jueves, 18 de septiembre de 2008

Parto en el mar


Las imágenes fueron captadas el 30 de agosto por Erik Bos, guía oficial de la embarcación "Flipper", cuando surcaba las aguas de la isla canaria con unas 70 personas a bordo, en el tramo comprendido entre la bahía de Masca y Juan López. EFE

La tripulación de una embarcación dedicada a la observación de cetáceos en aguas del sur de Tenerife ha fotografiado el momento en el que un delfín mular alumbra a su cría

La tripulación de una embarcación dedicada a la observación de cetáceos en aguas del sur de Tenerife ha fotografiado el momento en el que un delfín mular alumbra a su cría, lo que podría ser el primer testimonio gráfico obtenido en el mundo de un parto de estos cetáceos en libertad.

Las imágenes fueron captadas el 30 de agosto por Erik Bos, guía oficial de la embarcación "Flipper", cuando surcaba las aguas de la isla canaria con unas 70 personas a bordo, en el tramo comprendido entre la bahía de Masca y Juan López, informa en una entrevista con Efe la armadora del barco, Jennifer Dubbelaar.

Erik Bos, que también es enfermero, se percató de cómo un delfín mular que navegaba frente a la proa del barco curvaba la espalda, por lo que pensó "aquí pasa algo", señala la propietaria del "Flipper".

Al darse cuenta de que el animal estaba alumbrando una cría sacó dos fotografías del momento y la tripulación alejó el barco para que el delfín tuviese tranquilidad.

"En mis 14 años de actividad nunca había visto esta situación", precisa Dubbelaar, quien comenta que tras el nacimiento del delfín lo han vuelto a ver nadando junto a su madre.

De hecho, hay otro par de delfines con bebé "y un montón" de crías de ballenas piloto que surcan las aguas donde habita la población de cetáceos del sur de Tenerife.

El "bebé-delfín", de apenas 70 centímetros de longitud, ha recibido el nombre de "Pollito" porque enfrente del lugar del parto hay una caleta conocida popularmente en la zona como "El pollo".

Vidal Martín, presidente de la Sociedad para el Estudio de los Cetáceos en el Archipiélago Canario (SECAC), indicó a Efe que no tiene conocimiento de que haya imágenes similares publicadas, y explicó que el hecho de que el delfín haya dado a luz delante del barco es un indicador de que estos cetáceos están bastante habituados a la presencia de las embarcaciones.

La SECAC ha hecho desde 1999 un seguimiento continuo de la población de delfines mulares en Canarias que proporciona "mucha información", y tiene el objetivo de buscar recursos para financiar varios proyectos a largo plazo que planea desarrollar en este ámbito.

Como ejemplo, Vidal Martín, que también es coordinador general de la Sociedad Española de Cetáceos, precisa que la SECAC realiza un censo de la población de delfines mulares "y nos hemos llevado sorpresas muy interesantes".

Los biólogos han censado entre 600 y 700 ejemplares de esta especie en aguas canarias y entre las sorpresas figuran las de que los delfines mulares "tienen muy poco movimiento entre las islas".

De hecho, las poblaciones de delfines mulares de Gran Canaria, Tenerife, Fuerteventura o Lanzarote no se mezclan entre sí y, tras hacer, hace dos años, un estudio genético, patrocinado por la Unión Europea, sobre estos cetáceos en La Gomera, los biólogos constataron cómo los animales tienen un patrón genético "único".

Este resultado "es muy interesante desde el punto de vista de la conservación", ya que puede avalar la importancia de que haya Lugares de Interés Comunitario para preservar estas especies.

Vidal Martín, que también es director del Museo de Cetáceos de Canarias, detalla que se hacen muestreos en todas las islas, pues se elaboran censos para cada una de ellas, en los que también se incluye a los calderones tropicales.

Subraya que los delfines "se mueven poco" y de hecho en el sur de Tenerife hay un grupo de entre doce y quince animales "que no se mezclan" con los cetáceos procedentes de La Gomera cuando visitan estas aguas.

En su opinión, esta poca movilidad se debe a que el océano "es como un gran desierto" y las islas, debido a su relieve y a las corrientes, provocan "un aumento de la productividad", es decir generan más recursos para que los cetáceos se beneficien de sus aguas.

Este "efecto de masa de isla" hace que los grupos de hembras con crías puedan satisfacer sus mayores demandas energéticas, explica Vidal Martín.

Además, Jennifer Dubbelaar precisa que el barco "Flipper" parte desde el muelle de Los Gigantes dos veces al día, en un viaje de unas tres horas, y garantiza a sus visitantes "al cien por cien" que observarán delfines mulares y ballenas piloto, y muchas veces ambas especies a la vez.

En el momento de observar los cetáceos se paran los motores y no se habla por micrófono para no molestar a los animales, señala Dubbelaar, quien no obstante lamenta "cuántas redes" y basura se recoge del mar, muchas veces incluso enredadas en los animales. EFE

Fuente: http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008091700_46_676308__Sociedad-y-Cultura-Parto
Fecha: 17.09.08

La Asociación Abeiro pide al Valedor que impida la celebración de una novillada en Negreira (A Coruña) este domingo

Critican que el ayuntamiento alega falta de presupuesto para no tener servicio de recogida de animales pero sufraga este espectáculo

La asociación de protección animal Abeiro se reunió esta tarde con el Valedor do Pobo para trasladarle su malestar por la celebración este domingo de una novillada en el ayuntamiento coruñés de Negreira y reclamarle que inicie los trámites para impedir la celebración de este evento al tiempo que denunciaron que el municipio incumple la ley de protección animal.

Según explicó en declaraciones a Europa Press la presidenta de Abeiro, Susana Romero, aunque los espectáculos taurinos no están incluidos en la Ley de Protección Animal es "inaceptable" que un ayuntamiento que incumple esta normativa en materia de refugios para animales abandonados, celebre este espectáculo.

Así, Susana Romero advirtió de que la ley de Protección Animal excluye de su ámbito de actuación los espectáculos relacionados con la tradición, algo que, según sus palabras, no ocurre en este caso. "No es un espectáculo tradicional, si no importado de otras zonas de España", aseguró Romero.

En esta línea, Romero recordó que en el ayuntamiento coruñés hace "60 años que no se celebra un espectáculo de este tipo". "Hubo hace poco un cambio de gobierno y parece que fue un paso atrás para los derechos de los animales" a aseveró "ésta es una práctica que quedó en el pasado y es un sin sentido recuperarla sin que haya una petición popular 60 años después".

TRÁMITE URGENTE

Según explicó la presidenta de Abeiro, el Valedor do Pobo recibió "muy bien" su denuncia y aseguró que "le darían trámite de manera urgente" para comprobar su la festividad cuenta con todos los permisos pertinentes y, de lo contrario, "paralizar su celebración".

La asociación trasladó al Valedor su malestar porque este espectáculo "para denigrar a los animales" vaya a "realizarse con dinero público" y reclamaron la suspensión del espectáculo. Por su parte, el Valedor se comprometió a "ponerse a trabajar en la denuncia esta misma tarde" y ofrecerles una respuesta "esta semana".

INFRACTOR DE LA LEY

Susana Romero aprovechó además su reunión con el Valedor para informarle de que el Ayuntamiento de Negreira es "un infractor" de la Ley de Protección Animal, ya que no tiene ningún centro de recogida de animales abandonados ni ningún convenio para esta cuestión a pesar de "ser el responsables" y "existir demanda por parte de los vecinos".

Así, la presidenta de Abeiro aseguró que el Ayuntamiento de Negreira se escuda en la falta de presupuesto para no establecer un centro de recogida de animales. "No tener presupuesto no es una escusa para no cumplir las leyes, pero además es inmoral que no se tenga dinero para eso y si para subvencionar una novillada", señaló.

MANIFESTACIÓN

La Asociación Abeiro, junto con otras organizaciones ecologistas y de ayuda a los animales integradas en la plataforma 'Galicia mellor sen touradas' se manifestarán en próximo domingo día 21 a las 16.30 horas junto al campo de fútbol de Negreira en protesta por la novillada.

La concentración, que reunirá a 23 asociaciones de Galicia y el resto de España y organizaciones internacionales, podrá ser secundada por la población que lo desee, que podrá desplazarse a Negreira en los autobuses que saldrán desde las localidades de Santiago de Compostela, A Coruña, Ourense y O Carballiño.

Fuente: http://www.europapress.es/galicia/noticia-asociacion-abeiro-pide-valedor-impida-celebracion-novillada-negreira-coruna-domingo-20080917184827.html
Fecha: 18.09.08

Vídeo de los asistentes a la protesta en Tordesillas



http://www.animanaturalis.org/post/20080916__Valenton___el_Toro_de_la_Vega__ha_muerto_alanceado

Toro de la Vega, dolor de muchos y diversión de unos pocos

Artículo de Julio Ortega Fraile

Domingo 14 de Septiembre, más de 500 personas procedentes de diversos puntos de España se reúnen en la Provincia de Valladolid con dos objetivos. Para cumplir el primero la Localidad escogida es Tordesillas y el motivo, dejar patente la repulsa al Torneo del Toro de la Vega que tendrá lugar sólo dos días después, el martes 16, como acto central de una tradición que enmascarada tras disculpas torticeras como cultura, arte o pedagogía por parte de sus promotores, lo que oculta realmente es la tortura atroz y prolongada a un toro, a base de perseguirlo, acosarlo y clavarle una y otra vez lanzas en su cuerpo, que se va convirtiendo poco a poco en un acerico sangrante y procurándole un sufrimiento inconcebible, mientras una turba enloquecida y poseída por un sadismo inusitado, se recrea en la agonía del animal y cada uno de sus miembros, trata de ser él quien le aseste al astado el último golpe, aquel que le arranque el último hálito de vida después de haber ido perdiéndola lentamente en cada una de las estocadas que destrozaban su piel, sus tejidos y sus órganos en una sangría ansiada durante todo un año por sus salvajes autores. El segundo punto de reunión es Valladolid Capital, para ante la Junta de Castilla y León expresar la condena y el rechazo al apoyo institucional que este Organismo otorga a tan cruel espectáculo y exigirle que se ponga fin a través de la Ley, a un caso flagrante e intolerable de tortura a un animal desde cualquier perspectiva que se considere, siempre claro está, que se valore en base a la razón y a la cordura, no siguiendo los necios y peligrosos dictados de cerebros ebrios de testiculina cuyo resultado son actos como este de infamante cobardía. El que tiene lugar durante esta ceremonia feroz es un maltrato incompatible con la legislación al respecto por mucho que en el caso de festejos populares y toros, lo blanco se convierta en negro y se haga una siniestra excepción que supone un agravio para esta especie procurándole un sufrimiento indescriptible. El Principio que se nos vende como sagrado y salvaguarda de unos derechos universales de igualdad ante la Ley sin distinciones de ningún tipo, se vulnera y pierde cualquier atisbo de credibilidad cuando es aplicable a un perro o un mono pero no así a un toro. Me resulta inevitable establecer el paralelismo con humanos, válido en cualquier caso porque animales y hombres aparecen reflejados en diferentes apartados de un mismo Código Penal, por lo tanto y trasladándolo a nuestra especie, es como si estuviese prohibido linchar a una persona de cualquier raza a excepción de esquimales por ejemplo. Así como el organismo de un Señor que viva en Groenlandia es similar al de un habitante de Cuenca, el de un toro es tan complejo como el de una cabra o un lince y en cualquier caso, su sensibilidad al dolor no difiere tanto de la nuestra y su padecimiento en este caso es descomunal.

Ahora los fanáticos defensores del Crimen del Toro de la Vega vendrán diciendo muy ufanos que fueron “unos pocos desarrapados” los que acudieron a las concentraciones, utilizando en un alarde de necedad ese dato como un argumento irrebatible en el que apoyar su elogio y protección de su amado Torneo y afirmando que si sólo cinco centenares largos estuvieron allí presentes para protestar, es que el resto está de acuerdo. Este tipo de conclusiones basadas en premisas así de incongruentes son muy habituales en colectivos cuyas acciones bárbaras no admiten justificaciones desde la sensatez y han de recurrir al absurdo para defenderlas. Lo trágico es que en este caso su estulticia se traduce en muerte.

Quisiera de cualquier modo y aunque lo importante no sea cuántas voces se junten en un momento determinado, sino el contenido de su mensaje, analizar por encima las circunstancias que envuelven a un llamamiento para asistir a un acto de este tipo. Las diferentes Asociaciones contra el maltrato animal publican en sus páginas la convocatoria de que se trate y envían un correo con la información a las personas que figuran en sus bases de datos; algunos de estos, a su vez, hacen lo propio con sus contactos. Posteriormente, cuando llega la fecha, se fletan autobuses desde ciertas ciudades, que suelen ser sólo las más importantes y pobladas y que se cuentan con los dedos de una mano. Unos cuantos, principalmente los que viven más cerca se acercarán en sus vehículos particulares si disponen de ellos. De lo anterior se deriva que primero es necesario haber tenido acceso a la información sobre la movilización y eso es más probable, situándonos en este caso, si con anterioridad se conoce la existencia del brutal certamen del Toro de la Vega, algo no tan sencillo pues sus organizadores y participantes son un grupo cerrado, oscurantista, con costumbres y conceptos medievales al respecto y conocedores del rechazo que tal aberración suele suscitar en aquel que tiene conocimiento de ella, procuran que se le dé la menor difusión posible. Continuamente nos vamos encontrando en campañas que se realizan con gente que ignoraba que haya costumbres como el Toro de la Vega, el de Coria o incluso las condiciones de vida de las gallinas ponedoras en granjas o cómo se hace el foie-gras y en la mayor parte de los casos, su asombro inicial al saber que algo así tiene lugar, se torna en rabia y compromiso para en la medida de sus posibilidades, colaborar en que se ponga fin a acciones nauseabundas como esas.
Una vez informada la gente tanto de la tradición salvaje como de los actos de protesta hay que tener medio de desplazamiento, bien porque se resida en una de la poblaciones desde las que parten los autocares o porque se disponga de coche propio y esto último, no es lo más habitual entre gente joven que suele ser la que tiene más disponibilidad horaria y menos ataduras para poder participar. Tanto si es en un automóvil como en el autobús, hace falta disponer del dinero necesario para afrontar principalmente el gasto del combustible o del billete en su caso, porque en contra de lo que pregonan de forma machacona a los cuatro vientos muchos de los que llaman a los defensores de los animales ecolojetas, ecotarras, cazasubvenciones en incluso terroristas, las Asociaciones contra el maltrato son ONGs sin ánimo de lucro y viven de las aportaciones de voluntarios y de las pequeñas cuotas variables de sus afiliados, exiguos recursos en todo caso que apenas alcanzan para la compra de material, soporte informático y publicaciones informativas, pero no reciben subvención alguna y desde la Responsable de atención a los medios de Equanimal hasta el Encargado de activismo de Libera, pasando por el Presidente del Pacma, tendrán que “rascarse el bolsillo” para hacer frente a los gastos del viaje.

Por otra parte, muchas de las personas que por detestar semejantes barbaridades estarían si pudieran en tales actos no acuden por razones que cualquiera, con un poco de lucidez y nada de dañino y egoísta interés en mantener la repugnante costumbre del Toro de la Vega entenderá, como son obligaciones familiares o laborales, problemas económicos, impedimentos físicos o lejanía y algo muy común en este mundo de la defensa de los animales: la inmensa mayoría de las personas preocupadas por su maltrato tienen alguno en su casa, habitualmente son criaturas rescatadas de perreras, adoptadas en albergues o recogidas en la calle y no es lo mismo dejarlas solas en casa ocho horas para ir a trabajar, que durante dos días para asistir a una movilización como esta.

Así pues, cada uno de los que acudieron este fin de semana a Valladolid representa a muchos miles que por falta de medios o imposibilidad de cualquier tipo no estaban allí físicamente, pero apoyan todas y cada una de las reivindicaciones planteadas. Las estadísticas sobre la aceptación social de corridas o festejos con animales torturados no dejan lugar a dudas, es abrumadora la mayoría de aquellos que se proclaman en contra, por lo tanto que ni los que empuñaron la lanza y la introdujeron en el cuerpo del toro en Tordesillas ni su siniestro Patronato busquen aliados en las ausencias, porque ellos si que son una minoría, tan ínfima en cantidad como en calidad humana y de cualquier modo, más de medio millar de personas solidarias con esta causa hicieron muchos kilómetros para defender la vida de un toro al que unos cuantos desquiciados ávidos de sangre iban a martirizar dos días después.

Probablemente ningún lancero dedicaría una sola moneda de su patrimonio ni un minuto de su tiempo para una causa que no fuese en su propio interés. En su ofensivo, violento y mortal egoísmo no hay lugar para el altruismo ni para empatizar con el mal ajeno, por eso sus críticas carentes de fundamento con argumentos tergiversados y basadas en hechos falseados, en vez de ser un arma eficaz contra los movimientos animalistas son una nueva prueba tanto de su miseria moral, como de su falta de ética y de una bajeza de conducta dominada por instintos salvajes y necrófilos de los que dan prueba sus actos. Y nadie puede sentirse insultado cuando los calificativos que recibe son el fiel reflejo de sus fechorías. Decir que la mayor parte de la gente está de acuerdo con su sanguinaria Fiesta es faltar a la verdad como las encuestas han demostrado en sobradas ocasiones, por lo tanto son mentirosos. Divertirse viendo sufrir a un animal va en contra de la decencia y la justicia, así que su moralidad raya en lo miserable. Acosar al toro e ir diezmando sus fuerzas a base de producirle tremendas heridas es algo cobarde y mezquino por lo que su ética es nula. Y hallar regocijo en su muerte buscando ser el que obtenga el premio concedido por el Ayuntamiento por su “proeza” es ensalzar un espectáculo dantesco y convertir la muerte provocada de otro en un beneficio propio; eso es salvajismo y necrofilia.

No sé si los estamentos oficiales, que son los que tienen la facultad para prohibir la próxima edición del Toro de la Vega serán receptivos y tendrán la decencia y el valor de poner en práctica la lección de humanismo, cordura y sensibilidad que con cada una de estas movilizaciones les transmiten los ciudadanos, pero por más que sus sentidos continúen conscientemente abotargados a la demanda, la realidad es que desde hace cuatro años se viene reclamando el fin de este aterrador Torneo y que de un tiempo a esta parte, han sido varias las veces que con tal intención han acudido a la zona activistas; que la difusión y las reacciones ante esta degollina se suceden cada vez con más frecuencia y no hace falta tener demasiadas luces para vaticinar que no hay marcha atrás, que es un movimiento creciente e imparable y que es sólo cuestión de tiempo que se convierta en un amargo recuerdo más de la España negra en la que algunos parecen seguir inmersos.

Los insultos y descalificaciones hacia las Asociaciones o dirigidos a personas no afiliadas pero que luchan por esta causa, crecen proporcionalmente a la labor en defensa de los derechos de los animales realizada, lo que es síntoma de que por parte de colectivos tales como taurófilos y aficionados a festejos con tortura incluida, saben que el plazo para seguir matando impunemente en todas estas actividades se les va acabando, al igual que ha ocurrido con otros hechos vergonzosos y en su día permitidos y apoyados oficialmente; en todos los casos el desenlace ha sido poner fin legalmente a esos desmanes para a partir de ese momento preguntarse: ¿cómo pudo algún día ser esto no sólo lícito, sino encima subvencionado?.

Este año, el toro que ha muerto desangrado bajo las lanzas de los torneantes del Patronato del Toro de la Vega ha sido Valentón. Ojalá su nombre sea el último de una macabra lista demasiado larga ya y que a medida que aumenta, crece con ella la ignominia por tanta permisividad con la crueldad y los motivos para sentirnos avergonzados porque en 2008 algo así siga ocurriendo; pero de lo que no hay ninguna duda, es que también será mayor cada año el ímpetu de los que no concebimos que esto continúe pasando y de ese coraje nace el compromiso, el valor, el tesón y la fuerza para seguir luchando contra esta tortura y otras tantas. Y eso es algo que jamás comprenderán los defensores de las mismas, porque a quien disfruta matando, le está negada la satisfacción de ayudar a crear, conservar y mantener.

Quiero decir que como persona que cree que los derechos de los animales irracionales son tan dignos de respeto y protección como los de los racionales, me siento orgulloso tanto de las Asociaciones como de las personas que a nivel particular han acudido a Valladolid, así como de todas aquellas que sin haber podido hacerlo apoyan firmemente esta causa. Son muchos, cada vez más, los que de un modo u otro colaboran en hacer más fuerte un movimiento dedicado a la información, educación, difusión y activismo de campo cuyo único fin, no lo olvidemos, es salvar a los seres más indefensos y desprotegidos legalmente del sadismo de unos cuantos hombres que sin ser muchos, cuentan con cobertura legal para utilizar sus escopetas, lanzas, estoques, banderillas, cuchillos, inyecciones, cámaras de gas o electrodos, para acabar con sus vidas bien sea por diversión malsana o por negocio que, por muchos beneficios que produzca, como ocurre con el narcotráfico, cada euro que se obtiene de ellos lleva escrito el nombre de una víctima, el bochorno de los que lo consienten y la abyección de los que la causan.

Todas las personas que están luchando por acabar con la tortura son para mí un ejemplo diario y un referente para la educación que quiero para mis hijos, basada en la solidaridad, al igual que los lanceros del Toro de la Vega y sus similares en otros actos sangrientos y cobardes similares, son el vivo ejemplo de lo más cutre y miserable de nuestra Sociedad.

Julio Ortega Fraile

www.pacma.es
www.liberaong.org
www.findelmaltratoanimal.blogspot.com
www.larevolucionpendiente.blogspot.com

Fuente: http://servicios.eldiariomontanes.es/tu-noticia/tu_noticia_ver/Toro-Vega-dolor-muchos-diversion-unos-pocos/12602/1.htm
Fecha: 16.09.08

Adena denuncia la muerte de cuatro linces en la zona de Doñana y alerta de que el riesgo aumentará con la vía del Rocío

"No podemos consentir que Doñana se convierta en un zoológico cercado por infraestructuras y viviendas", reivindica el colectivo

La organización ecologista WWF/Adena alertó hoy de que con Drupa, el lince ibérico que ha muerto atropellado en el kilómetro 21 de la carretera A-483, en el tramo entre Almonte y el Rocío, son "ya cuatro los ejemplares que han fallecido en esta misma zona, uno de ellos, Neo, en el mismo punto kilométrico". Asimismo, advirtió de que con la construcción de la variante del Rocío el riesgo "aumentará considerablemente".

El portavoz de WWF/Adena, Juanjo Carmona, explicó a Europa Press que esta joven hembra atropellada es el sexto ejemplar que muere este año, lo que, considerando la "escasa población" de lince ibérico que existe en Doñana, "hace necesario la realización y ejecución de un plan de emergencia que afronte entres sus prioridades la permeabilización del territorio ante el acoso de las infraestructuras que lo cercan".

Así, Carmona opinó que la muerte de los cuatro linces Drupa, Pitu en el año 2000, Neo en el 2003 y Bambú en el 2006 --a los que se suman otros dos casos de linces desaparecidos-- es una "clara muestra de que en este tramo, plena zona de expansión de los ejemplares jóvenes, no se han tomado medidas para facilitar la permeabilidad del territorio, lo cual permitiría a las especies transitar sin el alto riesgo de atropello que existe actualmente".

En este sentido, aseguró que la A-483 "ostenta el triste récord de linces atropellados, con un total de catorce desde el año 1982, de los cuales seis han muerto desde el año 2000". "Las altas velocidades que se alcanzan en esta vía, así como el aumento del tráfico de vehículos privados, sin que los responsables políticos hayan puesto en marcha medidas eficaces, tienen como consecuencia el alto número de atropellos", argumentó.

Además, aseguró que el riesgo existente en este tramo de carretera "aumentará considerablemente con la construcción de la variante de El Rocío, "ya que desde la curva de San Ramón hasta la aldea, va a tener un gran impacto, y. como vimos en el Consejo de Participación de Doñana, la Junta no aporta soluciones a los problemas de movilidad de la fauna en la Rocina, lo cual ha sido incluso reconocido por la propia Consejería de Obras Públicas".

Según explicó Carmona, los linces que mueren atropellados en este tramo proceden de la zona de cría de Coto del Rey. Éstos, una vez crecidos, "son expulsados por los ejemplares adultos que poblaban previamente el territorio, por lo que los jóvenes se ven obligados a buscar un territorio donde asentarse".

"Es durante esta búsqueda, cuando se producen los atropellos mortales, ya que los linces jóvenes entran y salen de los territorios, enfrentándose con la dificultad de que se encuentran cercados por numerosos frentes: la zona principal de cría de Coto del Rey está obstaculizada por el accidente natural de las marismas; luego también actúa como barrera la A-483; en la zona norte nos encontramos con la vía rural que va de Villamanrique a El Rocío y el camino forestal entre Hinojos y la aldea, además de la carretera nacional que va desde Hinojos a Almonte", desgranó.

Por ello, consideró "imprescindible" que la Junta "deje de realizar actuaciones localizadas y afronte la complejidad de la movilidad y permeabilización de los espacios naturales, para lo que puede, entre otras cosas, ampliar los corredores en Doñana y recuperar aquellos que están ocupados con zonas de cultivo o construcciones ilegales". "No podemos consentir que Doñana se convierta en un zoológico cercado por infraestructuras y viviendas", reivindicó.

Por último, afirmó que el descenso de atropellos registrados durante el año 2008 puede deberse al "fuerte descenso de la población de linces de Doñana, que perdió 11 ejemplares por la enfermedad de la leucemia felina".

Fuente: http://www.europapress.es/epsocial/ong-y-asociaciones/noticia-adena-denuncia-muerte-cuatro-linces-zona-donana-alerta-riesgo-aumentara-via-rocio-20080916175658.html
Fecha: 17.09.08

En contra de la ley, llegó un circo con animales

Por Lorena Sevillano
lsevillano@losandes.com.ar

Un predio de la calle Manuel A. Sáenz de Las Heras fue ayer protagonista de un conflicto que involucró a la Fundación Cullunche, a la Municipalidad y a un circo que se había instalado en el lugar. El motivo del enfrentamiento fue la aplicación de una ley provincial que prohíbe el uso de animales en espectáculos circenses.

Toda esta situación se generó a partir de la presentación realizada por la Fundación Cullunche ante la Fiscalía de Estado, denunciando la falta a lo establecido en la Ley N° 7887, sancionada el pasado 13 de agosto.

"Se le pidió al fiscal que arbitre todos los medios para que se aplique esa ley, ya que la Municipalidad la está infringiendo. Estuvimos peleando más de dos años para conseguirla y es una vergüenza. Además, no es excusa que me digan que la ley no se puede aplicar porque no está reglamentada", replicó su titular, Jennifer Ibarra.

Sobre el tema, Eduardo Sosa, licenciado en Gestión Ambiental de la Sociedad Civil Oikos, explicó: "Se dice que una ley no está reglamentada porque es operativa', ya que sólo determina algo que está prohibido. La única complicación que existe y por lo único que hay dudas es por definir con claridad la autoridad de aplicación, que en un principio deberían ser los municipios por considerarse la autoridad y control del lugar. Pero eso no está del todo claro.
Por otra parte, una vez que se sancionó y salió publicada en el Boletín Oficial, nadie puede justificar su desconocimiento y mucho menos los funcionarios públicos".

Sobre el permiso otorgado por la Municipalidad de Las Heras, la directora de Saneamiento y Medio Ambiente, Gabriela Vicencio, respondió que efectivamente existe la habilitación, aunque, sólo para uso del suelo.

"Puede instalarse pero no puede actuar con animales y por eso se le notificó esa disposición. La habilitación se le dio porque pasó los controles necesarios de higiene y seguridad, pero si la ley dice que no puede actuar con animales, deberá cumplirlo", dijo la funcionaria.

Una carpa y 46 animales

Mientras, en el predio de Las Heras acampa el circo con varios animales enjaulados: 22 tigres, 8 leones, 2 osos, un chimpancé, 10 ponys, 2 búfalos y una llama.

Su dueño, Donato Luis Bevilacqua, asegura que se encontró con un panorama inesperado cuando arribó a nuestra provincia. "Hace más de un mes me autorizaron la factibilidad de instalarme en el lugar, pero verbalmente (y remarcó esta palabra) me dijeron que sí podía actuar con animales. He pagado más de $50.000 entre publicidad, impuestos y más, por eso es que voy a presentar un recurso de amparo. Esta ley me parece anticonstitucional, además, recién hoy a la mañana me enteré", aclaró molesto.

Y continuó: "Los diputados sancionaron una ley que legaliza la estupidez. Quisiera que el Gobierno no se contradiga y que si prohíbe el circo, haga lo mismo con el zoológico, ya que nuestros animales no son de "segunda" y los de ellos, de "primera".

Por un lado, el propietario del circo asegura que "con o sin animales, el espectáculo se hace" y, por el otro, la titular de la Fundación Cullunche dice que si llegara a haber función, harían un "escrache en la puerta para contarle a la gente y pedirle que no entre. Trataremos de ser lo más civilizados posible y haremos todo lo que esté a nuestro alcance; ahora sólo esperamos que el fiscal actúe".

Fuente: http://www.losandes.com.ar/notas/2008/9/18/departamentales-381587.asp
Fecha: 18.09.08

Uruguay: piden al Parlamento penas de prisión por maltrato a animales

Una delegación de la Asociación Nacional de Protección Animal (ANPA) encabezada por su presidente, Ricardo Púrpura, pidió ante una comisión legislativa que se prevea penas de prisión por maltrato animal.

La Cámara de Diputados tiene a estudio un proyecto de ley sobre bienestar animal. Los miembros de ANPA piden, además de penas de prisión, multas económicas para los que maltraten a los animales.

Los integrantes de la asociación explicaron que de hecho va a haber una enorme cantidad de propietarios de animales que van a quedar fuera del alcance de la ley porque, según sus estudios, la tenencia irresponsable en todas sus facetas se advierte sobre todo en zonas carenciadas, marginales, donde la cantidad de animales por persona es mayor que en otras zonas.

Durante una reunión en la que fueron invitados a dar su punto de vista acerca de la iniciativa ya votada por el Senado, los integrantes de la asociación sostuvieron que en muchos países del mundo se vincula directamente al control animal con la educación y la prevención de los índices de violencia de la sociedad.

Según Púrpura, se ha comprobado que la violencia es un proceso que, por lo general, comienza cuando la persona es testigo de actos violentos, lo cual es difícil de cortar porque generalmente se da en el ambiente familiar. "Luego, desde el punto de vista psicológico, la persona se acostumbra a los actos de violencia y posteriormente comienza a ejercerla en forma progresiva, obviamente, al principio sobre los seres más indefensos", dijo.

"El grave problema -agregó- es que la realización de esos actos de violencia provoca una sensación de poder, que es lo que, en definitiva, lleva a una progresiva adicción a ellos. De ahí en adelante, cada vez son más violentos, y por lo general se realizan sobre seres que se encuentran en un nivel de menor indefensión", es decir los animales domésticos, explicó a los legisladores.

Púrpura insistió en que habitualmente la persona violenta comienza ejerciendo los primeros actos de violencia hacia las mascotas y posteriormente, ya sea a nivel de delincuencia o de violencia doméstica, hacia los seres humanos.

Los especialistas informaron que si bien se afirma que el Ministerio de Salud Pública recibe 1.600 denuncias anuales por mordeduras de caninos a seres humanos, la cifra puede ser tres o cuatro veces porcentualmente inferior a la cantidad de mordeduras reales porque hay muchos casos en los que no se hacen denuncias. El promedio de casos fatales es de uno cada tres o cuatro años aproximadamente, indicó.

En su página web, ANAP dice que la tendencia moderna en materia de protección animal es la de priorizar las actividades de castración, educación y adopciones, ya que las demás actividades (asistencia veterinaria y sobre todo el "refugio" ) son ineficaces e ineficientes (relación costo-eficacia inadecuada)

Uno de los objetivos de ANPA es impulsar la creación de nuevas protectoras en todo el territorio nacional y asesorar y apoyar a las mismas para ir creando "una verdadera red de protección animal en todo el país".

Para eso ANPA está en condiciones de enviar veterinarios que pueden realizar castraciones económicas a ritmo de campaña (hasta 25 diarias).

ANPA es una entidad sin ánimo de lucro creada en mayo de 2001 dedicada a: desarrollar estudios, programas y proyectos viables orientados a la protección de animales; investigar e informar sobre los intereses creados en torno al tema; promover una ley justa de protección animal y lograr que las autoridades comprendan que es imprescindible la participación del Estado para lograr una solución; promover el desarrollo de nuevas protectoras y coordinar las actividades de las ya existentes para una mayor eficacia y eficiencia en su gestión.

Fuente: http://www.elpais.com.uy/080916/pnacio-370095/nacional/piden-al-parlamento-penas-de-prision-por-maltrato-a-animales
Fecha: 16.09.08