domingo, 18 de enero de 2009

Un pelícano extraviado se instala en Lleida

El sorprendente pelícano, junto a varias cigüeñas en la iglesia de Torres de Segre (Segrià). Foto: MARTEN VAN DIJL

El pelícano más observado y analizado de los últimos años ha recorrido buena parte de Europa, posiblemente desde Grecia o Rumanía, para instalarse en las comarcas del sur de Lleida en compañía de una colonia de cigüeñas. Donde van ellas, va él.

Los pelícanos, aves de plumaje blanco y vistoso pico, son tan raros en la península Ibérica que la presencia del ejemplar ha movilizado a ornitólogos llegados de toda España. "No es la primera vez que se observa un pelícano en Catalunya, pero las citas fidedignas en los últimos décadas son realmente escasas", explica el biólogo Joan Estrada, del Institut Català d'Ornitologia (ICO) y la asociación Egrell. La presencia del animal ha corrido como un reguero de pólvora en los foros de debate dedicados a aves raras. La foto que acompaña esta información, por ejemplo, fue captada por un aficionado holandés.

El ejemplar divagante, que antes fue observado en el parque de los Aiguamolls de l'Empordà y en Banyoles, transita desde hace un par de meses por una zona que incluye el basurero de Montoliu, el Estany d'Ivars y diversos municipios del Pla d'Urgell y el Segrià, como Mollerussa (donde últimamente va a dormir), Lleida (Vallcalent y Santa Teresina) y Torres de Segre (campanario de la iglesia). El ornitólogo Quique Carballal relata que en Montoliu vio el ejemplar acompañado por una colonia de unas 330 cigüeñas. "Estaba como una más --explica--. Se movía con ellas y cuando se elevaban era como buscar a Wally".

SIN DUDAS: ES SALVAJE

El pelícano se encuentra en buen estado y tiene un plumaje impecable, por lo que se descarta que sea un animal escapado de algún parque o centro de naturaleza, afirma Estrada. Se trata de un pelícano vulgar o Pelecanus onocrotalus, especie abundante en el delta del Danubio (Rumanía) y otras regiones de Europa oriental que generalmente migra a África a través de Turquía y Egipto. Posiblemente, prosigue el biólogo, se desorientó, tomó una ruta equivocada hacia el oeste y pronto entró en contacto con una colonia de cigüeñas centroeuropeas --algunas están marcadas con anillas alemanas y suizas-- que acabaron llegando a Catalunya. "No sabemos si se quedará en Lleida en caso de que las cigüeñas se vayan, pero por ahora las acompaña a la hora de comer y descansar". También hay pelícanos en África occidental, pero no llegan a atravesar el Mediterráneo.

LAS ÚLTIMAS CITACIONES

"El pelícano es una rara avis en Catalunya --insiste el naturalista Sergi García, de la asociación Galanthus--. En El Prat de Llobregat se vio uno en 1993, otro en el Pallars en 1997 y un tercero en el 2003, aunque era un individuo con una anilla del zoológico de Madrid que se había escapado". Según los registros de Egrell, la última cita en las cercanías de Lleida capital data de 1991. También se han visto ejemplares ocasionales en Cádiz y Asturias, entre otros lugares.

Aunque los pelícanos se alimentan fundamentalmente de peces, el ejemplar de Lleida ha demostrado una gran capacidad de adaptación. "Pese a su pico, muy especializado en pesca, es un animal con una gran versatilidad", dice Estrada. Por ejemplo, ha sido visto en varias ocasiones removiendo las basuras en el vertedero de Montoliu. En cambio, al Estany d'Ivars solo va a descansar.

Fuente: http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=579111&idseccio_PK=1021&h=
Fecha: 17.01.09

No hay comentarios: