sábado, 1 de noviembre de 2008

"De ratones y mujeres" de Kepa Tamames

Delicioso y enternecedor artículo de Kepa Tamames

Tengo una amiga con un ratón en casa. No es que haya acudido a mí histérica y me lo haya confesado pidiéndome consejo por ser yo defensor de los animales, ni por tanto pretende con ello que le solucione el "problema". Porque no hay tal. El roedor vive en su casa desde hace algo más de un año; emprende sus correrías cuando toca y se abastece de lo que pilla cuando procede. ¿Cómo consiguió el pequeño entrar en la vivienda de mi amiga?, se preguntarán ustedes. (Y si no lo hacen es lo mismo, porque lo voy a contar de igual manera). Pues por la puerta, el sitio más lógico incluso para un ratón. O no tanto. En realidad, nuestro amigo ingresó en su nuevo hogar en estado de semiinconsciencia, tendido cuan largo era sobre el fondo de una caja de zapatos, cubículo perfecto para su traslado desde la calle, donde no tenía ninguna posibilidad de sobrevivir, menos si tenemos en cuenta que acababa de ser rescatado de las fauces de un gato callejero, quien, sin mala intención, dio rienda suelta por un momento a su ancestral instinto. (Nadie le culpa por ello).

Imagino que durante los primeros días le invadiría el desconcierto –al ratón, digo–, pero enseguida pareció amoldarse con pasmosa naturalidad a su nuevo hábitat. Bien es cierto que a ello ayudó el hecho de que mi amiga le procurase desde el inicio el condumio necesario en cantidad suficiente, y él lo agradece no dejando ni rastro de los presentes.

Mi amiga no lo ve con frecuencia, pues es sabido que los ratones son grandes amantes de la discreción, pero escucha a diario sus patitas cuando al anochecer él despierta y se dispone a iniciar su jornada. Sabe que le espera su platito de cereales –de los del desayuno de humanos, de marca, no de los crudos, que a lo bueno se acostumbra uno enseguida–, mas no es ésa su comida favorita, pues tal honor se lo lleva la harina integral: pasión es lo que tiene por ella. Porque en casa de mi amiga se hace pan a diario, con productos naturales y sin conservantes, con lo que es fácil adivinar de dónde le viene al muy pendenciero la salud de hierro de la que parece gozar hasta la fecha, pues conviene aportar como dato adicional que nuestro protagonista pasó en pocas semanas de esmirriado a rollizo.

Durante meses el ratoncito confió en sus anfitriones, dado que éstos nunca mostraron hacia él el menor atisbo de agresividad. Pero todo cambió el día en que trataron de capturarlo con el loable deseo de ofrecerle la libertad en el campo. El susto que se llevó el pequeñajo al verse acorralado en el pasillo por la pareja de grandullones hizo que a partir de entonces perdiera toda fe en los humanos, lo que en cierta forma refuerza la tesis de que los animales –ratones incluidos– poseen una inteligencia bastante mayor que la que nuestro antropocentrismo les atribuye.

No será la primera vez que una visita advierte de repente la presencia del enano y pega un brinco en la silla, situación que mi amiga trata de reconducir con un lacónico "no te preocupes, es de casa". La visita despeja entonces las exiguas dudas que albergaba sobre el equilibrio emocional de la dueña. Piensa que está loca. Y algo de eso debe de haber, pues en una sociedad que masacra a inocentes animales en masa por los motivos más triviales, adoptar a un ratón como refugiado necesariamente tiene que suponer por fuerza algún tipo de síndrome ético no diagnosticado hasta la fecha.

A mi amiga le horroriza pensar que alguien pueda enterarse de su secreto fuera de su círculo más íntimo, y de hecho yo no creo estar desvelándolo si la mantengo a ella en el anonimato. A veces me cuenta entre cómplice y emocionada detalles de su convivencia diaria con un ser que tiene sus horarios, sus preferencias, e incluso sus manías. Me hace partícipe de su particular experiencia: compartir piso con un pequeño duende que con toda seguridad envejecerá con dignidad, a buen recaudo de los monstruos humanos que hemos endosado a los roedores la poco amigable etiqueta de "plaga a exterminar", como si nosotros no fuéramos de hecho la peste más destructiva que el mundo haya conocido. Él acabará sus días sin haber sentido nunca los insoportables retortijones del veneno, sin haber sido perseguido por una horda de jovencitos con aviesas intenciones, sin haberse visto en la necesidad de vivir exiliado en el permanente destierro de las alcantarillas. Él es un ratón feliz, o al menos todo lo razonablemente feliz que pueda ser un ratón. Porque los ratones sienten, créanme. Eligen entre diferentes posibilidades si se les da la oportunidad. Y –¡oh, sorpresa!– optan por aquello que les ofrece sensaciones agradables, al tiempo que rechazan el dolor. Ser ratón no implica necesariamente ser imbécil, como ya habrán adivinado.

Apuesto a que pocos de ustedes conocen una historia como la de mi amiga y su ratón. Y de conocerla, hay muchos boletos para que esté protagonizada por una mujer. Porque es éste un apartado especialmente significativo para quienes hemos estudiado en algún grado el fenómeno de nuestro comportamiento con los animales. Tal vez sea una chaladura de las mías, pero me dio por pensar que las mujeres han acabado desarrollando una especial empatía hacia los más débiles: las víctimas humanas y animales. Si algo de eso hay, tengo pocas dudas de que tal virtud les viene dada por conocer bien lo que significa ser pateada, golpeada, expulsada de casa; conocer lo que es verte sin hijos y sin futuro, ser paria entre las parias. Son muchos siglos de estigma de mujer, y eso pesa como una cruz de cemento.

Recuerdo haber asistido como público a una conferencia del cineasta Juanma Bajo Ulloa en Barcelona, hará de esto como un par de años. Confesaba Juanma en un momento dado que en las fiestas brutas de los pueblos donde se martirizan animales él sólo veía hombres, que las gradas de las plazas de toros estaban ocupadas fundamentalmente por hombres, que quienes cazan animales por diversión son hombres en su práctica totalidad… y que en aquella sala veía sobre todo mujeres. Podría pensarse que el bueno de Juanma optaba por el discurso demagógico para cosechar el aplauso fácil de la audiencia. Apenas le conozco en lo personal, pero seguro estoy de que lo decía con absoluto convencimiento y de que era su corazón quien hablaba por él.

Kepa Tamames

La gran movilidad de la osa «Hvala» por el Pirineo dificulta su captura

La osa Hvala

La controversia por la presencia del oso pardo en el Pirineo, tras el ataque a un cazador la semana pasada, escribe cada día nuevos capítulos. Los guardias de Medio Ambiente del Conselh Generau d´Aran localizaron ayer a la osa «Hvala»en el municipio de Bossost (Lleida), durante las tareas de búsqueda que se llevan a cabo desde el ataque al cazador. Según el Conselh, la localización se obtuvo gracias a las «tímidas» señales que emite su collar, aunque no pudo ser visualizada. Estas fuentes resaltaron la dificultad que entraña la movilidad del animal para capturarlo, ya que la última vez que se detectó a la osa fue en Canejan, población a 13 kilómetros de distancia de Bossost. El Síndic d´Aran, Francés Boya, insistió en que el operativo para coger a la osa tiene como finalidad garantizar la seguridad de las personas y preservar la vida de «Hvala».

Sin embargo, los ecologistas no cejan en sus críticas a la captura de la osa. La asociación Ipcena y otras entidades han comenzado a recoger firmas contra la captura. En una página web abierta al efecto, había ayer 2.000 rúbricas individuales y 50 de asociaciones y colectivos, según manifestó Joan Vázquez, presidente de Ipcena. La entidad ha decidido recurrir el archivo por parte del juez de Vielha de la denuncia que Ipcena presentó en la comisaría de los Mossos d´Esquadra de esta población y que la Policía transmitió al juzgado.

Ipcena responsabiliza del ataque de la osa a la Generalitat, y en particular a Medio Ambiente, por no haber formado a los cazadores sobre cómo tienen que comportarse ante la presencia de un oso.

El grupo Mediterrània, Centro de Iniciativas Ecológicas (CIE), advirtió ayer de que la retirada de osos pardos del Pirineo sería un acto de «captura ilegal de una especie protegida» prohibida por la normativa vigente en el Código Penal.

En un comunicado, el grupo lamentó la decisión de la institución de reclamar la retirada de los osos y poner fin a la reintroducción de este animal, motivada por la agresión de una osa a un cazador de la zona el pasado 23 de octubre.

Asimismo, Meditarrània-CIE exigió que se esclarezcan las causas del incidente y no se traslade a la osa «Hvala» a un centro de cautividad, tal y como reclama la administración aranesa.

El conseller de Agricultura, Joaquim Llena, manifestó ayer en Gimenells (Lleida) que no cuestiona la gestión que está haciendo el conseller de Medio Ambiente, Francesc Baltasar, del asunto de los osos y que «trabaja muy bien para dialogar con el territorio».

Fuente: http://www.abc.es/20081101/catalunya-catalunya/gran-movilidad-hvala-pirineo-20081101.html
Fecha: 01.11.08

Recogida de firmas para que no capturen a Hvala

Para firmar entra aquí: http://www.sosossospirineu.org/ y entra en el banner que pone "Signa"

NO A LA CAPTURA DE LA OSA HVALA Y SU ENCARCELAMIENTO EN UN CENTRO DE RECUPERACIÓN

Denunciamos públicamente las medidas del Consell Generau d’Aran y del Departament de Medi Ambient de la Generalitat en cuanto a la orden de captura de la osa Hvala por parte de su guardería de Medio Ambiente.

La consideramos una acción desmedida e injustificada, desproporcionada con la magnitud del incidente ocurrido el pasado 23 de octubre: en una batida de jabalíes en el baix Aran, el oso fue detectado por los perros de la batida y lo persiguieron. Este osa, al sentirse amenazada y acorralada, huyó desesperadamente, y al encontrarse al cazador cerca, y debido a la coincidencia fortuita, la osa le produjo heridas, muy leves. Los hechos obedecen a una conducta propia de la reacción de espanto y persecución del animal, y en ningún caso responden a un intento de ataque gratuito ya que el oso, si hubiese atacado al cazador y le hubiese mordido la pierna, tal y como recogen los medios de comunicación, le habría hecho heridas de carácter muy grave. El hecho de que el cazador únicamente tenga una herida en el brazo se debe a que el oso no tenía intención de atacar y hacer daño.

En diciembre del año 1993 la Generalitat, junto al gobierno francés y los gobiernos de Aragón y Navarra, firmaron el convenio LIFE para la reintroducción del oso al Pirineo, el quebrantahuesos y la cabra salvaje. La Generalitat, que en principio no reintrodujo ejemplares de oso, si que se mantuvieron en el LIFE aplicando la inversión de la UE, unos 200 millones de las antiguas pesetas, en medidas de sensibilización ambiental sobre el oso. Finalmente tres osos fueron reintroducidos aplicando la inversión de la UE, unos 200 millones de les antiguas pesetas, en medidas de sensibilización ambiental sobre el oso. Finalmente tres osos fueron reintroducidos entre los años 1996 y 1997.

Otros espacios con osos

A la sierra cantábrica se encuentran en la actualidad unos 150 osos, y durante esta primavera del 2008 se localizaron unas 30 crías, siendo así uno de los mejores períodos reproductores de los últimos años. En esta zona, que tiene la población más importante de osos de la península, no ha habido nunca ningún ataque de gravedad sobre la población.

El oso, especie prioritaria de protección

Este animal siempre había estado presente en nuestros Pirineos, y el último ejemplar desapareció en los años 90. La UE con la intención de reestablecer una especie que el hombre había extinguido, aprobó un programa de reintroducción. Esta especie se encuentra protegida por la Directiva europea de Hábitats 92/43/CEE, que considera el oso una especie prioritaria y exige a los estados miembros la máxima protección sobre esta especie y los lugares donde habita.
La actuación del Consell General d’Aran supone un presunto delito contra el medio ambiente. Atendiendo lo que expresan los capítulos III yi IV del Código Penal, el III referido a los delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente, en concreto el que indica su artículo 330.

Fuente: http://www.sosossospirineu.org/

Grupos en favor de los animales denuncian el sacrificio de diez monos

Aseguran que habían acordado con el Gobierno un plan de reubicación

Tres grupos conservacionistas denunciaron ayer en un comunicado de prensa que el Gobierno de Gibraltar "ha ordenado el sacrificio de diez monos a pesar de varios meses de negociación sobre este asunto".

A este respecto, recordaron que tras la decisión del Ejecutivo de sacrificar 25 ejemplares el pasado mes de abril, "nuestra coalición internacional ha estado trabajando para salvar a estos animales. En mayo encontramos un hogar para los primates condenados y, actualmente, seguíamos analizando con el Gobierno los términos de ese plan de reubicación", puntualizaron.

"El Gobierno nos aseguró que los sacrificios se debían a que no había un lugar para reubicar a estos animales. Encontramos un hogar para ellos y ofrecimos nuestro ayuda para trasladarlos. Sin embargo, ahora somos informados por una fuente solvente de que más de la mitad del grupo ha sido sacrificado. Instamos a la gente a boicotear el turismo para que Gibraltar ponga fin a esta práctica innecesaria", indicó Helen Thirlway, directora en el Reino Unido de la Liga Internacional de Protección del Primate.

Estos grupos conservacionistas habían encontrado en Holanda un centro para reubicar a los monos. Además, habían puesto sobre la mesa del Gobierno de Peter Caruana una propuesta para controlar la población futura y varias técnicas de gestión aconsejadas por primatólogos expertos.

Fuente: http://www.europasur.es/article/gibraltar/267337/grupos/favor/los/animales/denuncian/sacrificio/diez/monos.html
Fecha: 31.10.08

Otra operación con 33 detenidos por robo y tráfico de galgos

Por otro lado, el delegado del Gobierno en la región dio ayer cuenta también de otra operación llevada a cabo la Guardia Civil, la denominada «Harris», relacionada con el robo y tráfico de perros de caza.

Díaz-Cano explicó que la Guardia Civil ha detenido a 33 personas en nueve provincias españolas, acusadas de robar y traficar con perros de caza, principalmente galgos.

En todo el proceso que ha durado esta operación policial, según explicó, se han practicado un total de 45 registros domiciliarios y se han recuperado 188 perros, por los que los detenidos podían obtener hasta 30.000 euros por unidad.

El delegado añadió que, a los arrestados, se les han intervenido también algunas armas de caza, y escopetas de cañones recortados, entre otras, y aseguró que se trataba de un grupo «muy estructurado que obtenía grandes beneficios económicos», derivado del alto valor monetario que los canes podían alcanzar en el mercado negro.

Díaz-Cano quiso precisar que las investigaciones las inició la Guardia Civil de Cuenca.

Fuente: http://www.abc.es/20081101/castilla-la-mancha-castilla-la-mancha/otra-operacion-detenidos-robo-20081101.html
Fecha: 01.11.08

Un gato sobrevive tras haber sido herido por una flecha en la cabeza con una ballesta

Auburn, Alabama.- Un gato herido por una ballesta ha logrado sobrevivir a pesar de que el impacto de la flecha fue directamente a su cabeza. Stewie, que así se llama el minino, regresó a su casa después de haber estado paseando por el parque, tan sólo con heridas leves pero con la flecha todavía en su cabeza.

Inmediatamente fue trasladado a la Facultad de Veterinaria donde se le extrajo la flecha en tan sólo "dos segundos" tal y como aseguraron los veterinarios que atendieron a Stewie.

Tras la intervención los veterinarios aseguraron que el gato podría haber perdido la vista y tener graves consecuencias en su cerebro ya que la flecha estaba "muy mal posicionada". Tras la extracción de la flecha los veterinarios diagnosticaron que tan sólo sufrió una rotura del tímpano y era posible que perdiera parte de su audición.

Uno de los veterinarios que le atendió aseguró haber "visto heridas de disparo, pero nunca nada como esto".

Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/424944/0/gato/flecha/cabeza/
Fecha: 31.10.08

Una gaviota acude a diario a un hotel de Oleiros a tomar tortilla

Ana María Pereiro, sirviendo su tapa de tortilla a la gaviota

El ave rechaza cualquier otra tapa, prefiere la española a la francesa, y si no le sirven le tira del pantalón a la camarera

El Santa Cristina es un pequeño hotel familiar ubicado en la localidad del mismo nombre, en el municipio de Oleiros. Desde hace un tiempo tiene una clienta muy especial: una gaviota. El ave no busca alojamiento, solo pasa a tomarse una tapa cada día a partir de las once de la mañana. Con el cambio de hora ha adelantado la cita y estos días está llegando a eso de las diez.

Por la tarde vuelve y, una vez engullida la correspondiente ración, levanta el vuelo y desaparece de nuevo. Es una clienta de costumbres fijas, porque solo acepta tortilla, «y si es del día anterior hay que calentársela en el microondas y echarle un poco de aceite para que esté más jugosa», explica Ana María Pereiro, hija de los dueños del hotel y la persona a la que la gaviota le reclama su tapa, en caso de que se retrase, agarrándola del pantalón. Ella es la única con la que tiene la suficiente confianza como para comer en su mano; con los demás empleados todavía le falta un poco.

En alguna ocasión, han intentado variar el menú, «algún día que a lo mejor no había tortilla», con otros alimentos, como cruasanes, magdalenas y otras viandas, «pero nada, ni los prueba: quiere tortilla y si es española mejor que la francesa», explica entre risas Ana María.

La historia comenzó en el mes de marzo del año pasado, cuando la gaviota apareció con una pata rota por la terraza del hotel, situada frente la ría, y le dieron alimento. Después avisaron al Centro de Recuperación de Fauna Salvaje de Oleiros para que la recogieran y trataran de curarla. «Vinieron con unas redes para cogerla, pero se asustó al verlas y salió volando», explica la camarera. Especialistas de dicho centro les explicaron que si era una pata lo más probable es que se fuera curando sola, cosa que ocurrió con el paso del tiempo.

Desde entonces, la gaviota solo ha faltado a la cita en una ocasión (el hotel está abierto todos los días del año), causando la consiguiente extrañeza. «Al día siguiente vino acompañada de otra gaviota, pero fue la única vez que vino acompañada: siempre ha venido sola», explica Ana María.

Este verano, la presencia de la gaviota moviéndose entre las mesas de la terraza ha sido el asombro de un buen número de visitantes; alguno de ellos, en concreto la dueña de un bolso que parecía de leopardo, no le hizo gracia, ya que el ave le propinó numerosos picotazos: «No sé qué le vio o qué le pareció que era», explica Ana María. En otra ocasión se defendió, abriendo amenazante las alas, de un pequeño que la perseguía, pero el comportamiento hasta el momento ha sido totalmente pacífico. En ocasiones, incluso entra en el bar del hotel, «y tienes que tener cuidado porque la tienes detrás y la puedes pisar», relata Ana María

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es/galicia/2008/10/31/0003_7272511.htm
Fecha: 31.10.08

Aumenta el abandono de animales en Los Ángeles


El mejor amigo del hombre no parece serlo tanto cuando la economía aprieta. Al contrario, puede llegar a verse hasta como un estorbo para el bolsillo. Mascotas que un día llegaron a casas para dar compañía a sus dueños o para jugar con los hijos están llegando, con cada vez mayor frecuencia, a los albergues de animales.

En lo que va de año, los seis refugios que administra el Departamento de Servicio de Animales de Los Ángeles experimentaron un aumento del 25% en el número de animales, principalmente perros, que reciben porque sus dueños ya no pueden hacerse cargo de ellos. Son cinco mil animales más que en cualquier otro año.

"Las razones de esto están vinculadas a cualquier problema de la casa, sea la crisis económica o una ejecución hipotecaria", dijo a La Opinión Ed Boks, gerente general del Departamento de Servicio de Animales de Los Ángeles.

La buena noticia, añade Boks, es que "afortunadamente las cifras de adopciones nunca han sido tan altas porque la gente es consciente de la situación por la que pasan [los animales] y los están adoptando".

Los albergues de Los Ángeles dan en adopción alrededor de 25 mil animales al año, la mayor cifra, según Boks, de animales adoptados en todo el mundo.

Recientemente, un residente dejó un perro a las puertas de un albergue que la Sociedad Humana tiene en Pasadena, atado a un poste y con un mensaje, alegando que no podía mantener ni a sus hijos ni a su mascota.

Sin embargo, ese es precisamente el "ultimo lugar que las personas tienen que considerar" a la hora de enfrentar la carga económica de un animal, según Boks.

"Al igual que ante una situación de emergencia como puede ser un terremoto, las personas tienen que tener un plan para hacer frente a una situación económica difícil, en la que incluyan a sus mascotas", dijo el gerente. "Deberían preguntar a otros familiares o amigos si por el momento se pueden hacer cargo, mientras se recupera la situación, o saber si alguien está interesado en tener esa mascota".

Entre tanto, algunos centros y organizaciones a favor del trato humano a los animales, que también están experimentando una masiva llegada de mascotas, no saben qué más hacer para dar albergue a todos. "Desde que empezó la crisis estamos recibiendo cien animales más por mes de lo habitual y nos estamos quedando sin espacio", dijo Mark Cirillo, portavoz de la Sociedad para la Prevención de la Crueldad de Animales en Los Ángeles (SPCALA)

Eso, en parte se debe a que cuando la gente pierde su casa y debe rentar un apartamento las reglas del lugar no permiten en muchos de ellos tener mascotas en la vivienda.

Fuente: http://www.impre.com/laopinion/noticias/la-california/2008/10/31/aumenta-el-abandono-de-animale-90347-2.html
Fecha: 31.10.08

Las increíbles formas del tráfico de animales

Enrollarse una serpiente alrededor del cuerpo o dopar a pequeños monos para que no alerten con su alboroto son algunos de las increíbles formas que tienen los traficantes de animales para intentar sacar de Perú a las especies protegidas.

El tráfico ilegal de flora y fauna en el aeropuerto internacional de Lima es un problema menos visible que el de estupefacientes, pero existe una división —el Instituto Nacional de Recursos Naturales (Inrena)— encargado de combatirlo.

Sólo a lo largo de este año, los representantes de este organismo estatal se han incautado de unas 400 especies vivas y miles de ejemplares disecados, según declaró a EFE, Betty Alvarez, administradora técnica forestal y de fauna silvestre de Inrena.

Entre las incautaciones en el aeropuerto estuvieron, este mes, unas 2,000 mariposas disecadas, que iban a ser enviadas a Brasil, mientras que el mes anterior se detectaron otras 5.856 mariposas que tenían por destino la República Checa.

En esta caja de sorpresas aparecen también especímenes vivos como los escarabajos con tenazas y con cuernos.

Fuente: http://laestrella.com.pa/mensual/2008/11/01/contenido/22517.asp
Fecha: 01.11.08