domingo, 9 de noviembre de 2008

Un bombero salva a un gato con respiración boca a boca

Esta es una noticia un poco antigua, del 11 de septiembre, pero ¡no os perdáis el vídeo! Fijaros con qué delicadeza y ternura el bombero Al Machado acaricia al gato y cómo lo mira, es pura bondad. Sólo tengo agradecimientos para este bombero y todos los que son cómo él, por no abandonar y por luchar por la vida de este pequeño ser.



New Bedford, Massachusetts, EE. UU. (AP) - Un minino afortunado debe una de sus siete vidas a un bombero que lo salvó dándole respiración boca a boca.

Al Machado rescató al gato de un edificio en llamas el martes y le contó a The Standard Times de New Bedford que advirtió inmediatamente que le faltaba el aire. Machado trató de resucitar al animal mientras lo sacaba del edificio.

Una videograbación en el lugar del hecho muestra a Machado de cuclillas, practicando la respiración boca a boca sobre el animal. El gato de angora revivió y poco después descansaba cómodamente.

Nadie resultó herido en el siniestro. Un hombre y una mujer cuyo último domicilio conocido era el edificio que ardió fueron arrestados y acusados de haber iniciado el incendio, dijeron las autoridades.

Otros dos gatos murieron en el departamento del segundo piso, pero dos perros fueron salvados con la ayuda de tanques de oxígeno que llevaron los paramédicos y el personal de rescate de animales. Otras mascotas en los otros dos pisos _incluyendo un hurón y algunas ranas en el primer piso_ se salvaron.

http://espanol.news.yahoo.com/s/ap/080911/eeuu/amn_gen_gatito_resucitado

Protestas en Ecuador contra las corridas de toros


Las autoridades impidieron la entrada de menores de edad al evento que, además, tuvo un herido

Guayaquil, Ecuador.- Cerca de 200 personas se agruparon desde tempranas horas en los exteriores del coliseo Voltaire Paladines Polo para protestar en contra de las corridas de toros.

Los manifestantes trataron, en primera instancia, de ubicarse en el parterre central de la avenida de las Américas, pero delegados de la Policía Metropolitana les pidieron el permiso para instalar carpas en esta área que “de cierta forma se tornaba peligrosa para su integridad”.

Ana Poveda, quien dirigía al grupo de protestantes, les respondió que no los podían sacar solo “por escribir en una cartulina”, tras asegurar que no armarían carpas. Además, solicitó una explicación de qué parte de la ley les impide agruparse libremente, aclarando que la Constitución permite la agrupación o asociación a todos los ciudadanos.

Ante el alegato, los delegados municipales optaron por retirarse del lugar, mientras los agrupados acogieron la recomendación y se trasladaron hasta la puerta de ingreso directo al coliseo. En las rejas colgaron carteles y tres de sus integrantes se encadenaron en señal de protesta a los actos crueles en contra de los animales y colocaron un cartel sobre sus cabezas que mencionaba que el artículo 66, inciso 6, los amparaba.

Las demás cartulinas rezaban frases como “Porque ellos también sienten”, “Si pudiera hablar, te pediría que no me mates”, “Vida y Paz”, entre otros llamados de atención que fueron acogidos por algunos de los conductores que tocaron sus bocinas apoyando la causa de los antitaurinos.

Lo cierto es que protestar sí resultó peligroso para David Rendón, director de la agrupación de defensa de los animales Animal Naturalis, quien resultó herido, luego de que los cuidadores de caballos que participaban en la corrida lo golpearan cuando intentaba fotografiar el evento. Esto ocurrió a las 18:00, cuando, fuera del coliseo, los gritos de ¡Asesinos! ¡Asesinos! no cesaban.

Luis Medina, miembro del grupo, expresó que el reclamo intenta que los organizadores, auspiciantes y el público que asiste a observar la corrida comprendan que estos actos incentivan la violencia y la tortura a un animal que no los ha afectado en nada.

Asimismo, elementos de la Policía Nacional desde cerca del medio día resguardaron las inmediaciones del coliseo. La orden de los uniformados era no reaccionar mientras la manifestación sea pacífica.

Previo al inicio de la corrida, a las 16:40, integrantes de Animal Naturalis hicieron la caracterización llamada “Ponte en la piel del toro”, en la que simularon el proceso tortuoso por el que pasa el toro durante y después de la presentación. Si el bovino no muere de contado, agoniza lentamente.

Desde las 17:00, el intendente de Policía, Julio César Quiñónez, junto a un comisario, representantes de la Dinapen, Consejo de la Niñez y veedurías ciudadanas, desarrollaron un operativo para impedir el ingreso de menores.

A las 17:30 se abrieron las puertas del coliseo. En la fila, dos personas debieron retirarse por llevar niños. Uno de ellos fue Fabricio Bejarano, quien, además, no tenía documentos de identificación. Dentro del coliseo, Quiñónez se encontró con dos pequeños, hijos del conserje del lugar. Enseguida dio la orden de que fueran retirados. Esta es la tercera ocasión consecutiva que se efectúa una corrida de toros en el mismo lugar. El organizador es el torero guayaquileño Guillermo Albán.

María Janeth Avendaño, mavendano@telegrafo.com.ec

Fuente: http://www.telegrafo.com.ec/actualidad/noticia/archive/actualidad/2008/11/09/Protestas-contra-las-corridas-de-toros.aspx
Fecha: 09.11.08

¿Qué perro escogerán los Obama?

Barack Obama y su hija Malia

Washington (Reuters).- Muchos estadounidenses esperan conocer las opiniones del presidente electo Barack Obama sobre la crisis financiera y política exterior, pero parecen estar más ansiosos por saber qué raza de perro elegirá para sus hijas.

La familia Obama ha sido presa de especulaciones sobre que escogerán un perro.

En su discurso de victoria la noche del martes en Chicago, Obama dijo a sus hijas Malia, de 10 años, y Sasha, de 7, "las amo más de lo que pueden imaginar. Y se ganaron un nuevo cachorro".

El viernes, en la primera conferencia de prensa de Obama como presidente electo, la séptima pregunta fue qué tipo de perro elegiría para su familia.

"Respecto al perro, es un gran tema. Creo que ha creado más interés en nuestro sitio en internet que cualquier otra cosa", dijo Obama. "Tenemos dos criterios que deben reconciliarse. Uno es que Malia es alérgica, así que debe ser hipoalergénico. Hay varias razas que son hipoalergénicas", agregó.

"Preferiríamos escoger un perro de un refugio, pero, obviamente, muchos de esos perros son cruces, como yo", bromeó. "Así que el poder equilibrar esas dos cosas, creo, será un tema urgente en la casa Obama", concluyó.

http://lta.reuters.com/article/topNews/idLTASIE4A700M20081108
Fecha: 08.11.08

El Ayuntamiento de Mieres encargará un informe para conocer la situación de la perrera

Gustavo Lorenzo defiende el buen trabajo que realiza la Protectora

El alcalde de Mieres anunció ayer que el Ayuntamiento encargará un informe para conocer la situación exacta de las instalaciones de la Protectora y actuar en consecuencia. Las declaraciones del regidor son la respuesta a la denuncia interpuesta por tres jóvenes de la comarca contra la Sociedad Protectora de Animales de Mieres por las malas condiciones sanitarias que apreciaron durante varias visitas a las dependencias y el estado de abandono que tenían los perros al cargo de la Sociedad. La perrera de Mieres no es una entidad municipal, pero la Sociedad Protectora de Animales tiene un convenio con el gobierno local y las dependencias en las que se ubica la perrera pertenecen al municipio.

El responsable de la perrera, Gustavo Lorenzo defiende su posición al frente de la Sociedad, y declaró, tras hacerse pública la denuncia, que el perro que aparece mordido en las patas en una de las fotos que las jóvenes presentaron como pruebas, «tenía mordeduras porque se había peleado con otro, pero enseguida lo llevé al veterinario». Esta versión es completamente distinta a la presentada por las demandantes ante la Benemérita, ya que según consta en la denuncia, las jóvenes «insistieron» a Lorenzo para que éste llevara al can a una clínica veterinaria. Lucía Camino, Rosa María Mulas y Alexia Campos, denunciaron a la Protectora la semana pasada porque «aunque no tenemos nada personal en contra de nadie, creemos que era necesario para los animales»

Fuente: http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008110900_39_694372__Caudal-Ayuntamiento-encargara-informe-para-conocer-situacion-perrera
Fecha: 09.11.08

Proyecto de recuperación de tortugas marinas en Almería

La Consejería de Agricultura y Pesca, junto con el Programa de Recuperación de la Fauna Marina en Almería (Promar), colaboran en un proyecto destinado a la recuperación de tortugas marinas procedentes de capturas accidentales como consecuencia de la pesca profesional en aguas de la provincia de Almería.

Según informó la Junta en un comunicado, esta iniciativa se enmarca dentro de los objetivos de la consejería del ramo orientados a compaginar la protección del medio ambiente y la actividad pesquera.

El proyecto de recuperación, que tiene una duración de 12 meses, comenzó el pasado 1 de noviembre y está financiado por el Gobierno andaluz y el Fondo Europeo de la Pesca, con un presupuesto total de 13.500 euros. Su principal objetivo es la concienciación y sensibilización del sector pesquero en materia de conservación de cetáceos y tortugas marinas.

Para ello, se está desarrollando este programa de recogida y atención a los ejemplares que hayan caído en artes de pesca, por un lado y, por otro, se establece también la colaboración con los pescadores para facilitarles la recuperación de estos animales de sus artes de pesca, minimizando los inconvenientes que les suponen estas capturas accidentales.

Con este fin se impartirán distintos cursos de formación al sector pesquero, coincidiendo con las paradas biológicas de las distintas flotas, además de difundir la información necesaria mediante visitas a puertos, asociaciones pesqueras y cofradías de pescadores. Se incidirá en el uso de utensilios como la pértiga para capturas accidentales de tortugas marinas, dotando a cada embarcación de palangre con un equipo mínimo para realizar esta tarea.

Fuente: http://www.europapress.es/andalucia/sevilla-00357/noticia-junta-pone-marcha-proyecto-recuperacion-tortugas-marinas-20081108133508.html
Fecha: 08.11.08

La curiosa historia de John Atkinson, el fotógrafo "volador" de las ballenas francas


Es canadiense y escritor, pero desde hace dos décadas viene a instalarse periódicamente en la Península de Valdés para volar y fotografiar la maravillosa fauna marítima de la región. "Para mí, este lugar es intenso y único", dice.

Reportaje de Alba Piotto

John Atkinson es un personaje conocido en Puerto Pirámides, lugar de privilegio en la Península Valdés, reino de las ballenas francas australes que cada año migran a ese punto de la geografía patagónica. Y John conoce como nadie esta lengua de tierra que entra en el mar y se redondea en forma de golfos. Desde hace dos décadas, cuando llega esa migración de gigantes, John se instala en la zona para realizar una tarea que tiene mucho de arriesgada aventura y de privilegiado encanto.

Se podría decir que John es el fotógrafo de las ballenas francas. Sólo que, a diferencia de otros que suelen tomar imágenes desde embarcaciones, él lo hace desde el aire. Lleva cientos de horas de vuelo y miles de fotos hechas desde lo alto que permiten observar esa descomunal fauna moviéndose en el mar, y también, la singular seducción de los caprichosos contornos de la península.

Lo curioso es que John Atkinson no es fotógrafo profesional ni ejerce ese oficio fuera de este lugar. En Canadá -donde nació, vive y trabaja- se dedica a las letras: es escritor de libros infantiles que, según cuenta él mismo, suelen inspirarse en el singular paisaje patagónico, atravesado por el viento.

De 52 años, resalta por su cabellera intensamente blanca y su cara enrojecida, y su derroche de amistad. Hasta podríamos cederle cariñosamente el apodo de "Che" sin que esto tenga ninguna connotación ideológica. Es que John, en su esfuerzo por hablar un remizado castellano, siempre agrega un "che" bien acentuado a cada frase: "Okay, che", "'Todo bien, che?", "'Cómo estás vos, che?". O bien, se despide en sus mails con "Un beso, che".

En el bar de la hostería The Paradise, el canadiense cuenta cómo nació su pasión por este parte del mundo, mientras recorría la Patagonia en un viaje que tuvo mucho de iniciático. Se había graduado en la Universidad de Ontario, tenía un buen puesto en una compañía internacional, pero dejó la oficina para largarse a navegar por las Bahamas. Desde el Caribe, puso proa al sur, y los vientos lo fueron llevando cada vez más al sur. Fascinado con los lugares que había visto, decidió regreasar para sumergirse en la Patagonia. Era 1987 cuando llegó a Puerto Pirámides. Y a través de un amigo en común, conoció a otro "gringo" que llevaba un tiempo instalado en el lugar. Era Roger Payne, fundador y presidente del Whale Conservation Institute/Ocean Alliance. Los días de John cambiarían para siempre.

Payne es un conservacionista que introdujo y rediseñó técnicas de estudio no letales en ballenas francas, que incluyen la fotoidentificación de los individuos. Payne había llegado en los años 70 junto a su familia y vivía, cuando conoció a John, en un rincón del Golfo San José, recodo fascinante de la Península Valdés. Allí, había montado un austero observatorio en una estación construida precariamente en el Campamento 39 -que pertenece a la Armada Argentina- y que todavía hoy es usada por el Instituto de Conservación de Ballenas (ICB) de Argentina.

John y Payne se hicieron amigos. John regresó al año siguiente; y al otro; y al otro. Hasta que en 1991, en los preparativos de un avistaje aéreo de ballenas, Payne le dejó la posta: "Tomá la cámara y sacá las fotos". Fue su debut y el comienzo de una pasión que tienen 20 años de historia ininterrumpida como fotógrafo de ballenas.

Para eso -cuenta el canadiense- tiene un equipo especial de superviviencia. La tarea no es fácil de hacer. Y la realiza a borde de la aeronave Porter Pilatus, que se usa a través de un convenio entre el ICB y la Armada Argentina. John saca las fotos con la puerta del avión abierta, prácticamente con el cuerpo fuera de la cabina, sujetado con correas y arneses especiales. Así, toma imágenes de la población de ballenas francas alrededor de la Península Valdés, a unos 300 metros de altura y otros tantos kilómetros de velocidad.

Entre sus fotos abundan las ballenas junto a sus crías que suelen nacer en esta región considerada como una de las zonas ecológicamente más diversas del planeta, y que en 1999, la UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad. Oficialmente, la península es un Area Natural Protegida.

'Por qué es importante el trabajo de John? Porque sus fotografías permiten que los científicos del ICB -mediante una técnica especial de identificación computarizada- hay un registro con más de 2000 ballenas individualizadas. Alguno de estos animales ya tiene árbol familiar propio.

La tarea de John cada temporada le lleva un total de 12 horas de vuelos y unas 5000 fotos tomadas desde el aire. "Para mí, este lugar es intenso y único. Es un honor venir desde Canadá donde vivo, que es otro mundo, totalmente distinto, a este paraíso", define.

Y no sólo de ballenas se trata. El archivo fotográfico de John cuenta con una variada fauna marina: orcas, pingüinos, delfines, elefantes marinos. "Yo, que además veo todo desde arriba, puedo decir que es una visión extraordinaria. Y siempre que tengo este privilegio pienso en los primeros habitantes de este lugar, en que esta tierra tiene muchos espíritus; muchas cosas interesantes en su interior, que todavía hay que descubrir".

Cuando termina la temporada, John vuelve a Toronto. Allí vive con su pareja, una argentina. "A Pirámides ya vinieron mis padres, mis hermanos y mis amigos", sonríe el canadiense, que también participó de documentales sobre ballenas que produjo Discovery Channel y realizó varias expediciones alrededor del mundo.

"Corriendo con el viento", "Bosque encantado", "Bienvenidos al paraiso", "MI amigo para siempre", "Hay una elefante en mi ventana", son algunos de los títulos de la colección de relatos infantiles que escribió (www.fotu.com). Además, tiene escritas novelas para adultos que buscan editor. Para una de esas historias, vivió seis semanas con una familia cubana en La Habana; y para otra, pasó una semana como homeless en las calles de Nueva York.

Pero John se anima a los poemas y no se amedrenta con el español. "Una noche de 1995 -cuenta entusiasmado- estaba en el Café Tortoni y había un homenaje a Alfonsina Storni. Y ahí, le escribí un poema". Algunos de los versos dicen:
"'Hay una linda calle sobre la mar
para tu viaje desde este mundo,
una calle con la luz perfecta,
la luz de la luna llena?
Háblame a mí, mi amor,
en tu último momento,
cuando pasaste desde este mundo
sobre la calle del mar.
Hay una linda calle,
la calle de la luna llena,
la luna llena con sus lágrimas,
las lágrimas de los corazones rotos de este mundo".

Quizás, algún día, edite un libro con las fotos que atesora de la Península Valdés. Acaba de regresar a su hogar, en Canadá, bien al Norte. Cuando se despidió, dijo: "Hasta el año que viene, che".

Fuente: http://www.clarin.com/diario/2008/10/17/um/m-01782765.htm
Fecha: 17.10.08