martes, 13 de enero de 2009

Un hombre es juzgado por arrojar por la ventana al gato de su novia

La mujer contó que oyó cómo su pareja subía la persiana y después el maullido de la mascota, que se precipitó desde un noveno piso . El acusado sostiene que se trató de un accidente

La Coruña.- Tirar al gato de su ex pareja por la ventana de un noveno piso es el delito que el Ministerio público le imputa a un hombre para el que pide una pena de tres meses de cárcel y que sea inhabilitado para cualquier profesión relacionada con el cuidado de animales durante tres. Los hechos tuvieron lugar el 16 de octubre de 2006 en un edificio situado en el barrio de Monte Alto.

La mujer acusó al que era su novio de haberla amenazado e insultado en el transcurso de una discusión que comenzó precisamente por la mascota, ya que el acusado tiene asma y no quería que el minino estuviese cerca de él. El hombre fue condenado por el Juzgado de lo Penal número 2 por haberle dado un manotazo en la espalda, una bofetada y haberla agarrado del cuello mientras la amenazaba. Fue precisamente el titular de este juzgado quien tras condenar al procesado ordenó que se le enjuiciase de nuevo por un presunto delito de maltrato animal.

Según contó la mujer en el juicio que ayer se celebró en el Juzgado de lo Penal número 5, estaba en cama llorando porque había discutido con su novio, con el que convivía desde hacía dos años. De repente escuchó el ruido de la persiana y el maullido del animal, lo que la llevó a mirar por la ventana. "Yo no vi al gato, pero su mantita estaba sobre el capó de un coche que estaba aparcado junto a la puerta del edificio", declaró la chica, quien explicó que la mascota había sido un regalo del acusado, que le compró el animal para que no se sintiese tan sola, ya que desde que su madre enfermó pasaba muchas horas en casa cuidándola.

También contó que el hombre le había dicho: "Hoy va el gato y mañana tú y tu madre". Para la fiscal, "no puede existir mayor ensañamiento contra un animal", y por eso pidió que fuese condenado a tres meses de prisión, mientras que el letrado de la defensa pidió para su representado la libre absolución o que sea penado con una multa económica, en vez de una pena privativa de libertad.

Aunque el acusado no se presentó al juicio, el letrado ofreció por él su versión de los hechos, que ya dio cuando fue enjuiciado por los malos tratos a la mujer. Contó que no había tirado al gato a propósito, sino que la caída había sido un accidente que ocurrió cuando el felino le mordió al intentar cogerle para guardarlo en su cesta. Para zafarse de él, dijo, movió las manos con tanta fuerza que el animal salió disparado hacia la ventana, que estaba abierta, lo que provocó que se precipitase al vacío.

Esta versión de los hechos fue contradicha no sólo por el testimonio de la mujer, sino también por el de los dos policías que declararon en la vista oral. El primero de ellos explicó que cuando se dirigían al domicilio vieron un gato que se arrastraba por la calzada, aunque en esos momentos no sabían que el animal estaba relacionado con el aviso que les habían dado. El testigo contó que al llegar al piso la mujer les dijo: "Está loco y ha tirado el gato por la ventana". El segundo agente confirmó que el hombre había reconocido que había tirado al minino por la ventana.

Fuente: http://www.laopinioncoruna.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009011300_2_251243__A-Coruna--Metro-hombre-juzgado-arrojar-ventana-gato-novia
Fecha: 13.10.09

No hay comentarios: