sábado, 17 de enero de 2009

La Policía requisa cinco ‘pitbull’ en Almanjáyar en una operación especial contra las peleas de perros

Ha sido a primera hora de la mañana de hoy. Un operativo especial de la Policía Local de Granada llevaba a cabo una operación sorpresa contra las peleas de perros que se producen casi a diario en Almanjáyar.

Los agentes, apoyados por laceros de la concejalía de Salud y Consumo, capturaron cinco perros peligrosos, la mayoría de ellos de la raza ‘pitbull’ que se encontraban junto a grupos de personas en las calles del entorno de Molino Nuevo, en pleno corazón del Polígono.

Canes que, en algún caso, presentaban signos de haber participado en numerosos combates organizados por sus dueños y en los que las apuestas son la tónica general y donde, casi siempre, se produce la muerte de algún perro o quedan gravemente heridos.

Poco después de las ocho y media de la mañana, agentes de la unidad de intervención, apoyados por la Unidad Canina y el equipo municipal de laceros, hacían su aparición en las calles del Polígono.

Dos ‘pitbull’ deambulaban junto a un pequeño grupo de personas que, a causa de la densa niebla y el frío, hacían sus fogatas en plena calle. Los laceros, sin problemas, atrajeron a los canes que, gracias a la pericia de los especialistas, se dejaron cazar e introducir en las jaulas del furgón municipal.

Sin dueño

Entre los vecinos se iniciaba el revuelo e intentos de aproximación a los agentes para evitar la retirada de los perros, pero la presencia de los agentes de intervención les disuadía. Nadie se hacía responsable de los animales.

Más tarde, en otro punto del barrio, los agentes capturaban a otros tres ejemplares sin oposición por parte de los vecinos que se encontraban, en grupos, junto a ellos. Incluso indicaban que tuviesen cuidado con los perros “porque muerden”.

Estas personas, que los utilizan para las peleas, se mantenían atrás y no daban la cara por los animales, que según los laceros, son las verdaderas víctimas de esta práctica considerada moralmente criminal, pero que la normativa sólo castiga con multas de poca monta, alrededor de 300 euros.

La operación se producía después de que la Policía Local haya recibido múltiples denuncias de vecinos de la zona por la profusión de las peleas, e incluso la constatación de que muchos de los perros que desaparecen en la ciudad, son robados por los responsables de las peleas para que sirvan de entrenamiento a los perros peligrosos. Esos perros robados suelen acabar destrozados por las fauces de los grandes perros de pelea.

Los laceros capturan en un año en Granada algo más de 600 animales, en su mayoría perros. En la zona norte de la ciudad las intervenciones realizadas durante el año 2008 fueron algo más de 200.

Más fotos en: http://www.ideal.es/granada/multimedia/fotos/27236.html

Fuente: http://www.ideal.es/granada/20090115/local/granada/policia-requisa-cinco-pitbull-200901151156.html
Fecha: 15.01.09

1 comentario:

Anónimo dijo...

aunque la noticia es repugnante, que alegría da ver que en algunas, más bien pocas, ciudades la policía actúa contra este tipo de delitos. Ya podían tomar ejemplo en Mérida, y empezar a trabajar contra el núcleo de maltrato y peleas del camino viejo de mirandilla!!!