domingo, 25 de enero de 2009

Barack Obama, en apoyo de los derechos de los animales


Vivimos unos días de expectación sobre el cambio de rumbo que ha supuesto el cambio político en Estados Unidos con la elección del Presidente Barack Obama. Es de sobra conocido el debate que se ha generado sobre el perro que deben escoger los Obama, que ya casi se ha convertido en una cuestión de Estado. En la página de la Fundación Altarriba, he leído esta traducción de un artículo sobre el punto de vista del Presidente Obama en cuanto a los derechos de los animales y su protección, lo que da un rayito de esperanza a que la situación de los animales en ese país mejore en un futuro próximo.

"Durante un mitin en Henderson (Nevada) el demócrata Barack Obama afirmó que no sería sólo un presidente para los americanos, sino también para los animales. “¿Y qué pasa con los derechos de los animales?”, le preguntó una mujer durante su aparición en Las Vegas, después de que hablara sobre temas humanos, como la guerra, la sanidad y la economía. Obama contestó que los derechos animales le preocupan, y “no sólo porque yo tenga una hija de 9 años y otra de 6 que quieren un perro”. Dijo que como senador había apoyado una ley estatal para prohibir en Illinois el sacrificio de caballos, y que en reiteradas ocasiones había recibido el respaldo de la Humane Society of the United States.

“Creo que la manera que tenemos de tratar a los animales refleja la manera que tenemos de tratarnos unos a otros”, dijo. “Y es de gran importancia que un presidente de nuestro país sea consciente de la crueldad que sufren los animales”.

El entonces senador Barack Obama además respaldaba casi todas las proposiciones de ley en materia de protección animal que estaban en trámite el Congreso, y afirmaba que trabajaría con los departamentos ejecutivos, como el Departamento de Agricultura, para que se implantaran políticas más humanitarias. Ha escrito y hablado sobre el papel importante que tienen los animales en nuestras vidas, como compañeros en los hogares o como fauna salvaje en su propio entorno, y también al servicio del hombre con las fuerzas de seguridad o con discapacitados.

También se ha referido a esa fina línea que separa el maltrato animal de la violencia en el seno de la propia sociedad: “He votado con insistencia a favor de endurecer las penas por maltrato y violencia contra los animales y, esto es importante, para que se exija una valoración psicológica, como parte de la pena impuesta, a quienes se comportan de esa forma, sobre todo en los casos de violencia doméstica, porque debemos ser conscientes de esa relación y trabajar sabiéndolo. Las penas duras son importantes y yo las respaldo, pero hay que ser conscientes de que la encarcelación por sí sola no resuelve todos los problemas. Como presidente, me seguiré asegurando de que se afronte la crueldad con los animales como el hecho grave que es, y porque además presenta una evidente conexión con otras formas de violencia.”

Durante los ocho años que ha sido Senador por Illinois, ha votado a favor de al menos doce leyes de protección animal, incluyendo leyes estatales:

- Autorizar la creación de entidades que ofrezcan a los animales de compañía cuidados de por vida.
- Incrementar las penas por crueldad contra los animales
- Exigir pruebas psiquiátricas a quienes abusan de los animales
- Exigir a los veterinarios que informen sobre posibles actos de crueldad o sobre peleas de animales
- Prohibir el sacrificio de caballos para el consumo humano (un hecho destacable porque Illinois es, junto con Texas, el único Estado con mataderos activos de caballos).
- Crear restricciones adicionales para dificultar las actividades de las “fábricas” de perros.

Obama votó en 2005 a favor de eliminar las subvenciones para el sacrificio de caballos, y fue uno de los promotores de una nueva ley para prohibir dicho sacrificio y la exportación de caballos para el consumo humano. También inició acciones legislativas para endurecer las penas por peleas de perros y de gallos, para prohibir la tenencia de perros de pelea y para ser espectador de dicha actividad. Con su firma, solicitó más fondos para aplicar la Ley de Bienestar Animal, la Ley de Sacrificio Humanitario y la ley federal de peleas de animales; también escribió personalmente al Zoo Nacional manifestando su preocupación por las condiciones del elefante Toni. Se ha unido a la lucha contra las “fábricas” de perros y aparece en el libro de Jana Kohl sobre su perro Baby, que sobrevivió una década en un criadero de ese tipo.

Y Obama ha dicho que “para dejar que me presentara a Presidente, mis hijas Malia y Sasha nos han hecho prometer a Michelle y a mí que, tanto si gano como si pierdo, después tendríamos un perro. Así que siguen la campaña con gran interés, en la espera de que se acabe y podamos ir a buscarlo”.

El 22 de septiembre de 2008 la HSUS hizo público su respaldo a la candidatura de Barack Obama: “Aunque hemos respaldado a cientos de candidatos al Congreso, tanto Demócratas como republicanos, nunca antes lo habíamos hecho con un candidato a la Presidencia. Tenemos socios de derechas, de izquierdas y de centro, y sabíamos que optar por el candidato de un partido para dirigir el país podría generar controversia. Pero en un momento como este debemos posicionarnos en la carrera política más importante del país. Mantenernos al margen ya no es una opción para nosotros. Anuncio con orgullo que el Consejo de la HSLF ha votado, de forma unánime, para respaldar la candidatura de Barack Obama a la Presidencia de los Estados Unidos. El equipo Obama-Biden es la mejor opción para la protección de los animales, y solicitamos el voto para ellos a los electores, de cualquier afiliación política, que tengan sensibilidad hacia el trato que reciben los animales”. Mike Markarian, Presidente de la Humane Society Legislative Fund."

Fuente: HSUS. Traducción: Fundación Altarriba
http://www.altarriba.org/leyes/politicos-y-politica.htm

No hay comentarios: