sábado, 11 de octubre de 2008

Los que piden más derechos para los animales son los que más presionan

La Comisión de Peticiones del Senado está repleta de solicitudes para 'dignificar' a los animales. Los ciudadanos son cada día más sensibles a estos temas.

Por Roberto R. Ballesteros

Madrid.- La defensa de los derechos de los animales es una preocupación cada vez más extendida en la sociedad. Los ciudadanos son cada día más sensibles con el maltrato contra los simios, los canguros o los perros. Una buena muestra de ello fue la aprobación el 25 de junio en la Comisión de Medio Ambiente de una proposición no de ley para proteger el derecho de los grandes simios a no ser maltratados.

En ese momento se aprobó la adhesión del Gobierno al denominado Proyecto Gran Simio, cuyo objetivo es concienciar a la ciudadanía de que los animales también tienen determinados derechos. Según el portavoz del proyecto, Pedro Pozas, el objetivo primero es que el código penal reconozca como delito el maltrato a todos los animales, no sólo a los domésticos, como se admite en la actualidad. Además, pretenden que las Cortes Generales aprueben una legislación a nivel nacional contra la tortura animal, y que se incluyan en esta normativa los espectáculos públicos, que hoy son una excepción que contempla la ley y que ampara —entre otros eventos— a las corridas de toros.

Bajo este objetivo de defensa de los animales, el objetivo no se limita a la tortura, sino que hay una ideología más extensa que engloba otros aspectos. El Proyecto Gran Simio, explica su portavoz, tiene como base la defensa de los tres derechos fundamentales que a su juicio deben reconocerse a los animales. En primer lugar, afirma, el derecho a la vida. En segundo, el derecho a la libertad individual, que en un primer paso conlleva la mejora de las condiciones de los animales enjaulados. Y en tercer lugar, la prohibición de la tortura.

Pero los tres principios serían sólo el principio. Pedro Pozas explica que también hay que luchar, por ejemplo, contra las corridas de toros. Reconoce que esto es algo más difícil, porque está muy implantado en la sociedad española, y que sería un segundo paso. “Primero hay que conseguir la ley nacional, luego vendrá lo de prohibir las corridas, porque entonces ya habrá un apoyo legal”, afirma.

Divididos para presionar

Pero la iniciativa Gran Simio no es la única que en estos momentos presiona al Parlamento. La Comisión de Peticiones del Senado, órgano que tramita las quejas y propuestas de los ciudadanos, registra en estos momentos medio centenar de reclamaciones que solicitan mejorar los derechos de los animales. Se trata del tema que más moviliza a la sociedad en el citado foro.

Según el presidente de la comisión, el socialista Antonio Garcías Coll, “el tema se ha planteado últimamente de forma reiterada”. “Ha habido bastantes peticiones en estos últimos meses, pero parece que todas parten de una sola organización, un lobby que envía muchas propuestas a título individual, para ejercer más presión”. De hecho, continúa, “la mayoría de los nombres que firman las reclamaciones son alemanes”. Lo cual hace pensar rápidamente en la sensibilidad para con el asunto que siempre han tenido los extranjeros de esta nacionalidad.

Garcías Coll explica que la Comisión de Peticiones tramita cada mes alrededor de 200 solicitudes, de las cuales unas 40 o 50 en los últimos meses corresponden a la ampliación de los derechos para los animales que reclaman los grupos de presión.

Fuente: http://www.gaceta.es/10-10-2008+que_piden_mas_derechos_animales_son_que_mas_presionan,noticia_1img,10,10,34386
Fecha: 10.10.08

Ofensiva de los defensores de animales contra el ritual de matar aves en el Yom Kipur

Un judio ortodoxo radical sostiene un pollo blanco mientras reza durante la ceremonia "Kaparot".
Foto: EFE/Pavel Wolberg

Organizaciones ecologistas y de defensa de los derechos de los animales en Israel han decidido pasar a la ofensiva ante la costumbre en algunos sectores religiosos judíos de degollar aves con motivo del Yom Kipur, que se celebró el 9 de octubre.

Por Antonio Pita/EFE. Jerusalén

Conocido como Día del Perdón, esta jornada es la más solemne del calendario hebreo, en la que se paraliza toda actividad y dos tercios de la población judía israelí ayuna y acude a las sinagogas para hacer examen de conciencia y expiar sus pecados. Judíos ultra-ortodoxos, creyentes moderados e incluso algunos seculares olvidan sus diferencias por una vez en el año para respetar un pacto no escrito de silencio.

Esta unanimidad se rompe, sin embargo, cuando se trata del hábito, propio de los días previos al Yom Kipur, de sacrificar un ave para expiar los pecados con el animal y después dársela a los pobres. El ritual, denominado "Kaparot" (Expiaciones), es el siguiente: El matarife sostiene al gallo por las alas (una gallina, en el caso de las mujeres), le da tres vueltas sobre la cabeza del penitente, pronuncia una bendición y de un rápido y certero movimiento degüella al animal con un cuchillo afilado que no ha de tener la más mínima mella. Antiguamente, esta tradición se hacía con un chivo elegido al azar, que era abandonado con insultos y pedradas, para que cargase con todas las culpas del pueblo judío, mientras que un segundo ejemplar era sacrificado a Dios. De ahí proviene la expresión del "chivo expiatorio".

Este año, el movimiento israelí pro-derechos animales "Latet Lijiot" (Dejar vivir) ha dado un paso más en su oposición a esta práctica, que tilda de "matanza innecesaria", con la creación de "Brigadas Anti-Kaparot". Pertrechados con videocámaras, estos activistas han visitado barrios religiosos de Tel Aviv, una ciudad mayoritariamente secular, para grabar el sangriento ritual y, cuando acabe el Yom Kipur, denunciar a sus autores en comisaría. "Honestamente, no esperamos que arresten a nadie, al tratarse de una costumbre religiosa, pero queremos dejar claro que la matanza de aves no es una obligación, sino una costumbre que tiene alternativas", explica a Efe Gali Gavvai, portavoz de "Latet Lijiot".

Por ejemplo, muchos religiosos hacen el rito con unas monedas, que después dan a familias sin recursos; con una pieza de cerámica, que luego rompen contra el suelo; o incluso con gallos de plástico. En el pasado, destacados sabios judíos de la Península Ibérica, la histórica Sefarad, como Maimónides o Yosef Caro, también se opusieron a esta práctica.

Pero, ¿cuál es el problema en sacrificar aves cuyo futuro es, tarde o temprano, el matadero?, inquieren los defensores de esta práctica. El rabino jefe de Safed, Shmuel Eliahu, recuerda en este sentido que el ritual judío de sacrificio es el menos doloroso para el ganado y que la Torá (Pentateuco) no prohíbe el uso de animales para trabajar o alimentarse. "Las aves sufren más en las Kaparot", responde Gavvai, "pues a menudo llegan a su fin heridas y deshidratadas".

Los gallos y gallinas se vendían estos días por las calles hacinados en cajas y, en algunos casos, faltos de agua y comida. Y la Torá sí que prohíbe expresamente causar un "daño innecesario a los seres vivos", apunta el presidente del colectivo de judíos vegetarianos de Norteamérica, Richard H. Schwartz, quien recurre a argumentos religiosos para pedir el fin de las expiaciones con animales.

"Las Kaparot no aparecen mencionadas en la Torá ni en el Talmud (compendio de leyes e interpretaciones de la ley ortodoxa judía). Fueron abordadas por primera vez en el siglo IX por eruditos judíos, que decían que, ya que el término hebreo 'guever' significa a la vez hombre y gallo, el castigo del ave puede sustituir al de la persona", explica en un artículo académico.

Desde una perspectiva más terrenal, Chedva Vanderbrook, de la Sociedad de Prevención de la Crueldad a los Animales de Jerusalén, asegura que, si pudiesen, las familias pobres escogerían "un pollo preparado y cocinado" y, con la actual crisis económica, "siempre preferirían dinero".

En cualquier caso, las protestas tampoco han impedido este año el sacrificio de miles de aves, algo que choca a Vanderbrook, que no ve el sentido de "pedir la purificación a través de la matanza de un animal indefenso".

Fuente: http://www.elcorreogallego.es/index.php?option=com_content&task=blogsection&id=7&Itemid=10&idMenu=7&idNoticia=351462
Fecha: 09.10.08

Perú: los antitaurinos rechazan salida al ruedo de menores

Polémico. Anuncian en el cartel de octubre
a un niño de apenas 10 años.

Y presentan proyecto de ley para prohibir actos crueles contra los animales. Activistas señalan que niños y jóvenes son expuestos a peligro físico y mental con estas actividades.

La participación de menores de edad en la próxima temporadas de toros que se inicia este 1 de noviembre en la Plaza de Acho, motivó una rápida reacción de rechazo por parte de la organización nacional Perú Antitaurino. "Es lamentable que los padres de los menores y los empresarios lucren exponiendo la integridad física y psicológica de niños y adolescentes", expresó Róger Torres Pando, coordinador general de la citada entidad que agrupa a unas 20 instituciones en contra de la crueldad hacia los animales.

"Es un atentado humano"

Torres señaló que el hecho de estimular el ingreso de niños al coloso de Acho "es un atentado contra los derechos humanos porque se les está exponiendo a peligro físico y mental".

Los antitaurinos lamentaron que en estos tiempos los padres de familia inculquen la insensibilidad y dañen mentalmente al menor al hacer que empuñen una espada y maten a un animal.

Esta manifestación ocurre tras el anuncio masivo que hicieran los organizadores del evento (ToroLima) de la próxima participación de la adolescente peruana Milagros Sánchez en el cartel de este mes.

Junto a ella, informaron, se presentará la mexicana Lulú de la Vega (16) y el niño franco-mexicano Michelito Lagravere (10). Todos –anunciaron– con experiencia en cortar rabo y oreja.

El año pasado se presentó Andrés Roca Rey, menor peruano de 11 años, pero fue en un festival benéfico, y en el mes de marzo debutó el mexicano Michelito Lagravere cortando dos orejas.

En el Congreso

Proyecto. Los antitaurinos presentaron al Congreso de la República un proyecto de ley para que se prohíban todos los espectáculos públicos contra los animales. Entre ellos, las corridas de toros, la famosa Yawar Fiesta y las peleas de gallos.

Castigo. La iniciativa pide sancionar hasta con 60 días de multa e inhabilitación para ocupar cargos por un año a quien somete a crueldad a un animal. Si el animal muriera, la pena será de 120 a 300 días, multa e inhabilitación a cargos por dos años.

Fuente: http://www.larepublica.com.pe/index.php?option=com_content&task=view&id=249046&Itemid=0
Fecha: 11.10.08

Prueban que los perros tienen la inteligencia de un bebé de 14 meses

Son capaces de decidir el modo de imitar una tarea. Observan y eligen la forma más eficiente.

Por Laura Isensee

Syrah tiene apenas un año y dos meses y ya sabe muchas cosas. Avisa cuando quiere comer y salir al parque. Mira el ascensor con carita triste cuando su "mamá" está de viaje. Y cuando ella regresa, se pone tan alegre que se hace pis encima. Syrah es una perrita, de raza Beagle, con patas blancas, ojos de color caramelo y una piel suave. "Sólo le falta hablar, te juro," dice su "mamá", Tomasa Velázquez, al caminar junto a ella en el Parque Las Heras.

Desde hace tiempo los dueños de mascotas sospechan que sus amigos de cuatro patas son muy "vivos". Ahora, nuevos estudios científicos les dan la razón: indican que los perros son más inteligentes de lo que se creía. Una investigación realizada en la Universidad de Viena muestra que un perro puede cumplir la misma tarea que un bebé de 14 meses. A través de este trabajo se pudo observar que "el perro decide imitar según el contexto en donde ocurre la acción"; así lo detalló la investigadora principal Friederike Range en la revista Current Biology. Antes se creía que sólo los humanos eran capaces de este tipo de conducta.

A los 14 meses, los bebés pueden imitar a los adultos, quienes son capaces de prender una luz con la frente si no tienen las manos libres, aunque siempre prefieren hacerlo con las manos porque es el modo más fácil. Los bebés también eligen la forma más eficiente: usan sus manos. Range y sus colegas hicieron una prueba parecida.

Entrenaron a una perra, de raza Border Collie y de nombre Guinness, para que intentara sacar comida con la pata en vez de la boca, que es la manera más fácil para los perros. Luego, tomaron tres grupos de perros. Un grupo no vio a Guinness sacar la comida y la tomaron con su boca. El segundo grupo vio a Guinness, con una pelota en la boca, conseguir la comida con la pata. La mayoría de este grupo sí logró la comida, pero usando la boca. El tercer grupo vio a Guinness sacar la comida usando la pata cuando tenía su boca ocupada. La mayoría de este grupo imitó la acción a pesar de que fue en contra de su instinto canino.

"Las últimas investigaciones muestran que los perros son muy inteligentes, emocionales y adaptables", comunicó Marc Bekoff, un profesor emérito de la Universidad de Colorado y etólogo, experto en conducta animal. Y agregó: "Antes se creía que los perros eran lobos tontos. Pero no es así".

En otro estudio, en la Universidad de California en Davis, la veterinaria y etóloga Sophia Yin encontró que no todos los ladridos de perros son iguales. Grabó a 10 perros de distintas razas en tres situaciones: molestos, aislados y jugando. Descubrió que los ladridos cambian de tono y volumen según la situación. "Podemos aprender a reconocer los distintos ladridos de nuestro perros y sus voces", dijo Yin a Clarín desde California.

"El próximo paso sería investigar si los ladridos significan algo para otros perros", comentó. Hugo Aguirre, otro vecino de Parque Las Heras, opina que falta investigación. Su perrita Negrita, de dos años, no tiene la misma inteligencia de un bebé. "Tiene más," asegura.

Fuente: http://www.clarin.com/diario/2008/10/11/sociedad/s-01779390.htm
Fecha: 11.10.08

Matanza de perros en Luján

Los canes tienen un plazo de 7 días para ser retirados por sus dueños. En caso contrario, son sacrificados.

De El Ciudadano, de Luján, especial para Agencia NOVA

La Plata, Buenos Aires.- La Dirección de Medio Ambiente de Luján informó a la población que “desde esta semana y con motivo de la Peregrinación de la Juventud recientemente realizada, tanto personal municipal como de Zoonosis de Avellaneda se encuentran rescatando de la vía publica perros que fueron abandonados y/o que se han trasladado desde otros distritos acompañando a los peregrinos, suceso común de todos los años”.

Más allá de la inapropiada utilización de la palabra “rescate”, lo que en realidad se realiza en la Ciudad y contra la vida de los perros, es una caza por parte del personal del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires; y, a pesar de los argumentos de que se tratan de canes procedentes de otros distritos, lo cierto es que el personal encargado de ello no puede de ninguna manera diferenciar cuáles son los perros de Luján y cuáles no.

Lo cierto es que luego de pasada una semana, estos animales, supuestamente callejeros, son ejecutados mediante una inyección letal, la que les produce un paro cardiorrespiratorio.

La gacetilla oficial, rápidamente redactada por el área de prensa comandada por la peculiar Directora de prensa, comenta: “Por este motivo se solicita la solidaridad de la comunidad para que adopte una mascota”.

Y explica: “Además, se recuerda la vigencia de las normas de vigilancia y prevención contra la Rabia del Ministerio de Salud de la Nación, en tanto que se aconseja mantener dentro de los domicilios a los animales de compañía”.

Previamente al accionar de los matadores de perros no ha habido una campaña que promocione la adopción o el encierro de los animales de Luján por parte de sus propietarios. Por ello, los canes atrapados en la vía pública tienen una escueta ventaja de siete días, como para que un vecino se interese en ellos. Caso contrario, son sacrificados por personal de la Municipalidad.

Dialogamos con un profesional de apellido Albijar, encargado del área de zoonosis local, quien mandado por la Directora de Medio Ambiente local, Mariana Zaia, se encargará de verificar la aplicación las inyecciones mortíferas este lunes.

Consultado sobre el destino de los animales capturados, Albijar comentó: “Se ponen acá en los caniles. Y después si nadie los retira se sacrifican”.

Ante nuestra pregunta sobre las razones por las que se matan, explicó: “Porque son perros que están en la calle, que vienen con la peregrinación y los dejan acá. Eso es lo que sucede”.

Según el doctor Albijar, así fue como se presentó, detalló que la muerte se logra “con una inyección endovenosa, primero se duermen y después se sacrifican. Se los deja una semana y si aparece el dueño se les cobra una multa, por tener al perro en la calle; si no, se sacrifican”.

Respecto de cuál es la responsabilidad del Municipio por matar a un perro, y si estaban habilitados como para hacerlo, Albijar justificó: “Sí, sí, sí, está protegido por leyes (el Municipio) y por Ordenanzas”.

¿Cómo hace una persona para saber que alguien capturó a su mascota y que ese animal está encerrado en una jaula en el otro extremo de la ciudad? Porque, seguramente, un vecino lo primero que hace es buscarlo en el barrio, desconociendo sobre estas actividades de “rescate”, a lo que Albijar manifestó: “La gente al primer lugar que viene es acá”.

Y agregó: “Se lo entregamos vivo. Y si no viene en una semana o diez días, a veces lo dejamos en observación”.

Al profesional también se le consultó sobre el método utilizado para exterminar a los perros, por lo que explicó sueltamente: “Pentabarbital sódico, que les provoca paro cardiorrespiratorio”; y, consultado sobre si sufre, remarcó “no sufre nada”.

“Es el mejor método, el más caro también”, añadió.

Nuestras preguntas también estuvieron orientadas a conocer por qué no se esterilizaba a las perras o castraba a los machos, por lo que el veterinario detalló que “Eso también lo hacemos. Todas las semanas lo estamos haciendo”, pero por lo ocurrido -y a la vista de lo que se ejecutaba- esas operaciones no se realizaban el viernes, sino que optaron por sacrificarlos lisa y llanamente en el Taller municipal del barrio El Quinto.

El episodio que registramos fotográficamente muestra la captura de unos seis perros de gran porte en la Terminal de ómnibus a las 7.30 de la mañana, en buen estado de mantenimiento, pero el Dr. Albijar nerviosamente se negó a dar detalles de cuántos animales se habían capturado en total esa jornada, aunque por la cantidad e intensidad de ladridos procedentes del fondo del Taller Municipal, podríamos decir que eran más de 30 animales.

Los mansos animales, al ser descendidos de la camioneta del Ministerio de Salud, festejaban, sin saber que estaban condenados a muerte, y a los saltos mostraban su docilidad ante quienes los habían capturado. Señal de que se trata de animales de hogar, de compañía, criados en un ámbito familiar.

Consultado el profesional sobre de parte de quién recibe las órdenes para la realización de estas capturas y posterior ejecución mediante la utilización de mortíferas inyecciones, confesó: “Recibo órdenes de mi Directora, Mariana Zaia”, y preguntado sobre si esta cuestionada funcionaria, por éste y otros temas, lo hacía por su propia cuenta, Albijar explicó que Zaia lo hacía por órdenes que recibe desde la Secretaría de Salud y Medio Ambiente local, a cargo de la doctora Ana Ferraroti. Otra amante de los animales. (http://www.agencianova.com/)

Fuente: http://www.novanoticias.com.ar/nota.asp?n=2008_10_10&id=4266&id_tiponota=10
Fecha: 10.10.08

El PSOE de Salamanca pide explicaciones por la "privatización" del servicio de recogida de animales abandonados

Salamanca.- Los concejales socialistas Joaquín Corona y Manuel Sanz pidieron ayer explicaciones públicas al concejal de Medio Ambiente, Emilio Arroita, por lo que es, a su juicio, una "privatización" del servicio de recogida de animales abandonados o perdidos.

Según explicó Corona, esta competencia es "exclusivamente municipal" y recordó que la ley regional establece que los convenios con entidades para que se ocupen de ella deben hacerse preferiblemente con la Sociedad Protectora de Animales de cada capital y, en todo caso, con las entidades que tengan el correspondiente permiso por parte de la Junta de Castilla y León.

A partir de aquí, los ediles socialistas denunciaron la rescisión "sin justificación alguna" del convenio existente con la Sociedad Protectora de Animales y la adjudicación del concurso a través de un procedimiento "sin publicidad alguna". Según el PSOE salmantino, no existe en la provincia "ninguna organización ni empresa que tenga autorización de la Junta para hacerse cargo de este servicio municipal".

Joaquín Corona quiso ir más allá y subrayó que "aparte del incumplimiento de la ley" subyacen en esta polémica cuestiones de "sensibilidad, responsabilidad e imagen de la ciudad". Al respecto, destacó que con la nueva situación los animales que no sean reclamados por sus dueños o adoptados por otra persona en un plazo de 20 días desde que son recogidos por el servicio "serán sacrificados", algo que, dijo, no ocurría con la Sociedad Protectora.

Por su parte, Emilio Arroita respondió poco después que el concurso efectuado "se ajustó por completo a la normativa vigente", a la ley de animales domésticos de Castilla y León y que entre las razones esgrimidas para desechar a la Sociedad Protectora estaba la ausencia de licencia de apertura y estar situada fuera del término municipal de Salamanca.

Fuente: http://www.eladelanto.com/epaper/xml_epaper/09_10_2008/pla_32649/xml_arts/art_1178066.xml
Fecha: 09.10.08

'La Granja' del Parque de Cabárceno

Carta al Director de Consuelo Canales, publicada en El Diario Montañés

Veo con frecuencia en los medios de comunicación, la propaganda que se hace del Parque de Cabárceno, su magnífico entorno, las impecables instalaciones y los fantásticos recintos de animales. Todo ello es cierto, pero deben referirse únicamente a la fauna salvaje, ya que dentro del parque, hay un recinto, eufóricamente llamado 'La Granja' (cualquier parecido con una granja es pura casualidad) con unas instalaciones realmente penosas; me pregunto si el parque tiene veterinarios; parece lamentable que eso se pueda permitir con tanta alegría, sin que nadie dé la voz de alarma.

La Granja es la zona más visitada y disfrutada por los niños. Muy triste resulta que viendo las condiciones en que tienen a los animales, piensen que es así como deben estar, curiosamente son los más conocidos y familiares para ellos. Vacas, conejos, asnos cerdos...

La ubicación no puede ser peor, en medio de la nada, un conjunto de recintos mínimos, desangelados, con suelo de cemento (no parece lo más apropiado) y con unos tejadillos tan altos que no impiden que entre ni el frío ni la lluvia, para colmo la cabeza bien pensante que los diseñó, no ha puesto canalones, con lo cual el agua entra al recinto directamente, allí pasan los días una serie de pequeños animalitos, dando vueltas en redondo. Sencillamente penoso y bastante vergonzoso.

Hay también un buen grupo de cabras, por supuesto ridículamente instaladas, en un pobre corral, con dos o tres troncos tirados por el suelo. Viendo esa precaria situación de estos animales, no puedo por menos que recordar que hace años en las fiestas de barrios y pueblos, sacaban unas pobres cabras que al son de una pianola, subían y bajaban por una escalera. El espectáculo era vergonzoso y por fortuna ya está prohibido, pero temo que el aburrimiento de las cabras de Cabárceno, haga que se repita el lamentable espectáculo.

Lo más curioso es que en el parque parece que sobre suelo, junto a la Granja, hay una hermosa pradera completamente inutilizada, cerrada simplemente por una cinta, lugar ideal para dejar en semi libertad. A todos estos pequeños animales que ahora viven en condiciones realmente penosas, el coste sería mínimo..., quizás ese sea el problema, la propaganda del parque es llamativas cuando se trata de inaugurar recintos faraónicos y espectaculares, puede que sea solo que realmente interesa, el bienestar de los animales..., no es tan importante, lo malo es que el público se da cuenta y sus opiniones no favorecen precisamente a los responsables del Parque.

Creo que visitando La Granja con detenimiento, tanto la dirección como los veterinarios del Cabárceno quedan bastante mal parados.

Fuente: http://www.eldiariomontanes.es/prensa/20081011/opinion/cartas-director/granja-parque-cabarceno-20081011.html
Fecha: 11.10.08