipios', consideran aquellos que justifican las muertes en el riesgo que asumen las víctimas.

Los detractores de esta práctica suelen aparecer coincidiendo con las tragedias, lo que les resta protagonismo en el debate. Escuchamos entonces que los 'bous al carrer' son una 'manifestación de analfabetismo' y una fiesta salvaje que alimenta desgracias.

La realidad es que se acaba imponiendo la voluntad de los festeros, quienes recogen firmas y se hacen responsables ante la Administración para recibir la necesaria autorización. Cada vez son más los consistorios que se lavan las manos y dan potestad a los interesados para que lleven las vacas al pueblo. Y así acaba ocurriendo, pese al elevado coste de las licencias y el ganado, el proceso administrativo y la responsabilidad adquirida.

También es cierto que hay pueblos que se plantean abandonar una tradición que ha teñido de luto a sus vecinos. Es el caso de Bétera, que podría dejar de programar estos festejos el próximo año. Aunque otros, como Paterna, le dan vueltas justo a lo contrario: a recuperar una tradición que perdieron hace años, con referéndum incluido.

El Consell sigue reforzando su norma, los municipios van y vienen en sus costumbres taurinas, la lista negra de aficionados caídos se incrementa cada año y la sociedad se enfrenta en un debate estéril. Cabría adentrarse en el rito de las vaquillas para comprender sus raíces y cortar la maleza que crece a su alrededor.

El día grande acaba en tragedia

Son las ocho de la mañana y en nuestra villa hay mozos y mozas que aún no se han acostado. Las fiestas en honor al patrón les ha hecho pasar la noche en vela, en especial al grupito de festeros que ha empalmado la madrugada con el amanecer para preparar los actos de la nueva jornada, el día grande de las fiestas.

Están orgullosos de su trabajo en la comisión de fiestas. Han organizado todo tipo de actos para entretener al personal y han conseguido traer los toros al pueblo después de unos años de abstinencia por las reservas del Ayuntamiento, que al final accedió a permitirles organizar vaquillas y toro 'embolao'.

Les costó un dinero la broma, más de un tercio del presupuesto que tenían para verbenas, concursos, la cabalgata y el circo para niños, pero ha merecido la pena, porque en el pueblo están como locos por volver a ver vaquillas corriendo por las calles.

Los papeles están en regla y los toros en el corral. Menuda expectación había ayer cuando el ganadero aparcó el camión junto al corral y el manso guió a las vacas y el toro hasta su encierro. Los mozos se subían al camión para sentir los violentos golpes de los animales, y los más mayores y la chiquillería se asomaba a los balcones para no perderse la maniobra.

Ha llegado el momento. Son las cinco de la tarde y el ganadero suelta la primera vaquilla por el recorrido habilitado en el centro del pueblo. El animal se dirige a gran velocidad hasta la plaza de la iglesia y. ante la muchedumbre enaltecida, se detiene ante el espejo de la sucursal bancaria para admirar sus miserias. Se muestra un tanto reservada, pero arrecian las llamadas del gentío y acaba reaccionando ante el brusco impacto de un bidón lanzado a conciencia.

En la vieja tasca de la calle de en medio, hallamos la sede de una peña de jóvenes lugareños que riegan bien sus gaznates para saltar al pavimentado ruedo. Los quiebros a la vaca son cada vez más arriesgados y, en plena euforia torera, a dos de los chavales se les ocurre la brillante idea: conducen a la vaquilla hasta el interior de la tasca para sorpresa de sus inquilinos. El animal se siente acorralado, tiene miedo y arremete contra la barra y el mobiliario, mientras los peñistas suben precipitadamente la escalera de madera que conduce a la cambra.

La tarde taurina ha concluido sin tener que lamentar incidentes, y todos se apresuran a marchar a sus casas para asearse y acudir a la solemne procesión de las nueve. Las vaquillas no han sido más que el aperitivo del plato fuerte: el toro 'embolao' de las doce.

Han venido aficionados de pueblos vecinos y de otros más alejados. Los festeros se frotan las manos; la verbena de la noche va a estar hasta arriba de gente.

Las vaquillas de la tarde ejercen de teloneras antes de que un grupo de mozos tense la cuerda que sujeta al toro mientras el ganadero prende las bolas sobre sus cuernos. El animal pasea sus antorchas por la villa jaleado por los asistentes, quienes en el fatídico momento cambian el tono de sus gritos pasando del ánimo al horror en milésimas de segundo.

El toro ha volteado a un joven que ha quedado inmóvil sobre el pavés de la cuesta que lleva al lavadero. Un grupo de cinco hombres arrastra el cuerpo del chaval hacia la barrera y lo sacan del recinto. La confusión ha paralizado al personal y el ganadero saca al manso para poner fin a la fiesta.

Minutos después llega la fatal noticia: el chico ha muerto de camino al hospital. El pueblo llora la pérdida de uno de sus jóvenes vecinos.

Este relato no pretende ajustarse a ningún suceso en concreto, pero sí aportar al debate sobre la conveniencia o no de celebrar este tipo de festejos un nuevo argumento: el de la peligrosa tradición que genera vacíos y tristeza.

La UIMP de Valencia acoge un congreso internacional sobre mamíferos marinos

Expertos de todo el mundo en biología marina se reunirán a partir de hoy, lunes, en el VII Seminario Europeo de ´Mamíferos Marinos: Biología y conservación´, que se desarrollará hasta el próximo viernes, 19 de septiembre en la sede valenciana de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), según informaron fuentes de la organización.

El acto de inauguración, que tendrá lugar a las 9.00 horas, contará con la presencia de la secretaria autonómica de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, María Ángeles Ureña; el vicerrector de Investigación y Política Científica de la Universitat de València, Esteban Morcillo, los directores académicos del curso Juan Antonio Raga y Peter Evans, y el director de la UIMP-Comunitat Valenciana, Vicente Bellver.

El curso se ha estructurado en once sesiones agrupadas en tres módulos. En el primer modulo, se expondrán los últimos avances y las líneas de investigación actuales sobre biología de cetáceos y pinnípedos.

En el segundo módulo, se harán demostraciones prácticas sobre técnicas de laboratorios aplicadas a la investigación sobre los mamíferos marinos, mientras que en el tercero, se tratarán aspectos sobre manejo y estrategias para la protección de las especies, incluidas las áreas marinas protegidas, tanto en el ámbito europeo como mundial.

El curso está dirigido por Juan Antonio Raga del Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva de la Universitat de València y por Peter Evans de la Sea Watch Foundation de la Universidad de Bangor en el Reino Unido.

Los mamíferos marinos -ballenas, delfines y focas, entre otros- constituyen uno los grupos animales más representativos de los problemas de conservación de la biodiversidad y son un auténtico emblema mundial de la protección del Medio Ambiente.

Esta fauna está ampliamente representada en las aguas del Mediterráneo, donde, a pesar de ser poco conocidas, se encuentran importantes poblaciones de ballenas, sobre todo de rorcual común y de distintas especies de delfines y otros cetáceos en las aguas de la Comunidad Valenciana.

Fuente: http://www.panorama-actual.es/noticias/not271861.htm
Fecha: 14.09.08